LV7 RADIO TUCUMAN

De la mano de Pichetto, el puntano y el rionegrino apoyan a Macri para las próximas elecciones.

De la mano de su candidato a vicepresidente, el senador justicialista Miguel Angel Pichetto, la alianza oficialista Juntos por el Cambio logró sumar hoy a dos nuevos aliados: el senador nacional por San Luis Adolfo Rodríguez Saá y el saliente gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck.

El primer paso quedó testimoniado con una foto oficial que distribuyó la Casa Rosada del presidente y candidato a la reeleción Mauricio Macri, Pichetto y Rodríguez Saá reunidos por la mañana en el despacho del jefe de Estado en actitud relajada.

Mientas que del segundo dio cuenta una reunión en un acto público por la parte en Viedma de Pichetto; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y Weretilneck, candidato en las Paso del 11 de agosto próximo a senador nacional por Juntos Somos Río Negro, quien hasta este día se había manifestado neutral en cuanto a la elección presidencial.

La presencia del cinco veces gobernador de San Luis y presidente durante seis días durante la crisis de 2001 es otra movida de Pichetto desde que fue designado candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, quien se propuso acercar a dirigentes justicialistas a Macri y mostrar de paso que no sería tal la unidad del peronismo en el Frente de Todos que postula a Alberto y a Cristian Fernández.

Durante los últimos días, Pichetto habló con el presidente de la Cámara de Diputados, distanciado de la mesa chica de decisiones del macrismo, también en procura de sumar peronistas. El primer paso en ese sentido lo dio ni bien fue designado compañero de fórmula de Macri, cuando acercó a su posición en el Senado al correntino Carlos Espínola, el sanjuanino Roberto Basualdo, la neuquina Lucila Crexell y el salteño Juan Carlos Romero. Rodríguez Saá es un monobloque en el Senado desde que su coprovinciana María Eugenia Catalfano se distanció de él para alinearse con el reelecto gobernador puntano, su hermano Alberto Rodríguez Saá, con quien está enfrentado.

En las elecciones provinciales de San Luis del 16 de junio pasado, Adolfo quedó tercero, detrás del macrista Claudio Poggi y del vencedor Alberto Rodríguez Saá, cuya fuerza integra el Frente de Todos y personalmente forma parte de la Mesa de Acción Política del PJ nacional que preside el sanjuanino José Luis Gioja.

Fuentes de la Rosada especularon ayer con que la expectativa en la primera vuelta del 27 de octubre es superar a Alberto a partir de la suma de los votos que tuvieron Adolfo y Poggi, que tuvieron 22,03 y 34,54 por ciento de los votos en la provincial. También a partir de que en 2015 San Luis fue la tercera provincia en la que Macri hizo la mejor elección detrás de Córdoba y CABA.

Adolfo, con mandato de senador hasta 2023, tuvo una posición contradictoria en su relación con el gobierno de Cambiemos: mantuvo diálogo al inicio, pero luego lo enfrentó por la deuda de la Nación con San Luis que la provincia llevó a la Corte Suprema de Justicia.

Respecto del gobernador rionegrino, el pase quedó sellado con las presencias de Pichetto y Frigerio en la capital provincial durante un acto. “Necesitamos un escenario de diálogo inteligente, por supuesto cada uno parado desde el lugar que defiende, pero hay que tratar de encontrar consensos para las grandes reformas estructurales que el país necesita», dijo el candidato a vice.

La Voz