LV7 RADIO TUCUMAN

Jim Ratcliffe, reconocido como el hombre más rico del Reino Unido, planea presentar una oferta millonaria para convertirse en el nuevo dueño del Chelsea, que tiene como propietario al magnate ruso Roman Abramovich.

La versión periodística surgió del diario Daily Mirror haciéndose eco de un informe previo del Times en el cual sostiene que Ratcliffe buscará asumir en el club londinense para cumplir su sueño de llegar a la Premier League.

El reporte subraya que Ratcliffe, de 66 años y quien inició su fortuna con la petroquímica Ineos, tiene un patrimonio estimado en 24.500 millones de euros.

Pero el periódico advirtió que resta saber si Abramovich está dispuesto a negociar su paquete accionario del club de Stamford Bridge.

Abramovich, según Daily Mirror, sólo aceptará negociar con el empresario oriundo de Manchester, por al menos 3.000 millones de euros.

El magnate ruso se convirtió en propietario de los “Blues” a cambio de “apenas” 163 millones de euros en 2004 y este año no presenció siquiera un partido del Chelsea tras sufrir el año pasado la negativa de residencia en el Reino Unido.

Ratcliffe, flamante dueño del equipo de ciclismo Sky, ya es propietario desde 2017 del club Lausana, de la primera división del fútbol de Suiza, y en 2018 invirtió 110 millones de libras en Ineos Team UK, un equipo británico de vela.

Este hombre de negocios de 66 años, durante mucho tiempo desconocido, saltó a la fama el año pasado al convertirse en la primera fortuna británica, con un patrimonio estimado en 21.000 millones de libras (27.800 millones de dólares, 24.500 millones de euros).

Desde entonces, este partidario del Brexit escandalizó a más de uno al transferir, según la prensa, su patrimonio a Mónaco, principado conocido por su ventajoso sistema fiscal para los más ricos.

Invirtiendo masivamente más allá del sector químico, corazón del grupo Ineos, Ratcliffe no ha escatimado esfuerzos para propulsar su negocio.

Y el deporte es su nueva forma de mostrar al mundo sus ambiciones, aunque choque con la cultura de un grupo que no cotiza en bolsa y en el que durante mucho tiempo la discreción fue la marca de la casa.

Sin embargo, nada predestinaba a Ratcliffe -que creció en una vivienda social de los suburbios de Manchester- a convertirse en multimillonario y recibir un título nobiliario de manos de la reina.

Licenciado en química por la Universidad de Birmingham y con un máster en administración de empresas por la London Business School, fundó Ineos con 40 años. Su grupo, del que posee aún un 60%, se convirtió discretamente en un mastodonte industrial en un país dominado por el sector de los servicios.

Ineos realiza ahora ventas anuales por 60.000 millones de dólares y emplea a 18.000 personas en 24 países. Sus componentes químicos se encuentran en innumerables productos de uso diario, desde el gel de ducha hasta medicamentos.

Convirtiéndose en uno de los pocos empresarios que se posicionó a favor del Brexit, antes del referéndum de 2016 afirmó al diario Sunday Times: “Los británicos son perfectamente capaces de ocuparse de los británicos y no necesitan que Bruselas les diga cómo hacerlo”.