LV7 RADIO TUCUMAN

El personal de la División General de Drogas Peligrosas trabaja diariamente en la provincia para prevenir la venta de estupefacientes dentro y fuera de las escuelas. En el marco de lo sucedido con una alumna de 18 años de la Escuela Media Juan Domingo Perón, que fue descubierta con 32 ‘bochitas’ de cocaína, el Director de la División Comisario Manuel Castaño brindó detalles del trabajo que realizan en conjunto con los directivos de diferentes establecimientos escolares.

En la zona de escuelas vulnerables se realizan controles preventivos que diagraman en conjunto con las autoridades educativas para evitar la venta de droga en las inmediaciones de los establecimientos.

“Permanentemente realizamos operativos de prevención, especialmente en los horarios de entrada y salida de las escuelas. Nuestros equipos tienen contacto con los directores de los establecimientos, quienes colaboran para que nosotros podamos direccionar los operativos”, explicó Castaño.

El Jefe de la División destacó la predisposición de todo el personal para trabajar en conjunto con la sociedad y en especial con la comunidad educativa, por eso llamó a los docentes a no dudar en comunicarse con los teléfonos 4334566 – 4334567 para coordinar visitas a las escuelas o para realizar denuncias anónimas relacionadas a la venta de estas sustancias.

El hecho

Una chica de 18 años fue sorprendida este miércoles por la mañana con 32 ravioles de cocaína en la Escuela Presidente Juan Domingo Perón de la capital tucumana. Cerca de las 10 de la mañana, la directora de la institución ubicada en Avenida Independencia al 4000, llamó al Sistema de Emergencia 911 para alertar que había descubierto a una alumna portando sustancias ilícitas en el establecimiento.

Personal policial que recorría la zona en el marco del programa Seguridad en Establecimientos Educacionales se acercó al lugar y tras la llamada al 911, se dio intervención también a la Comisaría Seccional 8ª y la Dirección de Drogas Peligrosas Capital y se presentaron en la institución el Comisario Principal Ramón Ramiro Gómez y el Comisario Principal Horacio Ramírez, jefes de esas reparticiones.

“Este miércoles una docente la descubrió en una actitud sospechosa y divisó como guardaba entre sus ropas un estuche que contenía ‘bochitas’ de lo que parecían ser sustancias ilícitas, por lo que di aviso inmediato a la policía”, explicó Castaño.

FUENTE: Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán