LV7 RADIO TUCUMAN

El mortal hecho de sangre se registró alrededor de la 01:00 horas del miércoles, en inmediaciones de las calles Marco Avellaneda y Santiago del Estero, a metros de las vías del ferrocarril. La víctima sufrió dos puntazos en el pecho. Por el momento no fue identificada, tendría unos 30 años.

Dos hermanos de apellido Quiroga, de 32 y 36 años, fueron aprehendidos por el mortal ataque. El caso es investigado por la Fiscalía en Homicidios II, a cargo de la doctora Adriana Giannoni. Se cree que previo al crimen, se desató una feroz pelea a golpes de puño entre los agresores y la víctima. Las lesiones que presentaban reforzarían esas sospechas.

Desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) se informó que el doctor Alejandro López Islas, junto a personal de la Fiscalía Especializada en Homicidios II, se desplazó hasta la escena, para supervisar las tareas realizadas por los investigadores judiciales y policiales.

Paralelamente, se dio intervención al Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) para la realización de las pericias en Criminalística, Forenses y de Laboratorio. Desde la Policía, personal de la División Homicidios tomó intervención en el suceso.

Sobre el caso, los investigadores manejan varias hipótesis, las principales son: una disputa por el territorio de los “cuida-coches”; una pelea mientras los hermanos estaban junto a la víctima, compartiendo algún tipo de situación, o bien un robo. Voceros judiciales señalaron que los atacantes habrían estado bajo los efectos de alguna bebida alcohólica.

Los hermanos serán presentados ante la fiscalía a cargo de la investigación. Una vez cumplido ese trámite, se definirá su situación procesal. Se solicitaría que fueran imputados por el delito de homicidio simple.

Los hechos

Las fuentes judiciales informaron que la víctima presentaba dos heridas de arma blanca. En la escena, registrada a pocos metros de las vías del ferrocarril, fue encontrado un cuchillo tipo sierrita. Un testigo de identidad reservada habría manifestado que uno de los hermanos sospechados del homicidio, arrojó ese elemento al advertir la llegada de los Motoristas del 911. Sobre ese secuestro se practicará un hisopado para efectuar posibles comparaciones.
Un testigo que observó la escena, se comunicó con la Policía para informar que estaban agrediendo a una persona. Cuando los uniformados llegaron, atraparon a los sospechosos.

El hallazgo

El cuerpo de la víctima estaba tirado en la vereda, sobre la acera sur. Según se pudo establecer, el fallecido permanece como NN.
Se tomaron muestras de huellas digitales para intentar identificarlo mediante el sistema conocido como Sibios (Sistema Federal de Identificación Biométrica para la Seguridad), una base de datos centralizada que almacena en un único lugar todos los recursos necesarios para la identificación de una persona, basados en los registros digitalizados de las huellas dactilares y las fotografías de los ciudadanos, al cual tiene acceso el Ministerio Público Fiscal.

En la escena se encontraron entre las pertenencias de la víctima: bolsas de residuos, un celular, una jeringa y una ampolla de Nubaina, un narcótico que calma el dolor y tiene efectos similares a la morfina. Su cuerpo fue trasladado hasta la Morgue del Poder Judicial, donde el personal del Cuerpo Médico Forense (CMF) practicará la autopsia.