Bancos, escuelas, comercios, transportes entre tantos gremios y movimientos sociales se unieron al Paro General convocado por la CGT.

Barrios de Pie participó activamente instalando ollas populares en distintas localidades del interior y en los accesos a San Miguel de Tucumán. La concentración principal tuvo lugar en el Puente Lucas Córdoba.

“Frente a la difícil situación que se vive en el país es necesario sancionar la Emergencia Alimentaria y generar medidas que tiendan a proteger a los más vulnerables de nuestra sociedad”, manifestó el referente local de Barrios de Pie José Argañaraz.
También se refirió al ajuste que está aplicando el gobierno nacional: “Frente al fuerte ajuste que se está aplicando, los sectores más vulnerables son los más afectados, es por eso que hoy estamos más unidos que nunca, creemos que la única forma de que el gobierno escuche es con toda la gente y la militancia en la calle”, enfatizó el dirigente.

Además, hizo hincapié en la importancia de la Ley de Emergencia Alimentaria. Creemos que la Ley de Emergencia Alimentaria debe ser debatida por el Congreso; esta beneficia a familia y niños que están en situación de mal nutrición. Mediante las ollas populares, que estamos realizando en todo el país, se visibiliza la situación que se está viviendo. La pobreza sigue incrementando y creemos que las medidas que toma el gobierno son insuficientes” y agregó “Necesitamos un blindaje social efectivo en función de los ingresos económicos debido a hay familias que no llegan a cubrir las necesidades básicas con la ayuda social que perciben”, finalizó Argañaraz.