LV7 RADIO TUCUMAN

El DT argentino ordenó a su equipo dejarse empatar: la insólita y justa razón detrás de la decisión.

El Leeds peleaba por ascender pero el gol de la ventaja llegó cuando un jugador del Aston Villa solicitaba atención médica tendido en el campo de juego. Con su decisión perdió la posibilidad de ascenso directo.

Marcelo Bielsa no deja de sorprender al mundo del fútbol y este domingo, lo hizo una vez más con una insólita pero justa decisión, que hizo que su equipo perdiera la chance de ascender directamente a la Premier League.

El Leeds se enfrentó al Aston Villa por la Championship inglesa y al minuto 73, lograba el gol que le daba el ascenso con el tanto de Mateusz Klich.

Pero los rivales, estallaron de bronca porque los de Bielsa siguieron con el juego mientras uno de sus futbolistas tendía en el piso pidiendo asistencia médica, en mitad de cancha. Entonces el argentina ordenó a los suyos ¡dejarse empatar!

La polémica había iniciado porque uno de los defensores del Leeds, empujó el balón hacia adelante con aparentes intenciones de que atendieran al jugador caído pero Klich recogió la pelota y, sorprendiendo a sus rivales, enganchó dentro del área y definió cruzado.

En el momento de reinicio de juego la orden de Bielsa fue clara: dejarse empatar y así lo hicieron sus dirigidos, que al finalizar el encuentro y como el resultado no cambió condenó sus chances de ascenso directo.

De esta manera, Bielsa y los suyos, jugarán el repechaje junto a otros tres equipos, en el que también se encuentra en el Aston Villa.