LV7 RADIO TUCUMAN

El secretario general de la CGT, Héctor Daer, defendió «la institucionalidad democrática» pero rechazó «la continuidad del modelo económico».

El consejo directivo de la CGT que lideran Héctor Daer y Carlos Acuña descartó de forma total la posibilidad de llamar a una huelga nacional y adelantó que mañana solicitará al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, la inmediata convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, a la vez que defendió «la institucionalidad».

En una rueda de prensa improvisada ofrecida frente a las puertas de la sede nacional de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), en Moreno al 1300 de la ciudad de Buenos Aires, los sindicalistas se pronunciaron por la defensa de «la institucionalidad democrática», aunque señalaron que «el presidente Mauricio Macri debe dedicarse a gobernar hasta el 10 de diciembre» y modificar «el rumbo económico».

«Observo a un Presidente molesto y enojado y ausente de la realidad», afirmó Acuña, quien dudó que el Gobierno vaya a modificar el rumbo económico de aquí a octubre.

Los dirigentes ratificaron su rechazo total al modelo económico oficial, pero descartaron un posible paro ante «la gravedad de la situación» y la necesidad de preservar las instituciones, si bien Daer sostuvo que «el presidente tiene que ponerse a gobernar».

«La CGT llamará mañana a Sica para solicitarle la urgente convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Es preciso esperar para observar la reacción. Si no contesta, la central obrera le enviará una nota formal al respecto», puntualizó Daer.

El consejo directivo de la CGT fue convocado hoy de urgencia para deliberar en la sede estatal de la UPCN, que lidera el adjunto de la central obrera Andrés Rodríguez, para analizar «los resultados electorales» del domingo último, que otorgaron una amplia ventaja al precandidato del Frente de Todos, Alberto Fernández; la posible convocatoria oficial al Consejo del Salario, «la disparada financiera» de ayer y «los avatares económicos».

Telam