LV7 RADIO TUCUMAN

Matías Alejandro Espiasse Pugh, uno de los prófugos más buscados y peligrosos del país, cayó este viernes en Mendoza. Policías provinciales lo encontraron en la localidad de Corralitos, Guaymallén.

El Ministerio de Seguridad ofrecía una recompensa de $ 500.000 por este delincuente de 39 años. Cuando lo atraparon, tras una vida de crímenes y fugas, tenía en su poder dos armas de fuego, según informa el diario El Sol.

El prontuario de Espiasse Pugh, quien nació el 29 de mayo de 1978 en Chubut, relata gran cantidad de crímenes, robos y fugas. Sus familiares también llevaron vidas vinculadas al delito y casi todos ya encontraron la muerte.
Uno de sus hermanos terminó muerto a balazos durante un robo en Mar del Plata. Su papá, Juan, murió ahogado en un ajuste de cuentas. Otra hermana era “mechera”.

El 15 de junio de 2007 lideró el asalto más violento de la historia de Chubut. Ejecutó a dos policías en el robo a un camión de caudales. Uno meses después, en Neuquén, habría asesinado a un sargento que lo quiso detener. También estuvo acusado de matar a su esposa.

Se transformó en uno de los delincuentes más buscados del país y a fines de 2010 los investigadores descubrieron que bajo una identidad falsa (Matías Nicolás Lago González) estaba preso en la cárcel de Almafuerte, en Mendoza, por una condena de 6 años.

 

Leave a Reply