LV7 RADIO TUCUMAN

Se trata de Diego Javier “Kiki” Olivera, quien se entregó en los Tribunales Penales, asistido por un abogado particular. Sobre él pesaba una orden de detención por el crimen de Jesús Ernesto Córdoba, de 38 años, quien perdió la vida tras recibir un tiro en una pierna cuando presuntamente se resistió a un ataque de motochorros en San José, Yerba Buena.
Las fuentes judiciales indicaron que en el marco de la causa se habían realizado allanamientos para capturar a Olivera, quien fue imputado por el delito de homicidio agravado. En tanto, los voceros del Ministerio Fiscal agregaron que en el marco de la investigación se están realizando averiguaciones para dar con el otro sospechoso.
En el caso tomó intervención la Fiscalía en Homicidios II, a cargo de Adriana Giannoni. El mortal suceso se registró en la noche del sábado 22 de febrero pasado, cerca de las 21:00 horas, en inmediaciones de Suipacha al 1.800, en San José, Yerba Buena.

El ataque

Córdoba regresaba a su domicilio junto a su pareja a bordo de una motocicleta, cuando fue interceptado por dos sujetos que se conducían en una moto de baja cilindra, de color blanca, quienes le exigieron la entrega del rodado. Como se resistió, le dispararon en la pierna derecha y escaparon sin poder apoderarse del rodado de la víctima.

Tareas investigativas

En la escena se recolectaron restos de un proyectil, posiblemente calibre 9 milímetros. Además, se procedió al levantamiento de muestras de manchas pardorojizas para su análisis y se procedió a peritar la motocicleta en la que se desplazaba la víctima. Esas tareas estuvieron a cargo de los peritos de las Divisiones Laboratorio, Criminalística y Forense del ECIF.