LV7 RADIO TUCUMAN

Acompañado en el escenario por su esposa, Juliana Awada, y por su compañero de fórmula, el senador nacional peronista, Miguel Ángel Pichetto (a quien la gente le cantó el ‘feliz cumpleaños’), Macri ponderó la multitudinaria presencia.

Sostuvo que el estar juntos representa que «queremos convivir en paz, de esta manera, no queremos la violencia», y destacó que los concurrentes llegaron con total libertad al acto de cierre, sin colectivos y sin prebendas.

No obstante, Macri aclaró que «esto no termina acá. Tenemos una parada más que es el 27 de octubre y el 24 de noviembre (balotaje) en donde tenemos que consolidar con el voto esta esperanza y esta convicción».

«Lo que estamos viviendo nunca pasó; estamos llegando ya a casi dos millones de argentinos que hemos marchado por todo el país. Esto es único, es histórico porque estamos cambiando la historia», resaltó.

«Sí se puede dar vuelta esta elección», arengó Macri, y convocó a «cambiar la historia de la Argentina para siempre».

Y abundó: «No estamos dando vuelta una elección, estamos dando vuelta una historia de frustraciones y mentiras».

Awada también tomó el micrófono para saludar a los cordobeses: destacó la «energía increíble» del acto y pidió acompañar con el voto a la fórmula de Juntos por el Cambio. Además agradeció por el acompañamiento a las marchas del «Sí, se puede» que concluyeron hoy en la capital cordobesa con el discurso de Macri y la entonación del Himno Nacional.

Telam