Adela Seguí, Decana de la Facultad de Derecho de UNT, se refirió así al escándalo que generó la irrupción de Víctor Chocobar, docente suspendido y acusado de acoso por una alumna, a la clase que estaba a cargo de otro docente.

“Uno no puede imaginar que un docente irrumpa en una clase, utilice el espacio y se apodere de esa clase. Utilizó a los estudiantes para hacer un descargo y, lo peor de todo, para hacerlo participes de sus dichos aberrantes y discriminatorios de las 4 mujeres que lo acusaron. Lo que ha dicho es una barbaridad y constituye un delito”, señaló Adela Seguí al respecto de lo que dijo Chocobar acusando a las mujeres de denunciante como prostitutas.

“El rectorado mandó ayer a la siesta la resolución, por la mañana no la habíamos recibido”, dijo al respecto de la resolución que dice que a Chocobar se le termina la suspensión pero no puede tener contactos con alumnos.

“Elaboración de material docente y nos vamos a asegurar que no tenga contactos con alumnos. Hay algunas oficinas en donde el contacto con alumnos es nula”, continuó la decana.