El presidente Mauricio Macri intensifica las medidas contra el gobierno de Venezuela (AP)
En otro gesto político de rechazo hacia el régimen de Nicolás Maduro, el Gobierno resolvió en las últimas horas convocar nuevamente al embajador argentino en Venezuela, Eduardo Porretti, para que no asista mañana a la jura del presidente venezolano por un nuevo mandato de seis años.

De acuerdo con lo que informó a Infobae una fuente calificada de Cancillería, la acción es una medida conjunta que realizarán los 14 países latinoamericanos que integran el denominado Grupo de Lima con sus representantes diplomáticos en Venezuela.

En tanto, a través del canciller Jorge Arreaza, Venezuela oficializó una queja por el duro comunicado que firmaron la semana pasada los cancilleres del Grupo Lima, en donde instaron a Nicolás Maduro a no asumir su segundo mandato y transferir el poder a la Asamblea Nacional y, además, en donde se plantea una postura a favor de Guyana sobre el dominio de la región minera al oeste del rió Essequibo.

Este grupo reúne a los países del continente americano que consideran roto el orden democrático en Venezuela y que no reconocen la legitimidad de Maduro para seguir al frente del Gobierno por considerar ilegales las elecciones de mayo pasado donde el gobernante obtuvo la reelección por seis años más. En el mencionado encuentro, que se celebró en el Palacio de Torre Tagle, sede de la Cancillería peruana, participaron representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Esta es la segunda vez que el gobierno de Mauricio Macri convoca al embajador Porretti: en mayo de 2018 lo hizo “por tiempo indeterminado”, ante las irregularidades que se registraron en los comicios presidenciales.

Infobae