LV7 RADIO TUCUMAN

Dos aviones Hércules C-130 arrojaron miles de litros de agua para contener las llamas, mientras cerca de 43.000 militares están apostados en la selva. El Gobierno de Argentina puso a disposición 200 brigadistas

Brasil desplegó este domingo dos aviones Hércules C-130 en un vasto operativo militar para apagar los incendios que devoran partes del Amazonas, mientras se anuncian nuevas protestas contra el presidente Jair Bolsonaro por su gestión ante los peores incendios en años en la mayor selva tropical del mundo.

Entre el viernes y el sábado se declararon 1.130 nuevos incendios, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil. La mayoría tienen lugar en la cuenca del río Amazonas.

Un fuerte humo cubría la ciudad de Porto Velho en el estado de Rondonia (noroeste) donde el Ministerio de Defensa indicó que los aviones empezaron a echar miles de litros de agua sobre las llamas, cuyo número ha aumentado en las últimas horas.

El fuego ha arrasado áreas de la región fronteriza con Bolivia y han provocado una densa humareda que aumenta la contaminación a lo ancho del Amazonas, un tesoro ecológico de 5,5 millones de kilómetros cuadrados bajo amenaza.

Expertos afirman que el aumento de la deforestación durante la temporada de sequía para crear tierras cultivables o de pastoreo agravó el problema este año.

La zona selvática cuenta con 43.000 militares que están apostados en forma permanente y a disposición para apagar los fuegos. Decenas de bomberos, en tanto, se dirigieron el domingo a Porto Velho para ayudar a apagar las llamas.

El presidente Mauricio Macri tomo contactó con Bolsonaro, el pasado jueves, para ofrecer apoyo y asistencia ante la grave situación ambiental provocada por los incendios.

En ese marco, la Argentina puso a disposición aproximadamente 200 brigadistas con sus equipos, integrantes del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), a fin de que puedan ayudar a combatir los focos de incendio y prestar otra ayuda que las autoridades brasileñas consideren necesaria.

Las correspondientes solicitudes de asistencia por parte de Brasil están siendo coordinadas en conjunto por la Cancillería Argentina y el SINAGIR.

Infobae