En un confuso episodio, un menor de 16 años y su hermano mayor están acusados de dispararle con un arma de fuego a una mujer de 49 años, quien permanece internada en el Hospital Padilla. Tras el hecho, el menor también resultó herido con un arma de fuego y se encuentra fuera de peligro en el mismo hospital. Por orden del Juzgado de Menores de turno quedó detenido con consigna policial hasta tanto sea alojado en el Instituto Roca.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 23.15 del lunes en la calle Pérez Palavecino al 100, en el barrio Alejandro Heredia. Según los primeros datos recogidos por los efectivos de la Comisaría 4, el adolescente y su hermano, quienes son vecinos de la zona, llegaron en motocicleta hasta la casa de la víctima y sin mediar palabras le dispararon a la mujer.

Algunas versiones de testigos sostienen que en realidad los agresores fueron en busca de un “Tal Cacha”, quien luego de los disparos contra la mujer, baleó al menor. Sin embargo, otra hipótesis indica que este fue herido accidentalmente con el arma que intentaba guardar su hermano en el momento de la huida.

“Estamos trabajando para tratar de establecer las causas y las circunstancias en las que se produjeron los hechos de sangre. A raíz de la denuncia de los familiares de la mujer ya está identificado el hermano del menor y se esperan medidas de la Justicia para su detención, para luego establecer quién fue el autor de los disparos contra la mujer y luego, contra el menor”, explicó el Subcomisario Angel Ortiz, Jefe interino de la Comisaría 4.

La pareja de la mujer, que fue identificada como Griselda Quiroga, de 49 años, se presentó en la dependencia policial y formalizó la denuncia acusando al menor y a su hermano por los disparos que recibió su mujer causándole heridas en la zona lumbar, el antebrazo y axilas derechos.

Durante la madrugada, en tanto, un equipo de Criminalística y Laboratorio Químico de la Policía trabajó en la casa de la mujer a fin de reunir pruebas sobre lo sucedido. En el patio de la vivienda observaron manchas pardo rojizas.

Desde el Juzgado de Menores de turno, el doctor Dardo Laisé dispuso que el menor quede en calidad de detenido hasta su recuperación y posterior alojamiento en el Instituto Roca. Por ello, quedó internado en el Hospital Padilla con una consigna policial.

Allí le secuestraron un cargador de pistola Bersa calibre 380 con cinco cartuchos, elementos que fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Feria para su investigación.

FUENTE: Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán