Así lo confirmó MSCI, desde EEUU. El país había accedido a ese estatus en mayo pasado

La calificadora MSCI publicó esta tarde un comunicado en el que detalla que la Argentina mantiene la categoría de «mercado emergente» a la que había accedido hace casi cuatro meses cuando ocho acciones locales –Globant, YPF, Telecom, Grupo Financiero Galicia, Banco Macro, Pampa Energía, TGS– pasaron a estar incluidas en el MSCI Emerging Markets (con menos de 0,3% de la cartera).

Por ahora es una buena noticia para el país. MSCI detalló que sigue de cerca los eventos económico que se desarrollan en el país, la evolución de los mercados y que, eventualmente, podría recategorizar a la Argentina a la baja –como «mercado independiente»–por el control de capitales que anunció el Gobierno el fin de semana.

MSCI cree que los índices MSCI Argentina siguen siendo replicables, a pesar de la introducción de controles de capital, ya que solo los que están listados en el exterior y american depositary receipts son elegibles para los índices MSCI Argentina
«MSCI cree que los índices MSCI Argentina siguen siendo replicables, a pesar de la introducción de controles de capital, ya que solo los que están listados en el exterior y american depositary receipts son elegibles para los índices MSCI Argentina», dijo la calificadora según Bloomberg.

En febrero pasado, MSCI anunció que mantendría «excepcionalmente» a la Argentina como mercado de frontera sin alterar la categoría de «emergente» que había alcanzado el año pasado. Por eso, cotizará en un índice que mezcla ambas categorías y en el que también están Perú y Colombia, por ejemplo.

MSCI es el compilador de índices más grande del mundo y su índice de mercados emergentes es el más importante para esa clase de activos, con hasta USD 1,8 billones de dólares en activos clasificados a junio de 2018.

Nuevamente, el puntal de los recursos tributarios estuvo a cargo del sector externo, a través de las retenciones y derechos de importación

El singular cambio de escenario que caracterizó a agosto se reflejó en el ritmo de cobro de los impuestos, en particular de los que que tienen un ciclo diario, como liquidación de operaciones vinculadas al comercio exterior, por la volatilidad y aceleración del tipo de cambio de una cotización estable en torno a $45 en el primer tercio del mes a $62 el último día; y sobre los débitos y créditos bancarios; y semanal en el de las liquidaciones de IVA, principalmente.

Mientras que la tasa de inflación que se movía a un ritmo por debajo de 2%, se aceleró entre extremos a un rango superior a 6%, en el promedio general, según algunos informes privados, que se estima derivó en una tasa media del mes en torno a 4%, pero más alta en los bienes transables, como en especial los alimentos, bebidas y artefactos durables con alto costo de insumos importados.

La recaudación total de Impuestos, Aduana y de la Seguridad Social (Anses) ascendió $458.494,6 millones, un 56,3% más que en igual mes del año anterior, frente a una tasa de inflación que se estima se mantuvo en el rango de 55% en 12 meses
En el clásico encuentro con la prensa, en al que concurrió Infobae, el director general de la AFIP, Leandro Cuccioli, informó que la recaudación total de Impuestos, Aduana y de la Seguridad Social (Anses) ascendió $458.494,6 millones, un 56,3% más que en igual mes del año anterior, frente a una tasa de inflación que se estima se mantuvo en el rango de 55% en 12 meses.

Según un decreto publicado este domingo en el Boletín Oficial, el Banco Central estableció que las empresas exportadoras deberán liquidar las divisas producto de sus ventas en el país y que todas las compañías, no solo los bancos, tendrán que pedir autorización a la entidad monetaria para girar divisas al exterior.

Los bancos operarán mañana normalmente, los clientes podrán retirar o depositar la cantidad de dinero que deseen y comprar hasta US$ 10.000, al tiempo que extenderán la extensión al público hasta las 17.00.

Así lo dispuso hoy el Banco Central, que lanzó una serie de medidas tendientes a asegurar el abastecimiento de dólares a empresas y ahorristas, entre las que se destacó que las exportadoras deberán liquidar las divisas producto de sus ventas en el país y que todas las compañías, no solo los bancos, tendrán que pedir autorización a la entidad monetaria para girar dinero al exterior.

Fuentes de la entidad que dirige Guido Sandleris explicaron que en los bancos ningún cliente “estará limitado para extraer dólares de sus cuentas”, ya sean estas personas o empresas.

En el caso de las “personas humanas”, tal la denominación jurídica para los particulares, el BCRA estableció un límite de compra de hasta USD 10.000 por mes. Ese mismo monto será el que una persona podrá transferir al exterior en el mismo lapso.

Además, y si bien no es estrictamente un tema bancario, la entidad monetaria destacó que tampoco habrá ningún impedimento al comercio exterior, ni restricciones sobre viajes.

Telam

Además, el organismo internacional explicitó el compromiso de «analizar y evaluar el impacto» que puede tener la propuesta de reperfilar los vencimientos de deuda que el país tiene con el organismo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró que «seguirá al lado de la Argentina en estos momentos desafiantes», al tiempo que explicitó el compromiso de «analizar y evaluar el impacto» que puede tener la propuesta de reperfilar los vencimientos de deuda que el país tiene con el organismo.

«Con respecto a la operación de la deuda anunciada hoy por las autoridades argentinas, el personal del Fondo está en proceso de analizarlas y evaluar su impacto. El personal entiende que las autoridades han tomado estos pasos importantes para hacer frente a las necesidades de liquidez y para salvaguardar las reservas», dijo el vocero del FMI, Gerry Rice, en un comunicado.

«El personal (del FMI) permanecerá en estrecho contacto con las autoridades y el Fondo seguirá al lado de la Argentina en estos momentos desafiantes», subrayó el portavoz.

El parte de prensa también confirmó que la delegación del FMI que estuvo los últimos días en Buenos Aires ya regresa a Washington y que durante su permanencia en el país mantuvo «conversaciones productivas» con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el presidente del BCRA, Guido Sandleris, y sus respectivos equipos.

«El personal del FMI también se reunió con el Sr. Alberto Fernández y miembros de su equipo económico para intercambiar visiones sobre la economía argentina», destacó el comunicado.

El ministro Hernán Lacunza anunció cuatro medidas que buscan extender los vencimientos de la deuda y darle un mayor margen de acción al Gobierno.

El ministro de Economía, Hernán Lacunza, anunció que buscará postergar el pago de la deuda que el país emitió y que está tanto en manos de inversores privados como con el FMI, para «aliviar la carga financiera en el corto y el mediano plazo».

«Queremos acordar con todas las fuerzas políticas una campana protectora» que no solo brinde certeza al sector financiero, «sino también a toda la población», dijo Lacunza durante una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por su gabinete, y algunos legisladores de Cambiemos.

Destacó que «ningún Gobierno puede solo, menos en época electoral», y anunció cuatro medidas que forman parte de la campana protectora, algunas requieren el aval del Congreso.

La primera medida anunciada fue la de extender los plazos de vencimiento de deuda de corto plazo, es decir de las Letras del Tesoro (Letes) y de las Letras de Capitalización (Lecaps), como así también el de las Lecer (Letras atadas al CER) y las Letras atadas al dólar (Lelink) y otras emitidas por el Banco Central para «los tenedores institucionales, quedando exceptuadas las personas, quienes cobrarán en tiempo y forma cada uno de estos vencimientos».

Lacunza anunció nuevas medidas económicas

«La medida busca aliviar la carga para el Estado de tener que pagar vencimientos de la deuda que, hasta antes de las PASO, se renovaban en un 88% y luego cayeron al 10%», dijo Lacunza en la conferencia de prensa.

En la jornada, la secretaría de Finanzas debía refinanciar unos US$ 2.600 millones de letras en pesos y dólares que vencían hoy, operación que quedó desierta.

Según cálculos, las personas físicas tendrían solo el 15% del total emitido, mientras que el restante 85% está en manos de inversores institucionales.

Hacienda precisó que en cada vencimiento se pagará el 15% a la fecha de vencimiento, un 25% a los tres meses y el 60% a 6 meses y que «cada título devengará su tasa correspondiente hasta la fecha de pago».

El ministro de Hacienda adelantó que las medidas impulsadas la semana pasada (suba del mínimo no imponible y eliminación del IVA en determinados productos, entre otras) no tendrán mayor impacto fiscal porque simultáneamente aumentará la recaudación.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, afirmó hoy que el Banco Central utilizará todas sus herramientas para estabilizar el tipo de cambio en el actual rango de precios y adelantó que las medidas impulsadas la semana pasada (suba del mínimo no imponible y eliminación del IVA en determinados productos, entre otras) no tendrán mayor impacto fiscal porque simultáneamente aumentará la recaudación.

El flamante funcionario, además, informó que julio arrojó un superávit fiscal primario de $ 4.293 millones y detalló que para el tercer trimestre se prevé un sobrecumplimiento de $ 20.942 millones de la meta pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en tanto que el excedente anual se ubicará en torno a los $ 5.197 millones.

El Presidente me ha pedido que convoque a los referentes económicos de todos los espacios que compitieron en las recientes elecciones”

«Hemos coordinado objetivos con el Banco Central, que usará a su criterio todas las herramientas necesarias para que el tipo de cambio no abandone el rango de precios de la semana pasada», señaló Lacunza durante su presentación en el microcine del Palacio de Hacienda.

El ministro aseguró que el presidente Mauricio Macri le transmitió la necesidad «de garantizar el precio del tipo de cambio como objetivo de primer orden y es lo mejor que podemos hacer para las familias argentinas».

Telam

Mauricio Macri se reunió este mediodía en su quinta familiar «Los Abrojos», en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, con el designado ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en un encuentro del que participaban otros miembros del Gabinete, y también el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora María Eugenia Vidal.

El designado ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, aseguró este lunes, tras reunirse con el presidente Mauricio Macri, en la quinta Los Abrojos, que el mandatario le transmitió “las prioridades de la gestión” y dijo que mañana asumirá formalmente el cargo, tras lo cual ofrecerá una conferencia de prensa en el transcurso del día para responder inquietudes de la prensa.

Fuentes oficiales confirmaron que, encabezado por el mandatario, el encuentro comenzó a desarrollarse poco después de las 11 y consignaron que eran de la partida también el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica; y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

Se trata del primer encuentro con el designado ministro de Economía tras la renuncia presentada por Nicolás Dujovne el sábado último, a una semana de las PASO, que significaron un revés electoral para el oficialismo en las urnas al imponerse el Frente de Todos con una ventaja de 15 puntos.

En tanto, para mañana, en un horario aún a definir, el Presidente le tomará juramento a Hernán Lacunza, hasta ahora ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, con la presencia de los demás integrantes del Gabinete Nacional.

La próxima misión del FMI llegará dentro de dos semanas a Buenos Aires para revisar el cumplimiento de las metas fiscales y monetarias comprometidas en el segundo trimestre.

Telam

Rápidamente el organismo a cargo de Leandro Cuccioli publicó en el Boletín Oficial tres resoluciones generales con estas dos medidas y con la ampliación de los planes permanentes de facilidades de pago, para darle tiempo a las empresas para su instrumentación a partir de la liquidación de los sueldos del corriente mes de agosto.

Como se había adelantado, las diferencias por la suba del mínimo no imponible del 20% que se generen a favor del contribuyente se devolverán íntegramente entre septiembre y octubre de este año. Se estima que la medida implicará una suba inmediata de los ingresos de bolsillo de unos 1,9 millones de asalariados y 400 mil jubilados y pensionados en un promedio de $7.000 en cada mes, y un ahorro de $2.000 en los meses siguientes respecto de lo percibido en mano en agosto.

Estas resoluciones, publicadas hoy en el Boletín Oficial, forman parte de la estrategia del Gobierno de mejorar los ingresos de todos los contribuyentes.

En primer término, la Resolución General 4.546 actualizó el mínimo no imponible y la deducción especial del impuesto a las Ganancias en un 20%, luego de la última actualización del 28,3 por ciento.

Implicará una suba inmediata de los ingresos de bolsillo de unos 1,9 millones de asalariados y 400 mil jubilados y pensionados de unos $7.000 en promedio en septiembre y octubre, y $2.000 respecto de lo percibido en mano en agosto para los meses siguientes

Aclaró la AFIP que la norma comenzará a regir en forma inmediata, aunque antes del final del ejercicio fiscal (en marzo próximo), la medida necesitará la aprobación del Congreso, para su efectiva formalización y compensación en la declaración jurada anual, correspondiente al corriente ejercicio fiscal.

En esta resolución se determina que las diferencias que pudieran generarse a favor de los contribuyentes por la suba en el mínimo no imponible y en la deducción especial se reintegrarán en dos cuotas iguales, en septiembre y octubre de este año.

Régimen para los independientes y facilidades de pago

En segundo lugar, la Resolución General 4.547 dispuso la reducción del 50% de los anticipos del impuesto a las Ganancias que deben pagar las personas físicas (incluidos los trabajadores autónomos) en lo que resta de este año (octubre y diciembre).

Mientras que a través de la Resolución General 4.548 se habilitó la ampliación de los planes permanentes de facilidades de pago que permiten regularizar las obligaciones impositivas, de los recursos de la seguridad social y las aduaneras. En el caso de las pymes, los planes pasarán de 6 a 10 planes; el resto de los contribuyentes podrá acceder hasta tres planes.

Una de las claves de esta resolución es la suspensión del Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER) hasta el 31 de diciembre de este año. Esto permitirá que los contribuyentes accedan a la cantidad máxima de planes y a la menor tasa de interés disponible con independencia de su perfil de riesgo tributario.

Se suspendió hasta diciembre inclusive el Sistema de Perfil de Riesgo (Sieper), por lo que se unifica en 3% mensual la tasa de financiamiento de las deudas tributarias corrientes
Se anticipó que en los próximos días se conocerán otras resoluciones del organismo, como la que contempla la extensión de 60 a 120 cuotas del plan de facilidades para cancelar deuda vencida y la que prevé la exención del pago del componente impositivo del Monotributo del mes próximo, entre otras.

Infobae

La medida esta destinada a atenuar el impacto que tendrá en los precios de esos productos la devaluación de la moneda y precisó que rige desde este viernes hasta el 31 de diciembre inclusive.

El ministro de Producción y Trabajo Dante Sica, anunció este jueves una rebaja total y transitoria del IVA a los alimentos básicos, cuya lista incluye a todas las marcas de de pan, leche, aceite de girasol, arroz, pastas secas, polenta, yerba, té, mate cocido, huevos, yogurt, huevos y legumbres en conservas.

Esta rebaja, que comenzará a regir desde mañana y se extenderá hasta el 31 de diciembre inclusive “abarca a todas las marcas” de pan, leche, aceite de girasol, arroz, pastas secas, polenta, yerba, te, mate cocido, huevos, yogurt, huevos, y legumbres en conservas.

Esta eliminación del IVA a los alimentos básicos «es lo más opuesto a un control de precios» y constituye una medida que demuestra que «el Gobierno está atento a lo que ocurre en la economía y el impacto en la inflación», dijo Sica en rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el secretario de Comercio, Ignacio Werner y el director de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño.

La divisa de EEUU se vendió a 46,69 pesos en el promedio de bancos. La devaluación de 1,4% del yuan chino arrastra a las monedas emergentes. El dólar en Brasil subió 1,8%

El impulso bajista que afectó a todas las monedas emergentes respecto del dólar se contagió a la Argentina, después de que el Banco Popular de China aplicara una devaluación del yuan de más de 1% este lunes.

En el promedio de bancos del microcentro porteño el dólar ascendió 80 centavos, a 46,59 pesos. En las sucursales del Banco Nación el dólar subió 1,8% -también 80 centavos-, a 46,40 pesos.

En el mercado mayorista la divisa se pactó a 45,49 pesos y en el transcurso de 2019 amplió las ganancias a 20,6 por ciento.

En lo que va del año, la evolución del tipo de cambio todavía exhibe cierto rezago respecto de la inflación, en torno a 25% acumulado en los primeros siete meses de 2019. En ese aspecto, vale recordar que el dólar todavía está debajo del récord nominal del 26 de abril, cuando alcanzó los $45,97 en la rueda interbancaria.

El monto negociado en el segmento de contado (spot) no sobresalió: fueron USD 747,2 millones. En futuros se operaron USD 1.179,1 millones en el ROFEX, donde los contratos para fin de mes terminaron a $46,44, y para diciembre de 2019, a 55,05 pesos.

Diego Martínez Burzaco, economista Jefe de Inversor Global, afirmó a Infobae que «la tensión internacional por el enfrentamiento comercial entre los EEUU y China llega en el momento menos adecuado para la Argentina, a días de las PASO».

Martínez Burzaco dijo que «también hay que observar la baja de las tasas de los bonos del Tesoro norteamericano, otra clara señal de que los capitales están yendo al famoso vuelo a la calidad. En ese marco, caen las divisas emergentes contra el dólar y hay una aceleración de la compra de los bonos del Tesoro como cobertura. En el mismo sentido, la onza de oro se está apreciando sobre USD 1.470, un valor que no se veía hace más de cinco años».

La suba del dólar, la baja de tasas de los bonos del Tesoro y el alza del oro son claras señales de “aversión al riesgo”
Las monedas de América Latina también se movieron en baja respecto de la cotización del dólar a nivel global, en un escenario de escalada de la guerra comercial entre Washington y Pekín y de perspectivas de menores tasas de interés internacionales. En Brasil, el billete verde trepó un 1,8%, a 3,95 reales.

El economista de Inversor Global subrayó que «los agentes financieros están siendo cautelosos y se desprenden de activos de riesgo. Y claramente los bonos del Tesoro y el oro son dos activos actuando como refugio, por dos razones. En el corto plazo no se sabe cómo va a seguir la escalada de este conflicto comercial, pues ahora Donald Trump mete más presión a la Reserva Federal para acentuar la baja de la tasa de interés. Y a mayor plazo, se confirma la rebaja para las perspectivas del crecimiento global y eso la Argentina lo va a percibir en la debilidad del precio de los commodities que exporta».

Miguel Ángel Boggiano, director de Carta Financiera, expresó que «el complicado panorama internacional de cara al futuro, con las tensiones comerciales entre las grandes potencias en el centro de la escena, también tendrá un peso mayor en los activos emergentes que los potenciales beneficios de la tan aclamada baja de tasas», efectuada por la Fed de los EEUU la semana pasada.

La devaluación del yuan representa una pérdida de USD 290 millones en las reservas del Banco Central
«Por eso es que, pese a la decisión de la Fed, el dólar se ha fortalecido no sólo frente al peso argentino, sino en general contra la mayoría de las monedas del mundo», agregó Boggiano.

Otro punto a tener en cuenta es el impacto que en las reservas internacionales del Banco Central significa una caída del precio del yuan. Por la ampliación del «swap» de monedas con el país asiático, la entidad que preside Guido Sandleris cuenta hoy con unos 130.000 millones de yuanes en sus activos.

El viernes significaban unos USD 18.732 millones, que con la significativa caída de la divisa china en este comienzo de semana se traducirán en unos USD 18.440 millones, unos USD 290 millones menos solo por efecto de la variación de las tasas de cambio, que será parcialmente compensado por las tenencias de oro y la suba del euro que también componen el activo de las reservas del Central.

MÁS DEMANDA EN EL CONTEXTO ELECTORAL

La reciente «oleada verde» por la revalorización del dólar en el mundo se encuentra en el mercado doméstico con una dolarización creciente previa a las elecciones, fenómeno que se reproduce en forma cíclica en nuestro país.

Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital, precisó que el actual nivel del dólar en Argentina «muestra conclusiones ambiguas».

Por una parte, Persichini recordó que el Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) que elabora el Banco Central «en un contexto de comicios es el más alto desde 2011, cuando Cristina Kirchner ganó con el 54% de los votos. También es un 46% superior al vigente cuando Macri ganó en 2015 y un 26% más alto que al que había en la victoria legislativa del oficialismo en 2017″.

«Sin embargo, un dólar relativamente más caro podría no ser determinante. Basta con ver los valores de 2003, 2005 y 2007 cuando el tipo de cambio real, a precios de hoy, siempre superó los 60 pesos», añadió el experto de GMA Capital.

Infobae