LV7 RADIO TUCUMAN

El departamento que Cristina Kirchner tiene en Recoleta fue anoche el escenario de un operativo policial. Es que el juez Claudio Bonadio ordenó a la Policía Federal retirar 31 cuadros de la propiedad ubicada en el cruce de Uruguay y Juncal.

Las obras de arte, valuadas en 4 millones dólares, habían quedado sin trasladar de los allanamientos que se realizaron en agosto pasado en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción.

El allanamiento al departamento de CFK se realizó el pasado 23 de agosto y se extendió durante alrededor de 13 horas. También hubo procedimientos en Río Gallegos y en El Calafate, en la provincia de Santa Cruz.

La medida había sido autorizada por el Senado por unanimidad, luego de que la ex jefa de Estado planteara una serie de exigencias con la intención de condicionar a Bonadio.

El abogado Carlos Beraldi, a cargo de la defensa de Cristina Kirchner, aseguró en ese momento que el allanamiento en el departamento de la ex mandataria en Recoleta fue ilegal.

“Por disposición del juez (Claudio) Bonadio me fue obligado a retirarme del domicilio y así evitar que yo, como abogado defensor, controle el procedimiento”, señaló en esa oportunidad.