Luis Enrique , se llama en realidad Luis Enrique Martínez García. Nació hace 48 años en la asturiana Gijón y fue, en su momento, goleador de la selección nacional.

Como jugador vistió la camiseta blanca del Real Madrid y la rojiazul del Barca. Pero aseguran que no quiere a los merengues y que lo que lleva en el corazón es el club de Barcelona. Allí, como técnico, supo mantener a raya a las principales estrellas internacionales. Entre ellas, el argentino Lionel Messi , el brasileño Neymar y el uruguayo Luis Suárez . Con todos ellos llevó al equipo a sus mejores momentos.

Tres cosas dicen los españoles de su nuevo entrenador apenas se consulta a pie de calle: que sabe un montón de fútbol y que tiene probada trayectoria para el cargo para el que acaba de ser designado.

Luis Rubiales, el presidente de la Federación Española de Fútbol, despejó toda duda. Para él, la opción de Luis Enrique está clarísima. “Fue una decisión unánime”, dijo, en conferencia de prensa. En el camino quedaron otras opciones también en danza en su momento. Entre ellas, la de Roberto “Bob” Martínez , el español que entrena en la actualidad al conjunto nacional belga. El desempeño del equipo belga en el Mundial de Rusia y el hecho de colocarse ya entre las cuatro mejores para disputar las semifinales no hizo sino subir sus puntos.

Pero, pese a que a Rubiales no le disgustaba para nada, la opción de Martínez descarriló antes de que pudiera tomar velocidad por la simple razón de que tiene contrato por otros dos años con la Federación Belga y, con eso, nada más que decir. Otras opciones también quedaron en el camino. “Luis Enrique cumple todos los requisitos”, aseguró Rubiales.