Héctor Daer, uno de los jefes de la central obrera, aseguró que la compensación “aleja” la posibilidad de una medida de fuerza. Serían 5 mil pesos, pagaderos en dos tramos junto a los haberes de noviembre y enero.

La CGT le puso puntos suspensivos a un nuevo paro. Héctor Daer, uno de los secretarios generales, afirmó que la decisión del Gobierno de implementar -por medio de un decreto- el bono de fin de año “aleja” la posibilidad de una medida de fuerza.

Daer pronunció estos conceptos al finalizar la reunión plenaria de la central obrera. Según aseguró, el decreto ya está redactado y se encuentra a la firma del presidente Mauricio Macri.

“El bono será de 5.000 pesos, pagaderos en dos cuotas de 2,500, con los sueldos de noviembre y de enero”, confirmó el jefe gremial. Regiría para el sector privado y quedarían exceptuados del reclamo los estatales, las empleadas domésticas y los ruralistas, que se rigen por otros parámetros.

Héctor Daer, tras el final de la reunión plenaria de la CGT. “El bono es un esfuerzo que tiene que hacer el sector privado”, afirmó.

“Se trata de un esfuerzo que tiene que hacer el sector empresarial para poner dinero en la calle y hacer girar la rueda económica, que también los beneficia”, resumió Daer.

En esa misma línea, el maquinista Omar Maturano aseguró -tras finalizar la reunión- que “no habrá paro”.

Clarín