En Mendoza, el “Canalla” ganaba con gol de Fernando Zampedri, pero Lorenzo Faravelli, justo un ex Newell’s, puso el 1-1. En los tiros desde el punto penal, el equipo de Bauza ganó 4-1 y logró su primer título federal que, además, le da un pasaje a la próxima Copa Libertadores

Luego de tres finales frustradas, Rosario Central logró levantar la Copa Argentina al vencer en la definición por penales a Gimnasia y Esgrima La Plata por 4 a 1, tras igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario, del partido disputado en el estadio “Malvinas Argentinas”.

En la definición por penales para el equipo dirigido por Edgardo Bauza marcaron Néstor Ortigoza, Marco Ruben, Alfonso Parot y Matías Caruzzo. El arquero Jeremías Ledesma le contuvo el remate a Manuel Guianini, mientras que Santiago Silva desvió el suyo y el único que marcó fue Jan Hurtado.

El equipo “canalla” se había puesto en ventaja a los 19 minutos del primer tiempo con un gol de Fernando Zampedri, pero a los 6 del complemento igualó Lorenzo Faravelli, para el 1 a 1 final en el tiempo reglamentario.

De esta manera los dirigidos por Edgardo Bauza se clasificaron para disputar la Copa Libertadores 2019, jugarán la Supercopa Argentina ante Boca y rompió el maleficio de las finales perdidas ante Huracán (2014), Boca (2015) y River (2016). Gimnasia había alcanzado por primera vez en su historia la final del certamen.