LV7 RADIO TUCUMAN

Desde la Dirección Provincial de Vialidad informaron que se está trabajando en pos de liberar lo más pronto posible la calzada pero al mismo tiempo garantizar la seguridad de los usuarios de la ruta 307.

“Estimamos que mañana a primera hora habilitaremos el paso. Todavía se está trabajando para que la seguridad de los usuarios de la ruta esté garantizada. Los trabajos no concluyen en la limpieza solamente”, afirmó miércoles el director de la repartición, Ricardo Abad.

Luego de la fuerte lluvia de esta madrugada, se registraron tres derrumbes de grandes magnitudes entre los kilómetros 31 y 36 de la ruta 307 que une el llano tucumano con El Mollar y Tafí del Valle. Además, se trabaja en la remoción de material en otros siete desprendimientos menores que arrastraron piedras y árboles, desde el kilómetro 36 hasta el ingreso al valle de Tafí.

Para prevenir accidentes y ante la posibilidad de que se desarrollen nuevas erosiones en las laderas de los cerros, la Policía interrumpió el tráfico en la quebrada en el kilómetro 13, en el ascenso, y en el kilómetro 52, en el área del dique La Angostura, en el descenso de la autovía. Medida que involucra el trabajo de distintas áreas del Estado, representadas en el Comité de Emergencias Provincial.

A su vez, Abad señaló que el desprendimiento en el kilómetro 36 produjo movimientos de terreno de importancia: “es un aluvión que ocurre con frecuencia en esta época. Se produce con un volumen muy importante. Allí está trabajando con una cargadora grande, personal que se encuentra en El Mollar”.

Este lugar cuenta con muros de contención pare frenar los desprendimientos. Además, por motivos de seguridad, hay una alerta lumínica automática que se enciende indicando la prohibición del tránsito por derrumbes, en el momento en el que se registran movimientos de suelo.

Los Primeros