El ministro de Economía mantendrá este martes un encuentro con el jefe de la misión del organismo para Argentina, Luis Cubeddu, y la economista estadounidense Julie Kozack, directora adjunta del departamento para el hemisferio occidental del Fondo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunirá este martes con funcionarios del Fondo Monetario Internacional en la sede del organismo en Nueva York. Del encuentro participarán el venezolano Luis Cubeddu, jefe de la misión del FMI para Argentina, y Julie Kozack, directora adjunta del departamento para el hemisferio occidental, según confirmaron voceros del organismo

Guzmán arrancó este lunes sus reuniones en Nueva York con un desayuno a puertas cerradas con bonistas, analistas y referentes del mundo de los negocios en el edificio del Consejo de las Américas, en Manhattan. Al retirarse, el funcionario dijo que le había ido «muy bien» en este primer encuentro, aunque algunos de los participantes manifestaron sus dudas por la falta de definiciones concretas sobre el plan económico de la Argentina.

Guzmán arrancó ronda de reuniones con inversores y banqueros en Nueva York
Se trató del primer encuentro en la agenda del funcionario, que además incluirá el mitin con representantes del FMI. El encuentro con representantes del organismo multilateral tendrá lugar este martes y del mismo participarán Luis Cubeddu, venezolano de cercano vínculo con Argentina, y la economista estadounidense Julie Kozack.

Argentina busca el apoyo del gobierno de Donald Trump en el directorio ejecutivo del Fondo para renegociar la deuda. EEUU es el único socio de todos los países que integran el FMI que cuenta con capacidad de veto: esto es debido a que se requiere el 85% de los votos para aprobar una propuesta pero la suma de todos los países sin EEUU alcanza al 83%, por lo cual es determinante la postura de la potencia norteamericana, que ostenta el 16,5% de los votos.

El Gobierno ya ha dicho que no quiere más dinero del Fondo y buscará aplazar los vencimientos porque primero quiere que la economía del país crezca para después poder pagar.

También tiene que reperfilar la deuda con los bonistas, y si bien la propuesta no fue explicitada, se supone que incluirá una fuerte quita. Así también lo dio a entender el Premio Nobel de economía Joseph Stilgitz, durante un encuentro en el Foro Económico de Davos. Stiglitz, maestro académico de Guzmán, quien fue su colaborador en la Universidad de Columbia, sostuvo que «la realidad es que tendrá que haber quitas significativas» y dejó a entrever que, finalmente, será el camino que tome el gobierno argentino para resolver las dificultades de la deuda con los acreedores privados.

Ambito

Los inversores miran con atención la reestructuración de la deuda, en particular la de Buenos Aires

El Riesgo País argentino se disparó este viernes a los 2.080 puntos básicos, en medio de la incertidumbre en Wall Street por la reestructuración de deuda pública, las dificultades de la provincia de Buenos Aires para aplazar el pago de vencimientos y el freno del Banco Central a la fuerte baja de tasas de interés en pesos.

El indicador de JP Morgan ascendió este viernes 85 unidades o 4,3% para la Argentina, a 2.080 puntos básicos, frente a un nivel de 1.771 puntos que se observó el 23 de diciembre y los 2.600 puntos registrados a inicios de septiembre del 2019.

Los bonos en dólares cayeron en promedio un 2% en sus principales referencias, con paridades por debajo de 50% de su valor nominal, mientras que el bono 2021 de la provincia de Buenos Aires (BP21) rebotaba US$ a 53/55 dólares, luego de fuertes bajas previas.

Kicillof se mostró este jueves optimista sobre la negociación con los bonistas al señalar desde Israel que algunos «ya aceptaron la propuesta de la provincia» y ratificó que su propuesta está en línea con la estrategia del gobierno nacional.

Pero los analistas se muestran más cautelosos. “La situación resulta crítica en los desafíos que tiene la provincia (de Buenos Aires) por delante, pero en el corto plazo caer en un default parece una situación evitable y necesario que así suceda”, dijo la consultora Invecq.

A nivel local, los indicadores de la Bolsa de Comercio porteña operaron este viernes con caídas de las acciones en pesos, en una plaza que se mantuvo expectante frente a la reestructuración de deuda. El índice líder S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) retrocedió 3%, debajo de 40.000 unidades, con lo que amplió a 4,2% la pérdida acumulada en los primeros días del 2020.

El dólar blue, en tanto, avanzó 75 centavos y llegó hasta los $ 78,50 en cuevas de la city, mientras el Contado con Liqui bajó 71 centavos a $ 83,29, pero se mantuvo por encima del dólar solidario, cuyo valor fue de $ 81,90. El dólar bolsa subió a su vez a $ 81,86, y tanto el mayorista como el oficial cerraron estables a $60 y $ 63, en cada caso.

Clarín

El Contado con Liquidación avanzó $2,36 (+2,9%) hasta los inéditos $84; mientras que el dólar MEP subió $1,25 (+1,6%) a $81,51. El blue, en cambio, se mantuvo estable a $77,75 en cuevas de la city porteña, de acuerdo al relevamiento de Ámbito.

Por primera vez desde que se implementó el recargo para la compra de divisas en el mercado cambiario oficial, el Contado con Liquidación -que utilizan las empresas para ´fugar´ divisas al exterior- superó al dólar solidario, al dispararse $2,36 (+2,9%) hasta los inéditos $84.

De esta manera, el dólar que se obtiene a partir de la compra y venta de acciones y bonos amplió su brecha con el dólar mayorista al 39,8%. En simultáneo, el MEP avanzó $1,23 (+1,6%) a $81,57, por lo que el spread con la divisa que opera en el MULC llegó al 35,8%.

Pese al cepo hard, fue récord la cantidad de personas que compraron dólares en diciembre
El analista Christian Buteler señaló a Ámbito que era «esperable que la cotización del dólar libre supere al valor oficial, sobre todo en medio de un cepo duro como el actual que permite sólo comprar u$s200 por mes».

Añadió: «Si la cotización oficial no había sido superada hasta ahora fue porque se registró una alta demanda de pesos en diciembre; hubo una dolarización importante antes de las elecciones presidenciales; y además para el común de la gente la divisa está cara con relación con sus ingresos».

Buteler anticipó que «una vez que el efecto de esos tres factores se diluya, es esperable que también el MEP y el blue superen al oficial con impuesto. Estimo que será para febrero».

Mientras tanto, el dólar paralelo cerró estable este jueves a $77,75, según el relevamiento de Ámbito en cuevas de la city porteña.

El especialista puntualizó que el blue «está bastante atrasado en especial porque los ahorristas están liquidando en el circuito informal (que paga alrededor de $74), aquellos dólares que compraron previo a las elecciones. Hacerlo en el circuito formal, no tendría sentido porque los bancos están pagando $58».

Mercado oficial
El dólar solidario -que lleva el recargo del 30% para la compra de divisas destinadas al atesoramiento o turismo-, terminó estable a $81,87, dado que el oficial minorista cerró sin cambios a $62,98, en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito.

A su vez, el billete en el Banco Nación se mantuvo a $63, mientras que en su canal electrónico se ubicó en $62,95.

Ambito

El Costo Básico Total se incrementó un 52,8% en relación a igual mes de un año antes. En tanto, para no ser pobre debió desembolsar $15.584.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT) para una familia tipo, que define el nivel de pobreza, fue de $ 38.960,3 en diciembre último, con un aumento del 52,8% interanual, informó el INDEC.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el nivel de indigencia, tuvo en el último mes del año pasado un costo de 15.584,14 pesos, y también registró la misma variación interanual de aumento del 52,8%.

El costo de ambas canastas se ubicó así un punto porcentual por debajo del alza anual de precios minoristas, que fue del 53,8%.

En diciembre pasado la canasta básica total aumentó 3,6% respecto de noviembre y la alimentaria creció 3,2%, en la misma comparación, también por debajo de la inflación de ese mes del 3,7%.

Ambito

La AFIP resolvió incrementar un un 51,1% los montos de las categorías del monotributo para el 2020; como así también componente impositivo que se paga en cada una de ellas.

De esta manera, la categoría A pasará de $138.127,99 a $208.573,26 anuales y el pago mensual de esa categoría trepará de $1294,12 a $1955,41.

Tanto los montos, como el componente impositivo aumentarán en partes iguales, en la A, el impuesto pasará de $111,81 a $168,95 pesos, los aportes al sistema previsional aumentarán de $493,31 a $745,39 y el pago destinado al sistema de salud subirá de $689 a $1041,07 (ese ítem es el mismo para todas las categorías).

A su vez, los contribuyentes que se ubican en las categorías B y C podrán factura como máxima hasta $313.067,08 y $417.422,78 anuales, respectivamente.

En cuanto a las categorías más altas, el tope pasará de $1.151.066 a $1.739.261 para el caso de quienes presten servicios y de $1.726.599 a $2.608.892 para quienes realicen ventas de mercaderías o cosas muebles.

Mientras que las mismas pasarán a pagar de $6.101 a $8.945 para los locadores y prestadores de servicios (categoría H) y de $9.585 a $14.209 para quienes tengan actividad de comercio (categoría K).

Ambito

«La economía argentina está en una situación compleja: mucha deuda, demasiada inflación y poca actividad», señala el informe de la consultora económica.

«La suba de precios persistió elevada a lo largo de diciembre y enero, donde la inflación mensual no bajará del 3%, acumulando más de 6,5% en el primer bimestre de gestión de Alberto Fernández. En resumen, al menos durante los primeros meses del nuevo gobierno la inflación seguirá elevada», señaló Ecolatina.

El informe detalló que «para desacelerar la inflación, el gobierno congeló las tarifas de servicios públicos a lo largo del primer semestre de este año».

«El 1% del PBI de gasto que aumentarán los subsidios por este congelamiento será más que compensado por casi 2% del PBI que sumará el endurecimiento impositivo, de ahí el optimismo de los tenedores de deuda», agregó.

Asimismo, «el Banco Central está manteniendo fijo al tipo de cambio oficial -es decir, el que usa el sector privado como referencia para las operaciones comerciales- en 60 ARS/USD».

«Estas medidas moderarían la inflación anclando dos de los principales costos de las empresas. Sin embargo, pese a estas políticas, la suba de precios persistió elevada a lo largo de diciembre y enero», subrayó Ecolatina.

Por otra parte, observó que «la economía argentina está en una situación compleja: mucha deuda, demasiada inflación y poca actividad».

En ese sentido, la consultora consideró que «de cómo salga la renegociación de la deuda dependerá la reputación del gobierno y que las políticas antiinflacionarias y de reactivación de la actividad cumplan sus objetivos».

«Mirando la trayectoria del riesgo país y la descompresión de los mercados financieros, hay espacio para ser optimistas. Haciendo foco en el margen de error y en los delicados equilibrios sobre los que estamos parados, el mismo se desvanece. Ojalá que prime el primer punto; de lo contrario, la crisis que nos azota desde hace más de dos años se agudizará», concluyó.

Ambito

Es una canasta de 38 productos que releva Consumidores Libres en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Avanzó un punto más de lo que avanzó en la primera mitad de diciembre.

La canasta básica que releva Consumidores Libres en la Ciudad de Buenos Aires subió 3,06% en la primera quincena de enero según el relevamiento periódico que hace esa asociación. El movimiento supuso una aceleración respecto de lo que se vio en la primera semana de diciembre que sus realizadores atribuyen a remarcaciones previas a la entrada en vigencia de los nuevos precios cuidados.

La entidad de defensa a los consumidores hace el relevamiento en los supermercados Coto, Plaza Vea, y en centros de abastecimiento del Barrio de la Boca, Caballito, Liniers y Pompeya. Se trata de una canasta de 38 productos que se relevan dos veces por mes.

“En general en la primera quincena la variación de precios suele ser más alta que la segunda. Y en esta en particular las expectativas de congelamiento de precios, ya que hasta el 6 de enero estuvo vigente el programa Precios Cuidados del Gobierno anterior y luego entró en vigencia el nuevo”, dijo Héctor Polino, representante legal de Consumidores Libres.

En general en la primera quincena la variación de precios suele ser más alta que la segunda. Y en esta en particular las expectativas de congelamiento de precios, ya que hasta el 6 de enero estuvo vigente el programa Precios Cuidados del Gobierno anterior y luego entró en vigencia el nuevo (Polino)

La variación de la canasta básica de Consumidores libres en la primera quincena de enero compara con una variación del 2,15% en mismo período de diciembre, el mes pasado. Si se compara con un año atrás, en enero de 2019, el movimiento de la primera quincena había sido del 1,92%.

“Es un aumento importantísimo”, dijo Polino. “La inmensa mayoría de los países de la tierra, en un año tienen la inflación que nosotros tuvimos en una quincena”, agregó.

Entre algunos de los productos que más subieron se encuentran rubros que entraron dentro de los acuerdos de Precios Cuidados que acordó el nuevo Gobierno. La carne picada común, que está en el acuerdo de precios, subió 19,13% en los primeros días del mes.

El té en saquitos 12,71%, el kilo de naranja 12,43%, el pollo -también parte de precios cuidados- 11,79%, la polenta -otro producto sumado al congelamiento- avanzó 10,47% y el arroz fino 10,36%. De los 38 productos relevados, 31 registraron subas durante el último relevamiento.

Entre los que bajaron se destacó el retroceso del 17,83% de la cebolla, el 9,53% del zapallo y el tomate perita del 8,86%.

Infobae

Operadores estiman que la autoridad monetaria vendió cerca de u$s60 millones. Sucedió en una rueda en la que, producto de una mayor demanda, la divisa cerró a $59,95.

Por primera vez en el año, el Banco Central salió a vender dólares para frenar la suba de la cotización en el segmento mayorista, en medio de un brusco cambio de tendencia, potenciada por la demanda autorizada en un contexto de menor oferta.

«La autoridad monetaria tuvo que efectuar ventas para atender los pedidos de compra insatisfechos», indicó el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. Fuentes del mercado, en este sentido, estiman que el BCRA vendió cerca de u$s60 millones.

A partir de esa intervención, la divisa se incrementó sólo 13 centavos y rozó los $60, al cerrar a $59,95, en una rueda donde el extenso ajuste de los valores se tradujeron en una marcada amplitud entre máximos y mínimos operados.

«La presencia oficial abasteció la demanda en forma sostenida hasta que casi sobre el cierre de las operaciones, puntuales ingresos recortaron parte de la suba y acomodaron los valores en los niveles vistos en el final de la sesión», apuntó Quintana.

La divisa, de esta manera, salió de un período de marcada estabilidad (en las últimas siete ruedas había cerrado a $59,82) y registró la mayor suba intradiaria desde diciembre pasado.

Dijo Quintana que «queda por ver ahora si esta reacción implica el fin de un ciclo o si por el contrario, sólo se trató de un salto de los precios producto de un circunstancial aumento de la demanda autorizada que se irá diluyendo en los próximos días».

Dólar blue
Manteniendo la tónica de los últimos días, el blue volvió a cerrar estable este lunes a $76,50, según el relevamiento de Ámbito en cuevas de la city porteña, con lo que la brecha con el dólar «turista» se ubica en un 6,5% por debajo.

Dólar «contado con liqui» y MEP
En tanto, el Contado con Liquidación (CCL) subió $1,29 (+1,6%) a $81,90, por lo que el spread con el dólar mayorista se ubicó en el 34,9%.

Mientras, el dólar MEP ascendió $2,25 (+2,9%) a $79,90, lo que dejó una brecha del 33,3% respecto a la divisa que opera en el MULC.

«Los tipos de cambio operados por la bolsa subieron en lo que va del mes alrededor de 8,5%, en consonancia con la devaluación encubierta que se realizó luego de la puesta en práctica del impuesto del 30% a la compra de moneda extranjera», comentó Ariel Guzmán. analista de Rava.

Ambito

La AFIP publicó los nuevos valores de los pisos de las 11 categorías del Nuevo Régimen del Monotributo.

Desde este miércoles 1 de enero, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) actualizará los valores de los pisos de las 11 categorías del Nuevo Régimen del Monotributo.

La medida había sido tomada por el ex presidente Mauricio Macri luego de la derrota en las elecciones primarias (PASO).

Vence la eliminación de IVA para la canasta básica: qué alimentos están alcanzados
Esto significa que, la recategorización de enero 2020, se realiza con estos nuevos parámetros y afectará a unos 3 millones de monotributistas.

Estos nuevos parámetros corresponden a la movilidad de jubilaciones y prestaciones sociales, aplicable también a las 11 categorías del régimen, actualizando los ingresos brutos anuales, los alquileres devengados anuales y el importe a pagar mensualmente tanto por la parte impositiva como por el aporte previsional y de salud.

La nueva escala de valores del Monotributo entrará en vigencia con fecha 1 de enero de 2020:

 

 

Mercados atentos al blue, al rally de bonos y acciones y las licitaciones de Letras de mañana.

Comienza a regir a pleno desde hoy el impuesto del 30% al dólar, y el mercado estará atento al impacto que tendrá en el billete informal, que el lunes terminó en alza, a $76,75. La divisa norteamericana a partir de hoy pasará de $63 a casi $82 y se estima que tanto por este encarecimiento como por la vigencia del cepo que restringe a u$s200 el cupo mensual para adquirir dólares, el blue tendería a igualar o a superar al oficial.

Claro que no todo es tan lineal. Para esta época del año la demanda de pesos aumenta por diversas razones: en las empresas, para pago de sueldos, aguinaldos y bonos; y entre los particulares, para atender gastos típicos de fin de mes, fin de año y vacaciones, lo cual deja menos recursos disponibles para volcar al dólar. Este fenómeno se revierte al promediar enero.

De todos modos, las restricciones cambiarias, que limitan totalmente el acceso al dólar para atesoramiento a las empresas y muy significativamente a los particulares, hace que las expectativas se concentren en lo que puede ocurrir en los mercados alternativos, además del informal. Son los circuitos legales del dólar Bolsa o dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos), que el lunes quedó en $72,60 y el “contado con liquidación” (CCL) en $73,40. Son formas alternativas para hacerse de dólares, a través de la compra y venta de títulos públicos en el caso del MEP, y de bonos o acciones para el CCL.

Hay analistas que estarán atentos al comportamiento de estos mercados, que naturalmente deberían moverse al alza. Están aquellos que al menos en una primera etapa esperan ver un dólar Bolsa más activo, que tendería a mantener cierta presión en las cotizaciones. La razón es que, a los valores actuales, resulta conveniente comprar bonos contra pesos y venderlos contra dólares, con lo cual un particular obtendría billetes a 72,60 (más las comisiones correspondientes) y cancelar consumos directamente en moneda extranjera, sin tener que pagar el impuesto de 30% en el oficial. Varias agencias de turismo informaron que “no se recibirán pagos hasta el 2 de enero”.

La megaley dejó abierta la puerta para gravar también estos dólares legales alternativos. El inciso a del artículo 41 establece que el Poder Ejecutivo podrá “incorporar nuevas operaciones… en la medida en que impliquen la adquisición de moneda extranjera de manera directa o indirecta…”. Aunque no creen que (por el momento) les sea aplicado el gravamen.

Otro factor que puede actuar como freno para el dólar es el renovado atractivo de los títulos públicos, especialmente aquellos en pesos, como los Bonar 20 (A2M2) ajustables por CER. El lunes subieron 27,5% y aun así prometen un retorno de 1.241,79% cuando amorticen el 6 de marzo. Pero también saltaron otros papeles cortos como el Dual (AF20) que el 13 de febrero paga $95.000 millones y ofrece una TIR de 244%. O el BOTAPO (TJ20), ajustable por la tasa de política monetaria, que subió 18,4% el lunes y aun así ofrece un retorno de 275% para el vencimiento de junio.

Son todos papeles que están prácticamente a la mitad del valor que tenían en agosto antes de las primarias. Pero también el rally alcanzó a los títulos en dólares. El Bonar 2024 (AY24) trepó 9,7% el lunes y en las últimas 3 semanas acumula una mejora de 37,5%. El Bonar 2020 (AO20), el Discount (DICA) en sus distintas variantes, que paga la semana próxima, y el Centenario (AC17), que paga renta el lunes el 31 y recuperó 68% desde los mínimos que tocó en agosto.

En el mercado admiten que uno de los drivers que impulsó el rally de los últimos días es la sanción de la megaley promulgada el lunes. Pero también creen que la negociación con los acreedores privados concluiría en un canje de títulos cuyo resultado aún no se puede precisar, pero que en la combinación de mayores plazos y gracia para los intereses, el nuevo valor presente neto dejaría margen para una compresión de tasa con potencial de disparar alzas de más de 60% en las cotizaciones.

Otro elemento a observar es la licitación de Letras que efectuará el Tesoro. La semana pasada volvió a colocar deuda en pesos a corto plazo y consiguió $18.846 millones con una Letra ajustable por tasa BADLAR a una tasa efectiva anual de 49,8%. Esos fondos fueron aplicados al pago de los $20.800 millones que vencían del BOTAPO el lunes.

Mañana volverá a reintentar dos subastas de Letras ajustables por BADLAR a 3 y 6 meses de plazo, a ser suscriptas íntegramente en pesos el 30 de diciembre. No se especificó el monto en el llamado a licitación, pero ese mismo día vencen una Lecap por $18.500 millones y una Lecer por otros $5.500 millones, lo cual puede dar una idea de la cifra a la que apuntaría la el Ministerio de Economía.

Los ojos del mercado también estarán atentos a lo que ocurra con la cotización de los papeles privados. Las acciones treparon en las últimas jornadas, tanto en Buenos Aires como en la versión de los ADR listados en Nueva York. Particularmente, los títulos de los bancos, a raíz de la mejora en la cotización de los bonos, que conforman buena parte del capital de las entidades financieras. El martes Wall Street operó parte de la jornada con alzas en los papeles argentinos, comportamiento que permite anticipar una apertura alcista para hoy. Aunque no faltan quienes recomiendan prudencia, ya que las fortísimas subas de las últimas semanas podrían disparar tomas de ganancias y estacionar los fondos en alternativas que permitan sortear el Impuesto a los Bienes Personales.

Los ADR de Banco Macro (BMA) acumulan un alza de 51% en el mes, los de Grupo Galicia (GGAL) 28,2%, los de Supervielle (SUPV) 37,6%. Los de YPF (YPF) avanzaron 27,5%, los de Pampa Energía (PAM) 26,3%, los de Transportadora de Gas del Sur (TGS) 31,4%, y los de Edenor (EDN) 33,3%.

En BYMA, mucho dependerá de lo que suceda con la cotización del dólar en los mercados alternativos. La atención de traders, brokers e inversores estará puesta desde ahora en lo que suceda con el dólar, y si queda aire para continuar el rally de bonos y acciones.

Ambito