Las posibles sanciones van desde la descalificación hasta suspensiones para futuras competencias. Además, hay graves multas económicas.

Boca insiste con su posición de no disputar la superfinal de la Libertadores frente a River por la agresión que sufrieron sus jugadores. Si el Tribunal de disciplina de la Conmebol no le da la razón al club de la Ribera y este decide no presentarse, este podría sufrir duras sanciones.

El reglamento de la Conmebol es muy claro en este aspecto: el equipo que no se presente a jugar un encuentro será descalificado. Además, podrá ser suspendido para futuras competencias y sufrir severas multas económicas.

El artículo 179
Si un equipo no se presenta a un partido (excepto en caso de fuerza mayor) o se niega a continuar a jugar o deja el campo antes del final del partido, se considerará que el equipo pierde el partido y como regla general será excluido de la participación de la competición.