El volante francés se juntó con Eric Abidal el Beverly Hills, con la intención de acordar su salida de Manchester, donde tiene una mala relación con Mourinho.

A estas horas, es ridículo decir que la reunión entre Eric Abidal y Paul Pogba fue secreta. El Director Deportivo de Barcelona y el volante francés, hicieron un mitín en Berverly Hills que quiso pasar desapercibido, pero que está hoy en todas las ediciones deportivas del mundo.

Tuttosport, el portal deportivo italiano, fue el encargado de dar la primicia: Pogba –que viene de ser campeón del mundo- negocia en secreto para llegar a Barcelona. Lo que no es secreto es que la relación entre el francés y José Mourinho no es la mejor: el DT portugués tiene una impronta que es incompatible con muchos de los futbolistas de su plantel.

Mou se caracteriza por su lengua afilada y, desde que llegó a Manchester, dijo: que sus jugadores son infantiles, que no tienen un equipo sino un grupo de jugadores y que si fuese por él limpiaría todo el plantel salvo un puñado de jugadores.

Es cierto que todo esto es parte del juego del DT, que busca concentrar la atención y presión de sus dirigidos, pero trascendió que Pogba está harto, que quiere sentirse valorado y mucho más ahora que tiene una medalla de campeón del mundo.