LV7 RADIO TUCUMAN

El senador peronista será el postulante a la Vicepresidencia en la boleta de Cambiemos

A pocas horas del tiempo límite para inscribir frentes electorales, se aceleraron en Casa Rosada las negociaciones para definir quién será el acompañante de Mauricio Macri en la boleta electoral. Pasadas las 3 y media de la tarde de este martes, voceros presidenciales le confirmaron que Miguel Ángel Pichetto será el candidato a vicepresidente de Cambiemos.

Las conversaciones entre el macrismo y el PJ no K se multiplicaron en las últimas semanas. Las versiones dan cuenta, de hecho, de que la reunión entre el jefe de Estado y Schiaretti, hace tres semanas, en el despacho presidencial, fue productiva. De allí habría salido la idea de incursionar en las listas «colectoras» en la provincia de Buenos Aires, un plan que se diluyó con el correr de los días.

Además, fuentes de Casa Rosada confiaron que la filtración de nombres como los de la diputada Karina Banfi o la senadora Pamela Verasay, de la UCR, fueron solo un globo de ensayo.

En los últimos meses, Macri resaltó en privado en más de una oportunidad la actitud de Pichetto, con quién se reunió en varias oportunidades. En uno de esos encuentros, hace algunos meses, el legislador le pidió perdón por haber votado el año pasado la ley anti tarifas. Y en una reciente gira por Nueva York, dio señales de previsibilidad frente a inversores. Esos gestos fue clave para Macri.

Hasta el asesor Jaime Durán Barba tuvo siempre un buen concepto del senador de Río Negro. Hasta compartieron un debate en la redacción de Editorial Perfil.

De todos modos, había un sector del Gobierno que desconfiaba del nombre del senador. «Nos desperfila», remarcaban. Hacían hincapié, por ejemplo, en la negativa del legislador de tratar el desafuero de la ex presidenta Cristina Kirchner. Fue el jefe del bloque K en el Senado durante una década.

Este miércoles, de todos modos, se espera la presencia de la cúpula del radicalismo en Casa Rosada, con Alfredo Cornejo y Gerardo Morales a la cabeza, para negociar lugares en las listas y la estrategia de cara a la campaña. Según supo este medio, tanto la UCR, que reclamaba amplitud electoral, como la Coalición Cívica de Elisa Carrió ya habrían dado el visto bueno a la postulación de Pichetto.