LV7 RADIO TUCUMAN

Hay una situación social que sin dudas repercute en ello, así lo dijo el ministro de Seguridad, Claudio Maley, después de un día sangriento donde asesinaron a seis personas en Tucumán. Anunció además medidas que reforzarán la prevención, como denuncia en línea de narcotráfico y más “promoción social” en barrios para reducir los enfrentamientos vecinales e intrafamiliares.

Son los casos que más aumentaron y recrudecieron en los últimos tiempos, y es en lo que se trabaja de manera intensa en el marco de un situación social muy crítica, en función de la cual se diagraman los distintos operativos que lleva adelante el Ministerio de Seguridad Ciudadana, de manera coordinada también con el Ministerio Público Fiscal, entendiendo que es un problema que requiere un abordaje multisectorial,indicó el comandante Maley en una extensa entrevista en el programa Los Primeros TV.

“Hay una decisión que debemos tomar con profundo convencimiento los mismos ciudadanos para poder bajar los índices de inseguridad, cambiando conductas, nuestras relaciones sociales, porque han aumentado los enfrentamientos sociales, intrafamiliares, contextos donde la policía no llega, entonces necesitamos un trabajo fuerte entre el Gobierno y la comunidad”, señaló.

Acompañado por Mariela Domenicheli de la Red de Mujeres, contó el trabajo de “promoción social”, que realizan en distintos barrios de la provincia. “El tejido social está roto, tenemos que recuperarlo, la vida ha cambiado, hoy no sabemos quién es nuestro vecino”, dijo.

En este sentido el trabajo territorial de la red incluirá un “buzón del vecino”, donde cualquier persona podrá depositar sus inquietudes y denuncias, las que muchas veces por temor no puede hacer, sobre todo cuando se trata de casos de venta de droga. “Se ha tenido una línea de una fuerte intervención, hemos aumentado la cantidad de secuestros, con más operativos, y vamos a incorporar próximamente la posibilidad de recibir las denuncias también en forma online”, detalló Maley.

El médico que no era

Gustavo Gabriel Lindor Figueroa trabajó durante años como médico legista de la Policía de Tucumán, con un título falso. Intervino así en numerosos casos, la mayoría de ellos de abuso sexual y violencia de género, que ahora están siendo revisados por la Justicia.

Pese a ello no está detenido, sí sigue la causa judicial y también administrativa por parte de la policía, pero el médico falso que además tiene una clínica privada, está libre. “Estamos trabajando, realizando las actuaciones administrativas”, contó Maley sobre ello.

Mecheras in fraganti

Es uno de los principales reclamos de la comunidad, sobre todo después de ver cómo estas personas actúan todos los días, a cualquier hora, en el microcentro, con total impunidad, sabiendo que no pueden ser arrestadas, porque la Justicia no considera que hay elementos suficientes para ello.

Son identificadas por los efectivos, las llevan a la comisaría, donde corroboran si tienen ya antecedentes, la mayoría de ellas los tienen, y son puestas en libertad, con una contravención policial. Maley contó que la mayoría de las veces son sorprendidas de manera in fraganti, por lo que sin haber cometido el delito la Justicia no puede pedir medidas en su contra. Otra situación que se repite es que no son denunciadas, son señaladas por varias personas, pero no hay una víctima que realice el trámite, motivo por el cual deben ser liberadas.

Los Primeros