‘Cuando estuvieron dentro de la CGT nunca propusieron un paro ni medida de acción’, lanzó uno de los líderes de central obrera.

Carlos Acuña rechazó ayer, que la CGT, se una al paro nacional que convocó Hugo Moyano y las dos CTA, para el próximo 30 de abril.

“No tenemos nada que ver con Moyano ni con la CTA” aseguró y dejó en claro que “cuando estuvieron dentro de la CGT nunca propusieron un paro ni medida de acción”.

El líder de la central obrera, además consideró que ahora “es momento de trabajar en la política para que este gobierno no vuelva nunca más y darle el apoyo a los que pretendan el mejor proyecto”.

Y sentenció: “este gobierno tiene una gran virtud: va a lograr que la oposición se una en torno a un bien en común que es sacar adelante al país”.

Sobre el la unificación del peronismo, dijo que espera que antes se debe presentar “un proyecto para el desarrollo del país, que la gente lo conozca y a partir de ahí que digan quién va a conducir eso y quiénes ocuparan los cargos. Haciendo eso, el frente opositor que se pueda armar gana en primera vuelta”.

Tucuman a las 7

Héctor Daer, uno de los jefes de la central obrera, aseguró que la compensación “aleja” la posibilidad de una medida de fuerza. Serían 5 mil pesos, pagaderos en dos tramos junto a los haberes de noviembre y enero.

La CGT le puso puntos suspensivos a un nuevo paro. Héctor Daer, uno de los secretarios generales, afirmó que la decisión del Gobierno de implementar -por medio de un decreto- el bono de fin de año “aleja” la posibilidad de una medida de fuerza.

Daer pronunció estos conceptos al finalizar la reunión plenaria de la central obrera. Según aseguró, el decreto ya está redactado y se encuentra a la firma del presidente Mauricio Macri.

“El bono será de 5.000 pesos, pagaderos en dos cuotas de 2,500, con los sueldos de noviembre y de enero”, confirmó el jefe gremial. Regiría para el sector privado y quedarían exceptuados del reclamo los estatales, las empleadas domésticas y los ruralistas, que se rigen por otros parámetros.

Héctor Daer, tras el final de la reunión plenaria de la CGT. “El bono es un esfuerzo que tiene que hacer el sector privado”, afirmó.

“Se trata de un esfuerzo que tiene que hacer el sector empresarial para poner dinero en la calle y hacer girar la rueda económica, que también los beneficia”, resumió Daer.

En esa misma línea, el maquinista Omar Maturano aseguró -tras finalizar la reunión- que “no habrá paro”.

Clarín

El Consejo Directivo de la Central Obrera se reunió para acercar posiciones pero por falta de acuerdo interno no lograron aún consensuar los detalles finales de la medida de fuerza que se estima será a fines de noviembre.

El Consejo Directivo de la CGT decidió este miércoles, por falta de acuerdo interno, postergar hasta la semana que viene la discusión sobre un nuevo paro nacional, a la vez que recibió un llamado del Gobierno para acercar posiciones.

“Va a ser fuerte”, adelantaron voceros de la central obrera tras la cumbre, en la que se discutieron detalles sobre la medida de fuerza, que aún no tiene fecha de realización.

Los líderes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, se retiraron de la sede de Azopardo al 800 sin realizar declaraciones a la prensa.

Los dirigentes no precisaron si sigue firme la posibilidad de que el paro se realice el 27 de noviembre, como había trascendido, pero sí aseguraron que va a ser “en la segunda quincena” de ese mes.

En este sentido, no descartaron que el cese de actividades pueda convocarse para uno de los días en los que se esté llevando adelante la cumbre de presidentes del G20, aprovechando que en esa ocasión “va a haber gente de todo el mundo” y la protesta tendría mayor visibilidad.

Por el momento, el Comité Directivo volverá a reunirse el jueves de la semana que viene para tratar de ponerse de acuerdo en estos puntos: además queda pendiente decidir si la medida de fuerza incluirá también un llamado a movilizar.

Bancos, escuelas, comercios, transportes entre tantos gremios y movimientos sociales se unieron al Paro General convocado por la CGT.

Barrios de Pie participó activamente instalando ollas populares en distintas localidades del interior y en los accesos a San Miguel de Tucumán. La concentración principal tuvo lugar en el Puente Lucas Córdoba.

“Frente a la difícil situación que se vive en el país es necesario sancionar la Emergencia Alimentaria y generar medidas que tiendan a proteger a los más vulnerables de nuestra sociedad”, manifestó el referente local de Barrios de Pie José Argañaraz.
También se refirió al ajuste que está aplicando el gobierno nacional: “Frente al fuerte ajuste que se está aplicando, los sectores más vulnerables son los más afectados, es por eso que hoy estamos más unidos que nunca, creemos que la única forma de que el gobierno escuche es con toda la gente y la militancia en la calle”, enfatizó el dirigente.

Además, hizo hincapié en la importancia de la Ley de Emergencia Alimentaria. Creemos que la Ley de Emergencia Alimentaria debe ser debatida por el Congreso; esta beneficia a familia y niños que están en situación de mal nutrición. Mediante las ollas populares, que estamos realizando en todo el país, se visibiliza la situación que se está viviendo. La pobreza sigue incrementando y creemos que las medidas que toma el gobierno son insuficientes” y agregó “Necesitamos un blindaje social efectivo en función de los ingresos económicos debido a hay familias que no llegan a cubrir las necesidades básicas con la ayuda social que perciben”, finalizó Argañaraz.

El paro general del próximo martes convocado por la CGT promete una parálisis de casi todas las actividades.

“Los trabajadores del transporte son trabajadores como el resto, y así como no habrá actividad en garagistas, sanidad e industriales, tampoco habrá colectivos, trenes y subtes”, subrayaron los triunviros cegetistas.

Tampoco trabajarán los camioneros, bancarios y los mecánicos del SMATA, alineados con el moyanismo en el Frente Sindical para el Movimiento Nacional, que este jueves se presentó en Ferro con duros discursos contra el Gobierno y también críticas al triunvirato de la CGT y sus sectores más moderados.

Otros rubros que se verán alcanzados por la medida son los aeronáuticos, los canillitas de Omar Plaini, los docentes de Udocba, Ctera, el FEB y Suteba, los profesores universitarios y los empleados de Anses afiliados a APOPS, de Leonardo Fabbre.

No habrá atención en bancos y en la Justicia se adhieren la UEJN de Julio Piumato y el Sitraju de Vanesa Siley. Se espera que por la escasa actividad, la Corte Suprema luego dicte “día no hábil” el 25 de septiembre para que no corran los plazos procesales en las causas.

Sin camioneros, no habrá recolección de residuos el lunes por la noche y el martes durante el día. Tampoco circularán mercaderías por las rutas, ni los camiones de caudales. El lunes será la última recarga de cajeros automáticos.

UTA Tucumán y ATEP adhieren al paro dispuesto por la CGT para este lunes por lo tanto la actividad en la provincia será prácticamente nula.

También adhieren los del gremio de SEOC por lo tanto se prevén que no habrá actividad en los shoopings y supermercados.

Por otra parte La Bancaria anticipó que no habrá bancos y los gremios universitarios seguirán de paro.

La educación privada no comunicó una decisión todavía, pero seguramente adherirá por una medida de seguridad. No está garantizada la libertad de le que quiere trabajar. Los mismo para los trasportes escolares, que seguramente se quedaran en sus casas por miedo a perder en manos de los piquetes de huelga su única herramienta de trabajo.