LV7 RADIO TUCUMAN

Atlético Nacional de Medellín anunció que libera el colombiano y le deseó suerte en su próximo destino. Respecto al ex-Lanús y Arsenal, sólo faltan detalles y legaría el sábado al país desde México.

Dos de los jugadores que pretendía el entrenador Gustavo Alfaro, Jorman Campuzano e Iván Marcone, se acercan aceleradamente a Boca Juniors aunque falten detalles sobre sus incorporaciones.

Atlético Nacional de Medellín, en un comunicado difundido este jueves en su sitio web, da como concretado el pase del volante Jorman Campuzano a Boca, por el valor de su cláusula de rescisión que es de 4 millones de dólares.

En cuanto a Iván Marcone, está prácticamente cerrada la operación: Boca pagará 7 millones de dólares al Cruz Azul de México por el pase del mediocampista.

Al exjugador de Arsenal (donde tuvo al actual DT “xeneize”) y Lanús lo esperan el fin de semana en Buenos Aires, posiblemente el sábado. Si todos los papeles están en regla, Marcone sería presentado el martes próximo en conferencia de prensa en Los Cardales, junto con el defensor paraguayo Junior Alonso.

Con la llegada de Campuzano, por un tema de cupos de extranjeros, Boca tratará de desprenderse del uruguayo Lucas Olaza, quien está préstamo por seis meses más y tiene ofertas de San Lorenzo y un club importante de Brasil.

Según Alfaro, la posible llegada del defensor José Palomino está trabada. El Atalanta -por ahora- lo declaró intransferible.

Si se concreta la próxima semana la venta del juvenil Leonardo Balerdi al Borussia Dortmund, Boca seguirá en la búsqueda de un central zurdo: el apuntado sería Victor Cuesta, quien juega en Internacional de Porto Alegre, y por quien ya se iniciaron gestiones.

En el tema salidas, en las próximas horas el Santos de Brasil hará una nueva oferta por Pablo Pérez. La primera fue de un millón y medio de dolares y no convenció a la dirigencia boquense.

En tanto, siguen esperando los avales del Cagliari para concretar la venta de Nahitan Nández por 21 millones de dólares (por el 70 por ciento de su ficha), pero en Boca piensan que de seguir demorándose el tema, puede haber una posibilidad de que el volante charrúa se quede seis meses más en el club de la Ribera.