El presidente del STF (Supremo Tribunal Federal) de Brasil, José Antonio Dias Tooli,
suspendió esta tarde los efectos de la decisión de su colega el ministro Marco Aurelio Mello que había dictado una medida cautelar que ordenaba la liberación de todos los presos condenados en segunda instancia hasta que las sentencias sean confirmadas por tribunales superiores.

De esta forma, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva no podrá ser liberado, ya que era alcanzado por el fallo anterior.
Tooli dio curso al reclamo de la procuradora general Raquel Dodge que recurrió la medida cautelar del juez.

Ahora, la decisión final deberá ser tomada por el plenario de los 11 ministros, aunque no tiene fecha para reunirse.