Anoche hubo tres sismos en 52 minutos. Primero en Panamá, luego en Ecuador y después otro en Chile.

Panamá, Ecuador y Chile están ubicados en el llamado Cinturón de Fuego: las costas del Pacífico son propensas a sismos. Además, los movimientos y choques de las placas de Rivera, del Pacífico, Cocos, Nazca, del Caribe y Sudamericana causan constante actividad sísmica.

Un sismo de magnitud 5,6 sacudió este jueves Panamá, según reportes del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El foco sísmico estuvo localizado a 10 km de profundidad y el epicentro estuvo ubicado a 2,3 kilómetros al noroeste de Boca de Cupé, Panamá y a 96,6 kilómetros al oeste de Turbo, Colombia. El Sistema de Protección Civil de Panamá confirma que no hay daños hasta el momento.

Minutos después se registró un sismo de magnitud 6,2 en Ecuador, según USGS. El foco sísmico estuvo localizado a 93 km de profundidad y el epicentro estuvo ubicado a 16,6 kilómetros al sur-suroeste de Alausí, y a 62,6 kilómetros al norte de Cuenca.

Según reportes del Instituto Geofísico de Ecuador, la magnitud fue 6,65. El sismo se registró en Chimborazo y se sintió en Quito, Ambato y Guayaquil, según reportes. También se sintió en Perú.

Luego el sismo de magnitud 5,8 fue en el centro de Chile, según USGS. La misma magnitud registró la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI). El sismo de mediana intensidad sacudió las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso.

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile, SHOA, indica que las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile.

El Tribuno