Ante el anuncio de los recortes presupuestarios para las obras con fondos nacionales y la paralización de las obras en las rutas 157 y 38, la comisión directiva de la UOCRA junto al cuerpo de delegados decidieron mantenerse en estado de alerta y movilización en defensa de los puestos de trabajo.

“La situación de la obra pública es muy calamitosa, se está retrotrayendo todo, y no sabemos que nos está ocurriendo con los puestos de trabajo”, expresó el secretario General de la UOCRA, David Acosta.

El dirigente adelantó que en asamblea podrían decidir para los próximos días la concreción de cortes de ruta.
“Hemos tenido una asamblea, y estamos tomando medidas en la ruta 38 y viendo si llegamos a cortes esta semana o la próxima”, anticipó.

En Tucumán, ya se perdieron casi 5 mil puestos de trabajo y desde la UOCRA temen que haya más despidos.

“Estos próximos días se están terminando las obras de vivienda, donde habrá nuevos puestos de trabajo caídos. Hay una política nacional que nos afectando directamente a nosotros”, explicó.