Los referentes del movimiento anunciaron que este jueves realizarán la marcha.

La situación económica no da tregua y la inflación en los alimentos es el principal motor de la pérdida de poder adquisitivo en los hogares de menos recursos. A pesar del virtual congelamiento del dólar desde octubre de 2019, el aumento general de los precios no se detiene y desde diciembre suma más de 10% con el rubro alimenticio picando en punta y superando el nivel de inflación general.

Ya el saldo del 2019 dejó una amplia diferencia entre la inflación general (52%) y la de los alimentos (63%) y este verano no parece quedarse atrás ya que se estima que el aumento del precio de los alimentos rondará el 7% dos puntos por encima de la inflación general.

Este hecho se lleva por delante los esfuerzos de contener la situación social que implican el Plan contra el hambre y otras medidas impulsadas por el Gobierno Nacional, generando que los recursos que se destinan a la compra de alimentos para los hogares de menos ingresos terminen en los bolsillos de empresarios con poco sentido de la solidaridad.

Es por eso que este jueves 30 de enero vamos a marchar a la puerta de los supermercados para entregarle a los gerentes un pedido de comprensión y solidaridad. Los formadores de precios tienen que poner de su parte y estar a la altura de las circunstancias.

Este martes desde las 10 hs, las organizaciones sociales concentrarán en Obelisco para marchar al Anses (Av. Córdoba 720).

«Como venimos denunciando, el todavía presidente Mauricio Macri, pese a tener las herramientas suficientes e incluso el aval del Congreso para implementar la emergencia alimentaria, no tiene la decisión de asistir a las familias más necesitadas», afirmó Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie.

La dirigente nacional agregó que «la situación social se agrava en todo el país. El aumento del precio de los alimentos se suma a que desde el gobierno se han dado respuestas puntuales previas a la elección y, como si no hiciera falta comer todos los días, esos refuerzos no han sido previstos para noviembre. La insensibilidad llegó a un punto increíble».

El reclamo se llevará hacia las oficinas de Anses, organismo que depende del Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Se pedirá que se mantenga el bono asignado a la AUH, a los programa SSC y HF y se incluya también a quienes perciban jubilaciones mínimas.

 

“La gente está pasando hambre y el Presidente Macri debe ocuparse de los más débiles en forma urgente” sostienen desde Barrios de Pie

.

La organización social realizó ollas populares y cortes en distintos puntos y accesos de la provincia para pedir la declaración de la Emergencia Alimentaria y un blindaje social de manera urgente. Los puntos de concentración tuvieron lugar en el puente Lucas Córoba, en Concepción, Colombres, Villa Carmela, Lules y El Chañar.

“El Gobierno Nacional sigue haciendo oídos sordos a nuestros reclamos y no avizoramos que hoy tengamos respuestas concretas, hay compañeros nuestros que no están percibiendo sus ingresos y nos preocupa tanta indiferencia de las autoridades frente a esta situación” expresó José Argañaraz, representante local de Barrios de Pie.

Según el referente social, la situación cada vez se agrava más, y lo perciben en sus comedores y merenderos, por la creciente concurrencia ya no solo de niños sino de familias enteras que acuden en busca de alimentos. “La pobreza y la indigencia están pegando con dureza, ha vuelto el hambre a las familias argentinas, nos proponemos visibilizar la mala situación que estamos pasando todos los argentinos para que el Gobierno actúe, hoy tenemos que cobijar al grupo familiar ya no solo al niño que va buscando una taza de leche o un plato de comida a nuestros centros comunitarios”, agregó el dirigente.

Desde Barrios de Pie sostienen que este cuadro de situación se agrava cuando se profundiza en el análisis, puesto que a la carencia de alimentos se agregan los problemas nutricionales en la población infantil.

“Hace tiempo que venimos reclamando por la malnutrición que sufren niños y adolescentes, hoy no cuentan con los nutrientes necesarios que les permitan desarrollar sus capacidades intelectuales y de crecimiento, están destruyendo el futuro; es por eso que de manera urgente el Gobierno debe implementar la emergencia alimentaria” añadió Argañaraz. El proyecto de Emergencia Alimentaria propone que el Estado Nacional realice un relevamiento oficial para detectar a la población infantil con problemas nutricionales (bajo peso, desnutrición, obesidad) y brinde asistencia a esas familias, además de garantizar cobertura sanitaria y educativa.

Denuncia la falta de medidas que atiendan a las familias que hoy se encuentran debajo de la línea de pobreza.

Este jueves en Tucumán, la medida de fuerza de Barrios de Pie se llevó a cabo en las inmediaciones del Puente Lucas Córdoba, militantes instalaron una olla popular y repartieron material informativo.
“Es necesario que se declare la emergencia alimentaria a nivel nacional, en nuestros centros la afluencia ya de familias enteras es cada vez mayor, y observamos que hay problemas nutricionales en la población infantil”, planteó José Argañaraz, referente local de la organización Social Barrios de Pie.

“Los sectores más humildes estamos pagando las consecuencias de las políticas nacionales. Vemos un Gobierno Nacional más preocupado en la campaña electoral que en resolver los dramas sociales que causaron en los últimos cuatro años, la inflación, la falta de empleo y sumado a la carencia de políticas públicas dirigidas hacia los más humildes hacen que en los barrios la situación no dé para más”, expresó el dirigente.

Por otro lado, Argañaraz denunció la baja en programas nacionales de empleo, que afecta a casi 400 familias en el caso de Tucumán: “Nos parece inadmisible que frente a la crisis que estamos viviendo el Gobierno Nacional suspenda el pago de los programas, hay jefes de familia que cumplen con su contraprestación y hoy no perciben su ingreso, son miles en todo el país, es realmente una barbaridad que esto suceda”.

Finalmente, desde Barrios de Pie alertaron que continuarán con las medidas de fuerza si no encuentran respuestas y si las autoridades persisten en la indiferencia frente a la situación que atraviesa a las familias humildes.

A través de una jornada de protesta a nivel nacional se llevó a cabo en Tucumán una concentración en el puente Lucas Córdoba, la modalidad de la misma fue mediante una volanteada.

Barrios de Pie exige al Gobierno Nacional medidas urgentes que protejan a los más humildes.
“Hoy nos reunimos bajo la consigna Ollas Vacías, queremos visibilizar el crecimiento de la pobreza y como la situación económica impacta fuertemente en los sectores populares”, expresó José Argañaraz referente de la organización Barrios de Pie de la< provincia de Tucumán.

“Es una jornada de concientización, entregamos volantes a los vecinos para que vean nuestro reclamo, entendemos que la pobreza no puede ser un tema aparte, tiene que estar dentro de la agenda como también la Emergencia Alimentaria, proyecto de ley que venimos pidiendo hace tiempo”, explicó el Argañaraz.

Desde el movimiento social, muestran su preocupación ante el incremento de personas en los centros comunitarios que manejan: “Hay una gran demanda en nuestros comedores y merenderos, a la concurrencia habitual de niños, hoy se sumaron los padres, familias enteras y abuelos; este incremento no coindice con los alimentos que tenemos; estamos obligados racionar y compartir para que todos puedan acceder a un plato de comida o un vaso de leche, pero aun así no alcanza”: manifestó el dirigente tucumano.

“El gobierno nacional invierte millones en campañas publicitarias mostrando obras y progresos, pero la verdad que acá se ve los barrios en situación totalmente contraria”, finalizó.

“La pobreza no puede esperar”, fue el lema de la jornada que realizó el movimiento reclamando que se cumpla con las partidas a comedores y que se aumente la asistencia social, para responder la creciente demanda. “El Gobierno Nacional no toma medidas necesarias, hoy la discusión pasa por el precio del dólar, el valor de las letras del Banco Central o quien mide más en una encuesta electoral, mientras millones de argentinos están cada vez peor. Solicitamos se tomen medidas urgentes y contundentes que rescaten de la pobreza y marginación a los pobres de este país”, concluyó Argañaraz.

El espacio que postula al binomio Lavagna – Urtubey para las próximas elecciones presidenciales reunió en nuestra provincia a su rama juvenil.

Los jóvenes que militan en distintos espacios sociales e institucionales, mantuvieron un encuentro con la pre candidata Milsa Barros, para afianzar la campaña electoral.

“Nos reunimos con jóvenes estudiantes y profesionales, que provienen de distintas expresiones para reforzar nuestro mensaje y poder llegar a los jóvenes tucumanos que hoy ven en Consenso Federal una alternativa de futuro”, sostuvo Barros, quien secunda al legislador Silvio Bellomio en la lista “Alternativa Tucumán” del espacio de Consenso Federal.

“Creemos que vamos a lograr interpelar a la juventud si somos los jóvenes quienes le hablamos, contándoles que existe una manera de participar y ser protagonistas. Nosotros proponemos una participación en la política que no esté viciada por la corrupción y la impunidad, eso es lo que hacemos desde Libres del Sur” afirmó Milsa Barros.

“Hoy los jóvenes están muy afectados por la actual situación que vive el país, realidades como no encontrar un trabajo, la deserción en las universidades y terciarios en un sistema educativo que no contiene, la falta de acceso a una vivienda, los flagelos de la droga y la inseguridad, son males que sufrimos y que estamos dispuestos a cambiar sumando nuestra voz a esos lugares donde se toman las decisiones”, expresó Barros.

El líder de Libres de Sur y funcionario municipal de San Miguel de Tucumán, Federico Masso , dialogó con LV7 sobre la marcha de la campaña que lleva adelante como candidato a Legislador provincial. “Estamos visitando a los vecinos para demostrar que no somos más de los mismo”, dijo.

Masso, que políticamente pertenece al espacio liderado por German Alfaro resaltó que la situación de los comedores que Barrios de Pie asiste están colmados “no solamente por niños, ahora van los padres y abuelos” y añadió que están tratando de que “los míseros 12 pesos por ración que le proporciona el gobierno de la provincia se incremente”.

Consultado sobre la realidad económica, Masso destacó que “hay desconfianza de los grupos de poder con el gobierno nacional”.

La organización social anunció diferentes medidas de fuerza en todo el territorio nacional para reclamar por el momento social que se vive en el país.

Una de las consignas es visibilizar la situación de pobreza en la que se encuentran los barrios humildes, por lo que solicitan la sanción de la Emergencia Alimentaria.

Este jueves Barrios de Pie instalará instaló ollas populares en distintos puntos de la geografía tucumana, en Colombres, Villa Carmela, Concepción y en el Plaza Independencia, principal paseo del centro. La movilización se lleva a cabo desde las 10:00hs.

José Argañaraz expresó: «la situación social se agrava, la creciente inflación castiga a los asalariados y cada día es más difícil sostener el plato de comida en la mesa de los argentinos. El ajuste y los tarifazos agravan el panorama por lo que se necesita que desde el Estado se generen políticas que rescaten de la pobreza a las familias que hoy no la están pasando bien».

Además, Argañaraz sostuvo que la situación en Tucumán no es diferente a lo que ocurre a nivel nacional. «En nuestra provincia el Gobierno destina $12,36 por niño en los comedores infantiles, y la autoridades presentan como una buena noticia que se abran 100 comedores escolares más, administran la pobreza en vez de trabajar para disminuirla» expresó el dirigente.

También el coordinador provincial de Barrios de Pie denunció que el Gobierno provincial se niega a realizar una paritaria social que signifique una recomposición del ingreso de los programas de empleos provinciales.

«Este Gobierno que habla de cuidar a los tucumanos hace oídos sordos a nuestros pedidos de paritaria social, hoy ningún programa de empleo provincial se acerca siquiera al 50% del costo de la canasta básica alimentaria. Es el mismo Gobierno que atrasa más de 30 días las partidas de comedores infantiles, habrá que preguntarles cómo dicen cuidar el futuro si les da lo mismo que la comida de cientos de miles llegue en tiempo y forma o que tenga una demora de un mes», sentenció.

Este lunes el movimiento Barrios de Pie realizó una jornada de protesta en toda la provincia de Tucumán en reclamo de la paritaria social que consiste en la actualización de los ingresos de los programas de empleo provinciales.

Las medidas de fuerza consistieron en cortes de ruta en diferentes puntos del sur de la provincia, en las localidades de Leon Rouges, Concepción y Santa Lucía, y con una masiva movilización a plaza Independencia.

Al respecto el coordinador provincial de Barrios de Pie señaló: “vemos como un despropósito que el gobierno desatienda los pedidos de aquellas familias que hoy no tienen garantizado un plato de comida en sus mesas, son las mismas familias que a lo largo y ancho de la provincia sostienen un trabajo comunitario que brinda asistencia alimentaria a más de 6000 niños” señaló el dirigente.

En otro tramo Argañaraz señaló que la situación que se vive en los barrios humildes es abrumadora que se grafica en la mayor concurrencia de niños y hasta familias enteras a los centros comunitarios de Barrios de Pie. “Nuestro pedido se fundamenta en que la pobreza se agudizó en Tucumán, hay más de 30% de tucumanos que hoy no la están pasando bien y más teniendo en cuenta que son familias que dependen de un ingreso de un programa social que no logra cubrir el costo de la canasta básica alimentaria” argumentó el dirigente.

“Solicitamos al Gobierno de la provincia atienda nuestros reclamos para lograr que nuestros compañeros puedan costear esta difícil situación que se vive; estamos hablando de cifras irrisorias si tenemos en cuenta el presupuesto millonario que maneja la provincia o si tenemos en cuenta aquellos gastos de propaganda que son descomunales promocionando que en Tucumán se cuida al futuro”, señaló Argañaraz,

Tras haber movilizado al principal paseo tucumano referentes de la organización fueron recibidos en Casa de Gobierno por la secretaría de Gobierno Carolina Vargas Aignasse quién recibió los planteos de los dirigentes. “Agradecemos a la autoridades que nos hayan recibido porque en esta jornada lluviosa lo ideal sería que ninguno de nosotros estemos aquí hoy protestando sino que estemos en nuestra casa sabiendo que tenemos para darle alimento a nuestros hijos”, expreso Argañaraz.

Luego de la reunión  Argañaraz señaló que lograron transmitir su pedido y que de parte de las autoridades han comprometido estudiar el planteo de Barrios de Pie y brindar una respuesta en las próximas horas. “Esperamos que esta sea la última vez que tengamos que estar movilizándonos o cortando rutas, sabemos la problemática que esto causa y no nos gusta salir a protestar, somos gente de diálogo, somos gente de trabajo y queremos que nuestros compañeros tengan garantizado un ingreso digno”, dijo el dirigente.

Por último, Argañaraz señaló que en horas de la tarde la organización social realizará un plenario con la presencia de coordinadores de toda la provincia para analizar los pasos a seguir, ya que hasta la tarde las autoridades se comprometieron a hacer llegar una respuesta.

“Nos movilizamos para pedir un Blindaje Social de fin de año. Son necesarias medidas urgentes que pongan un freno a la pobreza y garanticen unas fiestas dignas para aquellas familias que hoy no la están pasando bien”, adelantó José Argañaraz, referente tucumano de la organización.

Para este martes, Barrios de Pie convoca a todos los militantes y los 130 centros comunitarios que la organización posee en Tucumán a movilizarse al frente de  Casa de Gobierno.

“Solicitamos mayor asistencia para comedores y merenderos que hoy se ven desbordados. Hoy en día no solo asisten los niños, sino que las familias enteras concurren en búsqueda de un plato de comida y un poco de leche y pan. Actualmente los recursos que recibimos son insuficientes”, expresó Argañaraz.

 

“Garantizar la paz social se traduce en llevar tranquilidad para aquellas familias que hoy no cuentan con ingresos suficientes para hacer frente a la crisis que vivimos. Solicitamos un blindaje social de emergencia para estas fiestas de fin de año”, agregó Argañaraz.

Desde Barrios de Pie ya  señalaron que el hambre y la pobreza crecen en la provincia de Tucumán.

“El Gobierno debe hacer frente a esta situación, solicitamos a las autoridades tomen cartas en el asunto, mañana queremos ser recibidos para encontrar una respuesta”, anunció Argañaraz.