Lucas “Peque” Pérez, había forzado la puerta del calabozo de la Comisaría 1° y escapó por los techos. La denuncia de una mujer permitió encontrarlo.

El joven se encontraba alojado en la dependencia de calle San Martín al 200 acusado de encubrimiento.
Estaba detenido con prisión preventiva por el caso que conmocionó al oeste de la capital.

Para el abogado de la familia Paz, Javier Lobo Aragón, este tuvo complicidad de los policías para logarlo. “Están remodelando y aprovechó para fugarse como un cowboys”, dijo a LV7.

A horas nomas de haberse fugado una mujer lo denunció en la Comisaría 3° por amenazas, haciendo conocer también que el joven se encontraría en una casa del barrio Néstor Kirchner.

Se conformó un grupo de trabajo con personal de la Comisaría 1° y de la Comisaría 3° junto a un equipo de investigaciones a cargo del comisario Walter Salvatierra y, alrededor de la 1:30, tras un minucioso recorrido por la zona señalada encontraron a Pérez y lo aprehendieron.