Uno de los veedores del poder judicial designado por el Ministerio de Justicia de la Nación, Juan Roberto Robles, hizo referencia a la causa DAU.”Es el puntapié inicial para el juzgamiento de la corrupción”.

Anticipó que los argumentos de la sentencia y el desarrollo del juicio serán informados con detalle al Ministerio de Justicia de la Nación.

Juan Roberto Robles y Ana Colombres Garmendia, ambos abogados de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación, fueron designados veedores de la nación sobre el Poder Judicial de la provincia para seguir los expedientes de 33 casos en Tucumán.

“El ministerio de justicia de la nación nos ha encomendado auditar 33 expedientes en el fuero penal, solamente en una hemos contado con la colaboración de una de las partes, las demás están siendo demoradas por el ministro fiscal Edmundo Jiménez a pesar de la excelente actitud del Doctor Posse, Presidente de la corte”, señaló.

“Alperovich y sus acólitos no quieren ser investigados olvidándose de que el país quiere transparencia, especialmente con lo que tiene que ver con los dineros públicos”, continuó Robles.
Sobre el Caso Lebbos, Robles señaló que está siendo observado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y le hemos pedido al Presidente de la Nación y a la Vice presidenta que intervengan porque lo que están haciendo Alperovich y Jiménez es un alzamiento”.

“Hay una serie de conductas. Se intentó separar al fiscal López Ávila, se amenazó con recusar al tribunal. La intención política es que todo caiga”, dijo.

Por último, el abogado expresó que “me llama poderosamente la atención el silencio de la UNT, la Facultad de Derecho y los Colegios de Abogados. Acá se quiere avasallar el Poder Judicial violando la le ley de defensa de la democracia. Hay que tener una participación activa en defensa de la republica”.