La Universidad Nacional de Tucumán decidió suspender por 30 días e iniciar un sumario contra Víctor Chocobar, docente de la Facultad de Derecho denunciado por dos alumnas en el marco del Protocolo contra la violencia de género.

La resolución rectoral consideró que “la conducta denunciada podría configurar una situación de acosos sexual”, en línea con lo que había dictaminado el Consejo Directivo de la Facultad al momento de elevar las actuaciones a Asuntos Jurídicos.

La suspensión del docente podría extenderse por 60 días más de ser necesario, y se trata de una medida preventiva para evitar el contacto con los alumnos y el posible entorpecimiento de la investigación, según se desprende de la Resolución 174/18, firmada el viernes por el rector, José García y la secretaria Académica, Norma Abdala.

Luego del escándalo en la Facultad de Odontología con el docente Eduardo Hassan, el de Chocobar se convierte en el segundo sumario que se instruye a partir de denuncias enmarcadas en el nuevo mecanismo que tiene la UNT para intentar erradicar la violencia de género y la discriminación en los claustros.

El Protocolo se puso en funcionamiento el 30 de abril de este año y, hasta el momento, el de Hassan y el de Chocobar son los únicos que derivaron en sumarios.

Según una de las denunciantes, ella se sintió acosada por Chocobar, quien le habría insistido en varias oportunidades que fuera a hacer consultas en su estudio privado, entre otras propuestas.

“Todo comenzó en una hamburgueseada del Movimiento Humanista el año pasado, donde estaba este docente. Me pidió que lo agregara a Facebook, para que pudiera ayudarme con la materia y contestar todas mis preguntas. Pero después de un tiempo y de mensajes que me mandaba, ya no me hablaba de la materia, sino de cosas de mi vida privada. Era muy insistente”, contó la ahora estudiante de 5° año de la carrera.

La voz del docente

Chocobar negó todas las acusaciones de la alumna.

“Las denuncias son absolutamente falsas y tengo infinidad de pruebas para probarlo. Agradezco profundamente los mensajes de apoyo que estoy recibiendo por parte de alumnos, ex alumnos, de mi familia y de todas las personas que se están solidarizando conmigo”, dijo Chocobar.

El docente asegura que se trata de una persecución política. “Yo soy crítico del poder, siempre he cuestionado el poder y siempre hablo sobre las cosas que no están bien en la Facultad. Persiguen a los que no son adeptos, y yo no soy adepto a nadie más que a mi familia. No adherir a ningún poder te deja desprotegido. Si yo fuese adepto al rector, nadie me tocaría, como pasa con las denuncias contra docentes, no docentes, administrativos, etcétera, que nunca llegan a concretarse”, aseveró el docente.

Respecto de la denuncia que pesa en su contra, admite haber ido a varios asados y reuniones de alumnos, ya que lo invitan constantemente. “Es una telenovela lo que quiso montar esa chica, hay testigos que podrán decir que las cosas no fueron así. Toda la verdad se sabrá en el sumario, no puedo adelantar nada porque todo lo que diga puede ser usado en mi contra”, adelantó.

Chocobar se manifestó tranquilo y contó que esta tarde se reunirá con un abogado para comenzar a diagramar su defensa. “Esto acelera los tiempos y esta pesadilla va a terminar”, sostuvo.

Fuente La Gaceta