El objetivo de estas tareas es determinar las causas de los desniveles y buscar las soluciones correspondientes.

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán inició un estudio de suelo de distintas cuadras del área céntrica de la Capital donde se registran hundimientos de la calzada. El objetivo de estas tareas es determinar las causas de los desniveles y buscar las soluciones correspondientes.

Los trabajos, que son ejecutados por la Secretaría de Obras Públicas municipal, comenzaron el viernes en calle 9 de Julio, entre Crisóstomo Álvarez y 24 de Septiembre. Este viernes por la tarde, las tareas continuarán en calle San Martín al 700.

“Estamos haciendo un estudio no destructivo para saber qué está pasando en el nivel de subsuelo y las causas de los hundimientos. Este estudio nos va a indicar si hay interferencias, roturas de cañerías u hoquedades en el suelo, sin romper el pavimento, para saber con certeza qué está provocando la depresión y planificar la reparación puntual de ese sector”, explicó el secretario de Obras Públicas, Luis Chrestia.

El funcionario indicó que “el estudio se realiza con aparatos de sondeo electromagnético, tecnología que es muy usada en la actividad petrolera, por ejemplo, que en este caso es utilizada para saber qué está pasando bajo el pavimento”.

Chrestia advirtió que si existe una rotura de cloacas que esté provocando un hundimiento en el pavimento, tendrá que intervenir y hacer las reparaciones correspondientes la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT), como responsable del servicio. “La SAT, que depende del Gobierno de la provincia, nos está destruyendo el ejido del tránsito urbano. Hay desagües cloacales que están rebalsando en toda la ciudad y hay pérdidas de agua potable que destruyen el pavimento y están inundando el suelo”, manifestó el secretario de Obras Públicas.