Después de 25 años, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán refuerza sus vínculos institucionales con Alemania, la cuarta economía más importante del mundo. Invitado por el alcalde de la localidad de Erfurt, Andreas Bausewein, el intendente de la capital tucumana, Germán Alfaro, viajó este último fin de semana a la ciudad alemana de Erfurt para avanzar en una serie de convenios que permitirán consolidar la relación política e institucional con el gobierno de la canciller Angela Merkel.

Antes de elaborar los planes de acción en conjunto con Erfurt, Alfaro participó el lunes y el martes de la Segunda Conferencia de Cooperaciones Municipales con América Latina y el Caribe, que tuvo lugar en Nuremberg, la ciudad teutona que más sufrió el deterioro edilicio al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Conocida también por haberse realizado allí el histórico juicio contra los jerarcas nazis, Nuremberg reunió a intendentes de países americanos para abordar la problemática global relacionada al cambio climático y a la cooperación entre países de América Latina y Alemania. Esta conferencia busca, además, fomentar el intercambio técnico entre los países.

Luego de la primera reunión, el intendente de San Miguel de Tucumán, quien arribó a Alemania acompañado por los funcionarios Walter Berarducci (secretario de Gobierno), Federico Romano Norri (subsecretario de Gobierno) y Juan Pablo Durán (subsecretario de Comunicación), ponderó la visita, al considerar que le permitirá a la Ciudad abrir sus puertas al mundo.

“Es una experiencia muy buena, un aprendizaje mutuo, ya que tanto nosotros como el gobierno alemán tenemos experiencias para compartir. Las diferencias entre Argentina y Alemania son lógicas, ya que hay ciudades alemanas que tienen más de mil años de vida. Nosotros tenemos problemas como ciudad que fueron por ellos superados, pero, no obstante, ellos también tienen otras dificultades, como lo es el tema de la inmigración. Esto va a seguir siendo así mientras sigamos con un mundo donde sus habitantes buscan vivir en las ciudades más desarrolladas. De la misma manera en que hubo una vez el sueño americano, los habitantes de Medio Oriente tienen el sueño Alemán”, reflexionó Alfaro. Y agregó: “Por eso la cooperación entre las ciudades es fundamental, porque esto busca achicar las asimetrías. Me refiero específicamente a cooperaciones en materia educativa, sobre cambio climático y el manejo de los residuos urbanos. Debe haber una predisposición, tanto de nosotros para aprender como de ellos para enseñarnos el camino”, sostuvo el jefe municipal.

El congreso internacional, que sumó también a otras municipalidades de Argentina, fue presidido por el alcalde de Nuremberg, Klemens Gsell.