Rodrigo Eguillor brindaba una nota televisiva cuando fue retenido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria. “Llamen a mi vieja”, sostuvo el acusado, hijo de Paula Martínez Castro, fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora.

Rodrigo Eguillor, el hijo de una fiscal de Lomas de Zamora que está acusado de haber abusado sexualmente de una mujer de 22 años en un departamento del barrio porteño de San Telmo, fue demorado este martes en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quienes le notificaron los cargos en su contra y le hicieron conocer que no podía salir del país.

El juez a cargo de la causa Carlos Bruniard lo investiga por los delitos de privación ilegal de la libertad y abuso sexual, le dictó la restricción de acercamiento a la víctima y pidió verificar el domicilio real del joven.

El joven, de 24 años, fue trasladado por la PSA a una sala dentro del aeropuerto, mientras daba una nota a un canal de televisión. “Llamen a mi vieja”, sostuvo el acusado, que es hijo de Paula Martínez Castro, fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora.

Según relató a los medios, tenía un pasaje para viajar esta noche a España para presenciar la final copera entre Boca y River en Madrid.

La denuncia fue realizada en la Fiscalía Criminal y Correccional N°22 a cargo del fiscal Eduardo Cubría por la joven de 22 años que contó que el pasado 15 de noviembre el chico la obligó a tener sexo con ella, sin preservativo, en un departamento ubicado en la avenida Independencia y Piedras.

La situación habría originado una discusión, en el que la joven pidió a Eguillor, exrelacionista pública de un boliche y residente en Banfield, que la deje irse del lugar, pero éste le contestó que tenían que esperar a un amigo para darle la llave.

De acuerdo a la denuncia y a las amigas de la joven, que relataron el caso por las redes sociales, la joven intentó escaparse por el balcón, pero en ese momento el acusado la tomó del cuello y la introdujo en el departamento y la violó.

Tras conocerse la denuncia, Eguillor hizo un polémico uso de las redes sociales para dar su versión de los hechos, con diferentes stories de instagram en los que sostuvo entre otras cosas que la chica habría intentado suicidarse y él la habría salvado de caer por el balcón.

“La salvé. Ustedes me están acusando de algo y la policía me decía ‘flaco, vos sos un héroe’. La salvé, la saqué del balcón. Si yo no estaba ahí, la mina moría. Es más, si era un tipito de ustedes, las larvas con cero músculo, la piba se moría. La piba iba al gimnasio, tenía buen orto. La cuestión: cuando la intento sacar, ahí entra la policía, rompe la puerta. Suben los bomberos, nos atan con dos sogas y ahí entramos. Listo, se terminó, no hay mucho más para contar”, relató Eguillor.

El relato también abunda en una defensa basada en su propia habilidad para conquistar mujeres, mientras que califica a la denunciante como “enferma psiquiátrica” y “gato”.

“Este año estuve con millones de minas y en realidad no tendría que haber hecho eso. Y ahora me estoy con una mina por semana y hasta ahí. Ni siquiera tengo ganas de estar con minas. Si vos me decís, que soy un pibe rarito que no tiene facha y necesito violarme minas, está bien, pero no soy ese caso de pibe y nunca violé en mi vida a una mina ni le pegué”, dice en el posteo.

Además de la causa en la que está siendo investigado por los delitos de privación ilegal de la libertad y abuso sexual, el joven está imputado en otro expediente que tramita en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 9 tras ser denunciado por tocar a una mujer en el estacionamiento del Casino Buenos Aires en Puerto Madero.

Pero esas dos causas no son las únicas que tiene el joven, sino que también la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 3 de Echeverría lo investiga por amenazar a una chica que hizo circular el video en las redes sociales en el que él habla a la cámara del celular y se defiende de la acusación de violación.

Según fuentes judiciales, Eguillor amenazó a la joven con armarle una causa judicial y que la detengan por mitómana, por lo que la justicia dictó este martes que “cese el hostigamiento en favor de la chica”.

Por esta causa, el joven fue trasladado este martes a la tarde tras ser demorado por efectivos de la PSA, a la UFIJ N° 3 de Esteban Echeverría donde iba a ser notificado por el expediente iniciado.