El paro general del próximo martes convocado por la CGT promete una parálisis de casi todas las actividades.

“Los trabajadores del transporte son trabajadores como el resto, y así como no habrá actividad en garagistas, sanidad e industriales, tampoco habrá colectivos, trenes y subtes”, subrayaron los triunviros cegetistas.

Tampoco trabajarán los camioneros, bancarios y los mecánicos del SMATA, alineados con el moyanismo en el Frente Sindical para el Movimiento Nacional, que este jueves se presentó en Ferro con duros discursos contra el Gobierno y también críticas al triunvirato de la CGT y sus sectores más moderados.

Otros rubros que se verán alcanzados por la medida son los aeronáuticos, los canillitas de Omar Plaini, los docentes de Udocba, Ctera, el FEB y Suteba, los profesores universitarios y los empleados de Anses afiliados a APOPS, de Leonardo Fabbre.

No habrá atención en bancos y en la Justicia se adhieren la UEJN de Julio Piumato y el Sitraju de Vanesa Siley. Se espera que por la escasa actividad, la Corte Suprema luego dicte “día no hábil” el 25 de septiembre para que no corran los plazos procesales en las causas.

Sin camioneros, no habrá recolección de residuos el lunes por la noche y el martes durante el día. Tampoco circularán mercaderías por las rutas, ni los camiones de caudales. El lunes será la última recarga de cajeros automáticos.