Al participar de una actividad de CAME, la líder de la Coalición Cívica y aliada de Cambiemos, Elisa Carrió, aseguró que el Gobierno no se irá en “helicóptero” y advirtió que a ella la tendrán que “sacar muerta de la Casa Rodada”, al igual que al presidente Mauricio Macri.

“Me van a sacar muerta de la Casa Rosada, porque viva no salgo, y Macri tampoco”, resaltó la diputada nacional.

“Le digo a los militantes golpistas que no hay helicóptero, acá nos sacan como en la Casa de la Moneda en Chile, me van a sacar muerta de la Casa Rosada, porque viva no salgo, y Macri tampoco”, enfatizó Carrió.

A la vez, pidió a las Pymes “confiar” en el mandatario nacional y dijo que Macri “no es un presidente débil, es un presidente que es ingeniero” y “está acostumbrado a guardar sus sentimientos”.

“Estar con el hijo de (Franco) Macri padre fue el mayor esfuerzo humano que hice”, subrayó Carrió.

Rogelio Frigerio anunció en conferencia de prensa en la Casa Rosada que el área que seguirá conduciendo Nicolás Dujovne pasará a llamarse Ministerio de Economía, “como lo era históricamente”.

Por otro lado, el ministro del Interior aseguró: “No vamos a modificar el esquema que les hemos presentado a los gobernadores ni a los representantes (de la oposición) en las dos Cámaras del Congreso” cuando se lo consultó acerca de si se les pedirá un nuevo esfuerzo a las provincias para mejorar los ingresos del Estado nacional.

Agregó: “No vamos a seguir pidiendo un mayor esfuerzo (a los gobernadores) por el lado del gasto, y ahora en este esfuerzo adicional que tenemos que hacer para ir cuanto antes al equilibrio fiscal vamos a pedir el esfuerzo del sector privado”. No dio precisiones, sin embargo, acerca de si restituirá el fondo sojero, como plantean -sobre todo- los intendentes.

Frigerio también dijo que cada ministerio evaluará cómo seguirá la planta en cada oficina, que no hay una orden específica al respecto. Y en cuanto a la obra pública, que “la decisión del Presidente es terminar con las obras que hemos iniciado, porque él sabe perfectamente que lo que le cambia la vida a la gente son las rutas, el agua potable, las cloacas que estamos haciendo por todo el país”. En este caso, tampoco precisó qué pasará con las obras que se habían planificado para el año próximo a través del PPP en ámbitos del Ministerio de Transporte, por ejemplo.

Por lo pronto, Interior queda exactamente como estaba: Interior, Obras Públicas y Vivienda.

La Federación internacional de Tenis (ITF) aprobó la radical reforma de la Copa Davis, que comenzará a jugar bajo el nuevo formato a partir de 2019. El plan se asienta sobre dos pilares: condensar la competición para aligerar el calendario y poner el cebo a los jugadores con ganancias que se disparan.

Se pone el punto final a los cuatro largos fines de semana repartidos durante el calendario, en casa o en el extranjero. Tampoco se volverán a jugar partidos al mejor de cinco sets, sino de tres. Y por último se eliminan los enfrentamientos a cinco puntos (encuentros), reemplazados por duelos de dos partidos individuales y uno de dobles, que se disputarán en una sola jornada.

Desde 2019 se celebrará una fase final de una semana reuniendo a dieciocho equipos, al término de la temporada, en un terreno neutro. Los cuatro semifinalistas de la edición precedente estarán automáticamente clasificados. A ellos se sumarían dos países invitados, y doce que saldrán de una primera fase disputada siguiendo el modelo histórico local/visitante reducido a dos días.

Esta ronda de clasificación -cuatro partidos individuales y uno de dobles al mejor de tres sets- no figuraba en la primera versión desvelada por la ITF al inicio del año. Pero, ante la protesta que generó, la instancia modificó su proyecto.

Más allá del formato, los ingresos de la competición se disparan. La colaboración con el grupo inversor Kosmos, presidido por el futbolista Gerard Piqué, alcanza los 25 años y en torno a los 2.500 millones de euros. Garantiza 17 millones de euros cada año a los jugadores participantes y todavía más, 19 millones de euros destinados a las federaciones para el desarrollo del tenis.

El empresario Gabriel Romero, de Emepa, confesó haber pagado coimas por 600.000 dólares para que el gobierno de Cristina Kirchner le renovara por decreto la concesión de la explotación de la Hidrovía , el tramo del río Paraná-Paraguay que permite conectar el Atlántico y Asunción para el comercio internacional.

Pero además de estas revelaciones, Romero dijo que le entregaba al secretario de Trasporte Ricardo Jaime un retorno del 10 al 15% de los subsidios que recibía por su empresa Ferrovías y además le daba una cuota anual de 500 mil dólares para asegurarse el control de los negocios ligados al transporte.

Anteayer, el empresario Aldo Roggio admitió ante la Justicia que tenía que pagarle a Jaime el 5% de los subsidios que recibía Metrovías, la empresa concesionaria del subte.

Con la declaración de Romero, quedó eximido su ejecutivo Rodolfo Poblete, que efectuó los pagos y que anoche fue liberado desde los tribunales de Comodoro Py 2002.

Hasta ahora, los cuadernos de Centeno habían identificado un pago de Poblete en nombre de Emepa en 2010 -el segundo-, pero ahora se tiene la historia completa. Romero le dijo al fiscal Carlos Stornelli que realizó dos pagos de 300.000 dólares cada uno para que el kirchnerismo firmara el decreto que le aseguró la continuidad del millonario negocio.

Mauricio, el papá de la joven de 19 años, confirmó la noticia durante la madrugada.

Fueron muchas, muchísimas horas de desesperación. Martina Flores, la joven de 19 años que en la mañana del jueves había salido de su casa, ubicada en la zona de la Plazoleta Mitre -por Avenida Sarmiento 1.300-, afortunadamente apareció con vida. Estaba en Buenos Aires.

Ayer, alrededor de las 23, la chica se había comunicado desde dicha ciudad con su padre, Mauricio Flores, para decirle que se encontraba bien.

El propio Mauricio, en su cuenta de Facebook, confirmó la noticia pasada las 2 de la mañana de este viernes.

La información que habían recogido los investigadores era que la joven había abordado ayer, a las 13.55, la aeronave 7573 de la empresa Latam con destino a Aeroparque, y arribó a dicha ciudad a las 15.30.

Los empleados de la empresa aérea le comentaron a la Policía que cuando la noticia de la desaparición de Martina empezó a salir en los medios pudieron reconocer su fotografía. Posteriormente aportaron los datos de la pasajera.

Además, dijeron que al momento de presentarse a embarcar, la joven tenía el cabello más corto, a la altura de los hombros.

Por esa información, la fiscala Mariana Rivadeneira (N°1) había solicitado la colaboración de la Policía Federal y de la Fuerza de Seguridad Nacional para poder encontrar a Martina. Afortunadamente se encontraba en Buenos Aires. La joven se habría ido por voluntad propia.

El padre de la chica fue quien había realizado la denuncia de su desaparición en la Comisaría de la Mujer, pasado el mediodía.

La Gaceta

Aretha Franklin murió hoy, a los 76 años, luego de una larga lucha contra un cáncer de páncreas. Fue una de las grandes voces que tuvo el siglo XX y sabía muy bien lo que significaba ser una diva. “Ser una diva no tiene nada que ver con tu música, sino con los servicios que has prestado a tu sociedad y a tu comunidad, con todo lo que has contribuido para hacerla mejor”, solía decir la fabulosa intérprete.

La Reina del soul, que en los últimos años batalló contra varios problemas de salud, canceló sus conciertos a principios de esta temporada por orden de sus médicos, quienes le recomendaron que dejara de viajar y guardara reposo. Así, también debió dejar a un lado la celebración pública de su cumpleaños número 76 que se iba a realizar en marzo en Newark, Nueva Jersey, y su esperada participación en el Festival de Jazz y Herencia de Nueva Orleans, en abril.

Antes de la prescripción médica, el año pasado, la cantante que hizo de su versión de “Respect” un himno anunció su retiro de los escenarios. En aquella oportunidad afirmó que sólo volvería a cantar en algunos “eventos selectos”. Como la gala por el 25to. aniversario de la Fundación Elton John contra el VIH SIDA que, en noviembre pasado la tuvo sobre un escenario neoyorquino, en donde entonó clásicos como “I Say a Little Prayer” y “Freeway”.

Como sentenció en su sitio web NPR, la radio pública de los Estados Unidos, Aretha “es más que una mujer, más que una diva, más que una entertainer. Aretha Franklin es una institución de Norteamérica”. Y nada de eso cambiará con su muerte.

Este lunes, Abdul “Duke” Fakir, único miembro sobreviviente del grupo soul de Motown Four Tops, le dijo a la agencia AP que él y Franklin fueron por décadas “muy unidos” y que su conversación más reciente se produjo tan solo una semana atrás. “Vino a mi casa, en Detroit y no me encontró. Luego hablamos por teléfono. Me dijo que pasea por la ciudad de vez en cuando. Habló de lo bonita que está de nuevo”, señaló Fakir. “Estuvimos rememorando cuán bendecidos fuimos. Solo quedamos un par de nosotros de esa era”.

Nacida en Memphis, Tennessee, el 25 de marzo de 1942, la pequeña Ree, como la llamaba la familia, se crió en Detroit con su padre, el sacerdote bautista Clarence LeVaughn Franklin, sus dos hermanas y un hermano. Su madre, la cantante gospel Barbara Franklin (Siggers, su apellido de soltera), los abandonó cuando Aretha tenía seis años. Fue en ese momento que trocaron Memphis por Detroit, la capital norteamericana de la industria automotriz, la sede de Motown, el sello que en 1959 fundó Berry Gordy Jr. y que en los 60 alcanzaría su apogeo y un sonido distintivo.

En la polémica biografía de David Ritz, Respect, publicada en 2014, se revela que la madre de la cantante se cansó de las infidelidades de su marido y dejó el hogar. En las mismas páginas se describe al reverendo C. L. Franklin (conocido en Detroit como “La voz del millón de dólares” y confidente de Martin Luther King) como un hombre que utilizaba el espacio de su iglesia para montar gigantescas orgías que Ray Charles describió como un “circo del sexo”. “Cuando se trataba de puro sexo (en esa iglesia) eran más salvajes que yo, y eso es decir algo”, contó el autor de “Georgia on my Mind” en la biografía que tardó quince años en ver la luz.

Aretha Louise aprendió a tocar el piano de muy chica y de oído. Con sus dos hermanas, Carolyn y Erma, de día cantaba en la iglesia bautista de su padre y, por las noches, cuando soñaba con ser la próxima Ella Fitzgerald, escuchaba jazz, radio mediante. También por su casa pasaban grandes figuras de la música de iglesia, como Mahalia Jackson. Precoz en muchos aspectos de su vida, a los 12 años quedó embarazada. Dos años más tarde, cuando estaba a punto de tener a su segundo hijo, debutó discográficamente con The Gospel Soul of Aretha Franklin.

“Las primeras canciones que canté en la iglesia fueron “Jesus Be a Fence Around Me” y “I Am Sealed”. Tenía 8 o 9 años. Mi papá me pidió que cantara ese día. No quería hacerlo frente a una audiencia, pero él insistió. Gracias a Dios que lo hizo. Cantar en la iglesia es como cantar en ningún otro lugar, realmente. Tienes un sentimiento etéreo allí. La casa de Dios es la casa de Dios, pero toda la música es motivadora, inspiradora, transportadora”, señaló la diva en una oportunidad.

B. B. King solía decir que la única diferencia entre el blues y el gospel es una palabra. Mientras en el blues se dice “Oh Baby”, en el gospel se suele cantar “Oh God”. Aretha unió lo esencial de ambos mundos y los condensó en el soul, esa música que desgarra el alma pero que también la insufla y la ilumina.

En 1960, Aretha dejó su querida Detroit por la lejana Nueva York para tomar clases de técnica vocal y danza. Muchísimos años después, a fines de los 90, se graduaría en la prestigiosa escuela de música Juilliard en piano classic. Mientras se hacía conocida en el ambiente musical, incluso se decía que el prestigioso sello de música negra Motown iba a ficharla, la cantante firmó a comienzos de los 60 un contrato con Columbia Records. El prestigioso productor John Hammond fue el artífice de esa “incorporación”.

Dinah Washington, otra de las grandes divas del jazz, fue objeto de un homenaje que Aretha y Columbia convirtieron en disco: Unforgettable: a tribute to Dinah Washington (1964). Sin embargo, ella no quería ser etiquetada como una voz del jazz y prefería seguir el camino del soul. Así fue como dejó atrás al prestigioso sello y se inclinó por el pequeño Harmony para registrar O nce in a Lifetime (1965).

Lady Soul

Sería el productor Jerry Wexler y el sello Atlantic Records quienes apreciarían la versión definitiva de Aretha. Allí se convertiría en Lady Soul primero y en Queen of Soul luego. Su primer gran impacto se produjo en 1967 con la canción “Respect”, que ya había registrado Otis Redding pero que en su voz tendría una versión concluyente y un himno para los derechos de la comunidad negra primero y los movimientos feministas tiempo después (El “Todo lo que pido es un poco de respeto” se resignificaría una y mil veces). I’ve Never Loved a Man es el disco que arropaba aquél tema y que la llevó a lo más alto de los charts. Obtuvo con ese álbum sus primeros dos premios Grammy de los 18 que conseguiría a lo largo de su trayectoria.

“Cuando grabamos «Respect» todos los músicos se pusieron de pie en el estudio. Estábamos en el aire, muy contentos con las tomas. Mi productor, Jerry Wexler, vicepresidente de Atlantic Records, dijo: «Esperemos hasta mañana por la noche. Si seguimos sintiendo lo mismo, si aún estamos en el aire, probablemente demos un gran golpe”, solía recordar Aretha esa energía única que la acompañó durante esa canción en particular y durante la grabación de ese disco en general.

En ese disco que aún hoy sigue sonando, Aretha interpretaba canciones de Ray Charles y de su amado Sam Cooke, con quien tuvo una relación sentimental, pero también daba sus primeros pasos como compositora, con “Don’t Let Me Lose This Dream”, “Baby, Baby, Baby”, “Save Me” y “Dr. Feelgood (Love Is a Serious Business)”.

Lady soul, de 1968, le serviría para aumentar las ventas e instalarla definitivamente como una de las voces más populares de la segunda mitad del siglo XX. La segunda mujer en ganar un Grammy sería, en los años 80, la primera en ingresar al Salón de la Fama del Rock and Roll. De esa obra son los clásicos “Chain of Fools”, “A Natural Woman” y “Ain’t no Way”. También hay participaciones de Eric Clapton en “Good to me As I am to You”, canciones de Ray Charles como “Come Back Baby”; James Brown: “Money Won’t Change You” y, si de himnos se trata, la inmortal canción de Curtis Mayfield, “People Get Ready”, que la reconectaba con fe (“La fe es la clave”). Una curiosidad: entre las tantas voces, firmas y nombres que participan de este enorme disco se encuentra la de Cissy Houston, madre de Whitney Houston.

Aretha cerraría la década con más canciones que pasarían a engrosar su cancionero inmortal: “Think”, “I Say a Little Prayer” (de Burt Bacharach), “River’s Invitation” y “Bring it on Home to me”. Con un millón de discos vendidos de Lady Soul, se convertiría en la primera artista en pulverizar, a la vez, las listas de música negra, pop, y jazz. Y también en ser la primera dama en llegar a la tapa de la revista Time, en 1968.

Como Nina Simone y Johnny Cash por caso dos de las grandes voces que cruzaron varios estilos musicales populares, en los años 70 Franklin se animó a interpretar clásicos de The Beatles, como “Let it Be” y “Eleanor Rigby” y de Simon & Garfunkel, como “Bridge Over Troubled Water”. Un intento por registrar un repertorio de canciones gospel y el advenimiento de la música disco la mantuvieron expectante durante aquella década. Disconforme con su discográfica, cerraría los 70 trasladándose a Arista.

En los años 80, la Reina del soul se reinventaría de la mano de otro sello, Arista. La década la empezaría participando de la película de los Blues Brothers, que en la Argentina se estrenó como Los hermanos caradura. En 1981, con Love All the Hurt Away, se abría paso en el mercado con el single que da título al disco, un dueto entre ella y George Benson. De esta manera retorna a los primeros puestos de los charts y a la consideración del ambiente musical, que vivía una rápida transformación de la mano del novedoso y sorprendente videoclip.

Un año más tarde, en 1982, Jump to it, el disco con el hit del mismo nombre, le aportaría su primer número uno en más de media década. En 1985, Aretha coquetaría con el pop en Who’s Zoomin’ Who?. Y el resultado sería tan sorprendente como elogiado. Contiene algunos de los hits más trascendentes de aquella década, como “Sisters are doin’ it for Themselves”, junto a Eurythmics; “Freeway of Love”, “Another Night” y “Who’s Zommin’ Who?”.

Tras la muerte de sus hermanas, a fines de los 80, la cantante se toma un prolongado descanso en los albores de la nueva década. Siete años pasarían entre What You See Is What You Sweat y A Rose is Still a Rose (1998). Una vez más la intérprete se hace eco de los nuevos sonidos y transformaciones culturales. La canción que da nombre al disco es de Lauryn Hill y el hip hop y el R&B asoman en cada una de las once canciones. So Damn Happy, cuatro años más tarde, la mostrarían alineada con el incipiente neo-soul.

En las últimas décadas Aretha obtiene numerosos reconocimientos y homenajes, como cantar en la ceremonia de apertura del gobierno de Bill Clinton, recibir un Grammy por su trayectoria, grabar un dúo con Frank Sinatra: “What Now My Love” y ser condecorada con la Medalla Presidencial de la Libertad de su país. También actuó durante la toma de posesión de Barack Obama y logró emocionar al flamante presidente y a su esposa Michelle.

La actriz y cantante Jennifer Hudson la personificará en una biopic que producirá Clive Davis y que comenzará a filmarse el próximo año. Sólo será el primero de muchos retratos, reconocimientos y homenajes que en los años siguientes tendrán como centro a esa “institución de Norteamérica” que fue, que es Aretha Franklin.

La Nación

Después de sufrir un atentado, personal de la línea 122 restableció el servicio en los barrios Rincón del Este, Independencia y otros de esa zona en la ciudad de Alderetes.

El Comisario Carlos Ruiz, jefe de la seccional de esa ciudad, dijo a LV7 que “ayer se radicó una denuncia por parte de un chofer de la línea 122. Dijo que una lluvia de piedras rompió las ventanillas cuando la unidad circulaba con pasajeros”.

El hecho motivo que la empresa suspendiera el servicio hasta tanto no hay seguridad para circular por esa zona ya que, según las redes sociales, se trata de una represalia de un grupo de jóvenes hacia la línea 122 por la muerte de un joven motociclista.

“Estuvo involucrada una unidad de la empresa y la caratula es homicidio culposo”, señaló Ruiz. Al parecer, el joven habría impactado contra el colectivo en una “picada”.

“Garantizamos la seguridad y ahora esta normalizado el servicio”, dijo Ruiz quien además destacó que intervienen personal de la seccional, el grupo motorizado y un sistema de posta con vehículos de la unidad de vigías de Alderetes. “Con el sistema de postas no dejamos solo nunca a la unidad”, concluyó.

Es muy simple. Solo quiero hacer feliz a la gente”, declaró Madonna en una entrevista del año 2000. El objetivo de esta artista que el jueves 16 cumple 60 años, nacida en Michigan como Madonna Louise Veronica Ciccone, huérfana de madre a los cinco años, alumna aplicada, bailarina formada por el coreógrafo Alvin Ailey y modelo publicitaria antes de convertirse en ícono global, se cumplió con creces. Su música acompañó victorias individuales y sociales, en discotecas urbanas improvisadas en subsuelos tanto como en marchas de activismos de todas las especies.

Madonna se mudó a Nueva York en 1977, adonde llegó con poco más de treinta dólares en el bolsillo. “Ese fue el acto más valiente de mi vida”, declaró. Hoy, cuando pasó de ser una cantante más de la industria musical a un símbolo cultural que adquiere significados diversos según pasan los años, es una empresaria que cuenta con un capital único: ella misma. La fortuna de la “chica material” es ilimitada y sus divisas de libertad sexual, libertad a secas, empoderamiento femenino, creatividad y juventud eterna inspiraron e inspiran a millones de personas en el mundo.

Formada con Ailey, discípulo de Martha Graham y Hanya Holm, Madonna no abandonó nunca sus clases de baile y gran parte de su producción (discos, conciertos y videos) está atravesada por la reivindicación de ese arte, el más físico de todos. Luego de cautivar a un productor de Sire Records con la canción “Everybody”, pudo grabar su primer disco. Madonna fue lanzado en julio de 1983. Un disco de pop rock y música disco con canciones burbujeantes como “Lucky Star” y “Borderline”, que cruzaron las décadas sin perder frescura. Mientras sus temas alcanzaban los primeros puestos, la joven Ciccone comenzó a trabajar en la primera película de su trayectoria (tal vez la mejor de todas en las que actuó), Buscando desesperadamente a Susan, de Susan Seidelman. En simultáneo, componía y producía las canciones de su segundo disco, Like a Virgin, de 1984.

A partir de entonces, el estilo de vida y la obra de Madonna se fusionaron hasta volverse indivisibles. Su manera de vestir, de bailar y de cantar (imitada por niñas, niños y jóvenes de todo el mundo), sus actuaciones provocativas en MTV y en conciertos, los anatemas vaticanos y de agrupaciones católicas que recibió por utilizar símbolos religiosos en videos y portadas de álbumes y su gusto por la explicitud en cuestiones sexuales crearon un personaje tan poderoso como rebelde. Madonna fue una de las primeras artistas femeninas conscientes del poder de la imagen, del uso en beneficio propio de los medios de comunicación y también de la importancia de elegir buenos colaboradores. Todos los productores que trabajaron con ella, de Nile Rodgers a Mirwais, pasando por Stuart Price y Massive Attack, ayudaron a definir distintos “conceptos sónicos” de la música de Madonna: celebratoria, erótica, mística, lasciva, heroica, íntima y arrebatada por un entusiasmo dionisíaco.

Del mismo modo en que cosechó varios estilos musicales (pop, folk, electrónica, dub, trance, ritmos latinos, rap y R&B), Madonna cultivó su imagen. Desde su tercer disco, los diseños de portada de los álbumes estuvieron a cargo de genios en el arte de la imagen: Herb Ritts para True Blue, Mario Testino para Ray of Light, Jean-Baptiste Mondino para Music, Michael Amzalag y Mathias Augustyniak para American Life, donde la estrella aparecía como una sucedánea del Che Guevara, y Steven Klein para Confessions on a Dance Floor, donde posa como reina de la noche. Algo similar ocurre con los músicos invitados: Prince, Lenny Kravitz, Kanye West, Meshell Ndegeocello y Justin Timberlake participaron en discos de Madonna desde fines de los años 80 hasta hoy.

En la biografía de J. Randy Taraborrelli, fuente de consulta de todos los “madonólogos” del planeta, se insinúa que Madonna tuvo la suerte de comenzar a trabajar en compañías discográficas modestas. Si en ese entonces hubiera caído en manos de Warner o EMI, su carrera tal vez hubiera perdido singularidad. La “ambición rubia”, como bautizó a su gira de 1990, tendría para siempre el control de su obra. Desde Like a Prayer, obra maestra de 1989, todos los álbumes de Madonna fueron compuestos bajo su imperio y, en cierto sentido, se volvieron discos sobre Madonna. Like a Prayer, que aúna psicodelia con negro spiritual, fue considerado por la crítica el segundo mejor disco pop de la historia (el primero de esa lista era Revolver) y Madonna lo dedicó a la memoria de su madre, quien le había enseñado a rezar. Erotica, de 1992, fue editado directamente por Maverick, sello creado por la artista para desarrollar proyectos propios y de otras figuras como Alanis Morissette, The Prodigy y, años después, la gran sucesora de Madonna: Britney Spears.

En simultáneo, Madonna publicó Sex, libro de fotografías concebido como un fetiche sexual. Mientras asumía la personalidad de Mistress Dita, posaba para la cámara de Steven Meisel en escenas sexuales con Isabella Rossellini, Big Daddy Kane, Naomi Campbell y Vanilla Ice, su pareja del momento. Primero, el libro fue censurado, luego elogiado y por último juzgado como una obra de arte. Junto con el álbum, donde aparecen canciones emblemáticas como “Deeper and Deeper”, “Secret Garden” y “Rain” (con Ryuichi Sakamoto al piano), la publicación de Sex provocó una nueva oleada de escándalos que no hizo otra cosa que posicionar a la artista. Pocos años después, Madonna grabó un disco más personal e intimista, Bedtime Stories (1994). Considerado un disco de transición a la música electrónica, contó con la colaboración de Björk, Nelle Hooper y Babyface.

En 1998, cuarenta años después de su nacimiento, Madonna se convierte en madre con Lourdes, y la primera canción del luminoso Ray of Light (1998) alude a un éxito de 1958: “Little Star”, de The Elegants. En ese álbum, producido por William Orbit y Pat Leonard, se refiere a distintas prácticas espirituales, como la cábala, y canta incluso un tema en sánscrito, “Shanti/Ashtangi”.

En el año 2000 le sigue Music, con un sonido renovado que entrecruza la electrónica, la música funk y el folk. Uno de los temas, “Don’t Tell Me”, fue compuesto por un artista de culto: Joe Henry, cuñado de Madonna. En el nuevo milenio, Madonna grabará al menos un disco extraordinario después de Music. Ese álbum fue Confessions on a Dance Floor (2005), donde regresa a las canciones bailables con un espíritu retrospectivo levemente paródico, como se observa en los videos de promoción, luego del fallido y contestatario American Life.

Sin que eso afecte su fama, en los tres álbumes restantes grabados hasta ahora por Madonna predomina un aire de mixtura millennial que no termina de convencer por completo: hip-hop, trap, electrónica, drum and bass y rap se suceden de un tema a otro con una caravana de artistas invitados: Nicki Minaj, Kanye West, M.I.A. Fue esta última la que le sugirió a Madonna el título de su penúltimo disco, MDNA (2012), donde con el nombre de la cantante se condensan el de una droga sintética creada para bailar y hacer el amor y la sigla del ADN. Madonna, a los 60 años, ya forma parte del código genético de la cultura global.

Si Michael Jackson viviera, también cumpliría 60 años en este agosto. Hace 9 que murió y el trono del Rey del Pop está vacante desde entonces. Su amiga tuvo en las últimas décadas muchas candidatas a heredera, incluso algunas que contaron con su aprobación, como Britney Spears, pero lo cierto es que ninguna pudo calzarse el traje, aun vendiendo tantos discos como ella o generando furores parecidos entre el público.

La Nación

A través de una resolución del Ministerio de Seguridad que se publicará en el Boletín Oficial en los próximos días, el Gobierno decidió que ofrecerá una recompensa de hasta $ 2 millones a quienes aporten datos que sirvan para recuperar dinero que haya sido usado en casos de corrupción. La medida se enmarca en la causa por el presunto pago de coimas en la obra pública, que tiene a varios empresarios y exfuncionarios K acogidos a la figura del “arrepentido”.

Según trascendió, en los considerandos de la medida el Ministerio explicó que “no existen objeciones que formular al progreso del establecimiento de una recompensa para aquellas personas que, sin haber intervenido en el hecho delictual, aporten datos precisos que conduzcan a la recuperación de dinero, divisas o bienes en el marco de la causa”.

Justamente, esta nueva causa que llevan adelante el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli se inició por la declaración de un exchofer del Ministerio de Planificación que anotó en ocho cuadernos sus viajes junto al exfuncionario Roberto Baratta -quien era mano derecha de Julio de Vido- en los que supuestamente recolectaba coimas pagadas por empresarios de la obra pública.

De manera explícita, el primer artículo de la resolución dice: “Ofrécese una recompensa para aquellas personas que aporten datos precisos que conduzcan a la recuperación de dinero, divisas o bienes en el marco de la causa N° 9.608/2018, caratulada ‘Fernández, Cristina Elizabet y otros s/asociación ilícita'”.

En la norma se establece que quien aporte datos que sirvan para recuperar dinero de la corrupción se podrá adjudicar un 5% de ese monto, con un tope de $ 2 millones.

“El monto de la recompensa se determinará exclusivamente sobre el dinero o el valor del bien efectivamente recuperado, quedando a criterio del Ministerio de Seguridad la fijación del porcentaje que corresponda al aportante, de acuerdo con la precisión de los datos y su eficacia de cara a la recuperación de dinero, divisas o bienes en el marco de la causa”, detalla el texto que publicó el sitio Infobae.

Los informantes tendrán identidad protegida y podrán comunicarse a través de la línea 134 con el Ministerio de Seguridad para hacer la denuncia.

Piden una recomposición salarial. “Es por estas 24 horas en todo el país”, señaló a LV7 Manuel Núñez, delegado del gremio en la provincia.

“Es cierre del edificio sin asistencia a los lugares de trabajo ya que tuvimos una baja en nuestros salarios”, dijo Núñez y cargó contra el titular de la AFIP en la provincia, Leandro Cuccioli. “Es inoperante, trajo como responsable de datos a un ex CEO de Veraz y en vez de cuidar los datos, los publica”, concluyó.