Así se expresó Domingo Amaya, candidato a Diputado Nacional por Juntos por el Cambio en Tucumán.

El actual secretario del interior del gobierno nacional señaló en un reportaje en los estudios de LV7 que “soy candidato de un espacio plural en donde hay hombres y mujeres de distintos colores pero que nos unen los principios y valores de respeto por la libertad y la república”.

Agregó que luchan para que “a ningún periodista le censuren y levanten un programa”.

El candidato dijo que “trajimos muchas obras y no preguntamos quien gobernaba ni cuantas personas vivian en los pueblos” y citó el caso de Amaicha del Valle en donde se realizó una planta potabilizadora de agua. “En Tucumán se invirtieron 30 mil millones de pesos” agregó.

Consultado sobre los proyectos que impulsara si es electo, Amaya remarcó que “son de educación., desarrollo de empleo joven, atención a la mujer. Vamos a replicar en todas las ciudades el centro de la mujer que hicimos en el mercadito de Don Bosco cuando era intendente”

“Hay que trabajar y no quedarse en la declamación. Si el este tiene agua con arsénico hay que prevenir porque la salud y la vida no tienen precio”, agregó Amaya.
Con respecto a las elecciones de este domingo, el candidato resaltó que “ya tenemos todos los voluntarios para fiscales” e hizo hincapié en “son voluntarios porque quieren un país distinto, sin narcotráfico”.

“Tucumán es la tercera provincia en la que se derribaron bunkers de narcos, en el país hay 60 mil detenidos por narcos, es un política que impulsa el presidente Macri”, dijo.

Al respecto de Macri, Amaya dijo que su visita a Tucumán fue emocionante. “El pueblo de Tucumán saliendo a la calle con banderas fue todo un mensaje, quieren que se trabaje por Argentina”.
Por último, fue consultado sobre que estará haciendo el lunes. “Preparándonos para el balotaje”, concluyó.

Logró el apoyo de los concejales que responden a Manzur y Bussi quienes sellaron un nuevo pacto politíco.

El nuevo titular del Concejo capitalino es abogado, se venia desempeñando como subrogante de la Legislatura provincial y como miembro del Consejo Asesor de la Magistratura y compartirá la conducción del Concejo junto a la hija de Isa Assan y el bussista Verón Guerra.

Los candidatos del Frente de Todos y Juntos por el Cambio, además de Roberto Lavagna, Nicolás Del Caño, Juan José Gómez Centurión y José Luis Espert, volvieron a enfrentarse a una semana de las elecciones

Los seis candidatos que competirán este domingo 27 de octubre en las elecciones presidenciales protagonizaron hoy el segundo debate presidencial en la Facultad de Derecho en la ciudad de Buenos Aires, un encuentro que estuvo marcado por la actitud del presidente Mauricio Macri y el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que polarizaron la discusión con fuertes acusaciones cruzadas.

El primero en comenzar fue Macri, que en su presentación afirmó que la discusión “tiene que servir para decidir en qué tipo de país queremos vivir”. “Es importante saber la trayectoria de los candidato, no cambio para acomodarme y tengo un candidato a vicepresidente que siempre da la cara”, agregó el Jefe de Estado, que busca su reelección.

Luego fue el turno de Nicolás Del Caño, que criticó el formato del debate y les pidió al resto de los candidatos que “sean serios y no mientan”, y de Roberto Lavagna, quien saludó a las madres en su día y señaló: “Los argentinos tenemos cierta debilidad en correr los temas centrales de la discusión. Los pueblos no tienen paciencia infinita. Mejor asumamos esa realidad”.

Alberto Fernández, por su lado, afirmó: “En la última semana dedicaron mucho tiempo a mi índice, pero mi índice solo marca errores y señala inconductas; sería bueno que se ocuparan de otros índices, el de desocupación, pobreza, de inflación, que este mes dio mucho que hablar, ocupémonos de lo importante”, planteó el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner

Luego siguieron José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión. Todos los candidatos exponen sobre cuatro nuevos ejes temáticos: Empleo, Producción e Infraestructura; Federalismo, Calidad institucional y Rol del Estado; Desarrollo social, Ambiente y Vivienda; y Seguridad.

El momento de exponer sobre seguridad, Macri se manifestó con dureza hacia las políticas del kirchnerismo. Fue el primero de los fuertes cruces entre los candidatos del Frente de Todos y Juntos por el Cambio. “Nosotros somos distintos a ellos, abandonan a las victimas del delito, alientan los barrasbravas, descuidaron la frontera; cuando Alberto Fernández fue jefe de Gabinete llegamos a importar 20 mil kilos de efedrina, hoy importamos 20. Esos 20 mil kilos sirvieron para producir droga y ser productor de narcotráfico internacional. Así son ellos, no van cambiar”, afirmó.

Y agregó: “En cuanto al terrorismo también estamos en posiciones diferentes, condenamos a Hezbollah como organización terrorista y el kirchnerismo quiso encubrir a los responsables del atentado en la AMIA”.

Del Caño, en tanto, señaló que muchos miembros de las fuerzas de seguridad formaron parte de la última dictadura militar y apuntó contra la ministra Patricia Bullrich. “Es responsable política de las represiones que terminaron con las muerte de Maldonado y Nahuel”, dijo. También apuntó contra Pichetto: “Quiere igualar a Micky Vainilla”, dijo al compararlo con el popular personaje de humor que inventó Diego Capusotto.

Luego, Lavagna se plantó en el medio entre el gatillo fácil y la mano flácida: “Como en el mundo desarrollado hay que implementar mano justa”.

José Luis Espert, que otra vez se mostró cómodo con el formato del debate, planteó su postura con relación a los cortes de calles y apuntó contra el dirigente social Juan Grabois: «Piquetero que corta la calle, piquetero que termina preso; ¡cuidado Grabois contigo!”, a lo que el referente de CTEP lo replicó en redes sociales. En sintonía se manifestó Gómez Centurión: “Es una vergüenza que los sucesivos gobiernos naturalicen los piquetes. Hay que hacer cumplir la ley permitiendo a los ciudadanos el libre tránsito. El orden público debe volver a ser un valor”, dijo.

Alberto Fernández, a su turno, comenzó por señalar que enseña en la UBA derecho penal hace 35 años y dijo que no hay “soluciones fáciles”. “Es más fácil hablar de mano dura, pero el problema está directamente vinculado a la desigualdad”. Además, prometió la creación de un Consejo de Seguridad para que estos temas se aborden como una política de Estado.

También replicó a Macri: “Gracias a Dios no nos parecemos en nada presidente Macri. Me preocupa que el consumo de droga haya aumentado en estos años, eso quiere decir que el negocio está proliferando”. “Tenemos que ser serios Presidente. El año pasado hubo 3200 personas asesinadas, no creo que sus familias se hayan sentido protegidas por usted”, añadió.

Mauricio Macri sobre Empleo, Producción e Infraestructura en el debate presidencial 2019
Otro de los puntos que aprovechó el presidente Macri para criticar a Alberto Fernández fue la corrupción en la obra pública. “Ellos son así, cuando gobiernan se creen que son los dueños de la plata de los argentinos. Para generar empleo hay que conectar el país y para eso hay que hacer obras. Pero en la obra pública había una matriz de corrupción, no lo digo yo sino los jueces que condenaron a De Vido, Ricardo Jaime. Se robaban la plata de las obras. Es lo que denunció Lavagna cuando se fue del gobierno. Y Fernández se fue del gobierno sin denunciar nada”, afirmó.

El candidato del Frente de Todos aprovechó la ronda de respuestas y una pregunta de Espert sobre si durante su tiempo como Jefe de Gabinete no había visto hechos de corrupción para responderle a Macri: “Usted con el clan Macri, ¿no vio la corrupción de la obra pública?. ¿No vio la corrupción de su familia? Después nos contó cuando su padre murió que él era el responsable. Hablemos en serio, Presidente, a mi no me va a correr».

«Cuando tuve diferencias renuncié y me fui a mi casa, y desde que me fui nunca un juez me citó para dar explicaciones, no es la situación del presidente, porque el día que Macri deje el Gobierno lo esperan más de 100 causas, en donde está siendo investigado. No es mi problema, no tengo nada que ver con la corrupción, no me corra por ese lado, puedo darle clases de decencia”, amplió.

Antes, Fernández señaló que para Macri el trabajo es un costo y que lo demostró al “cerrar el Ministerio” (de Trabajo). “El presidente uberizó la economía, y los trabajadores perdieron derechos”, dijo y agregó que el trabajo en blanco “es la mejor garantía de paz social”.“En tiempos de Macri se cerraron 43 pymes por día. Para que el trabajo vuelva vamos a poner en marcha las pymes y lo primero que vamos a hacer es que dejen de pagar tarifas dolarizadas”, explicó.

En el bloque temático dedicado a Federalismo y Calidad Institucional, Espert denunció que la coparticipación promueve el gasto irresponsable y prometió eliminarla. Por su parte, Fernández aseguró que terminará “con los empresarios que corrompen y los funcionarios que se dejan corromper”, y también “con los empresarios que llegan al estado y hacen negocios”.

“Es un sarcasmo hablar de calidad institucional. De un lado, el paradigma de la corrupción, con una candidata que lideró una cleptocracia. De otro lado, un gobierno que protegió los fueros de la doctora Fernández durante dos años”, sintetizó Gómez Centurión.

A su turno, Macri se quejó de que “ahora el kirchnerismo habla de federalismo después de prepotear con látigo y chequera a todos los gobernadores”. También se refirió a la administración pública: “Nos dejaron un Estado sin estadísticas y lleno de militantes. Ahora tenemos un Estado moderno”. En los últimos segundos de su tiempo, aprovechó para resaltar que el kirchnerismo “no acepta y no cree que Maduro sea un dictador”.

Espert, en tanto, les habló a Macri y Fernández: “Ver cómo se tiran misiles me causa un poco de gracia, deberían abrazarse. Muchachos abrácense, tan diferentes no son”, y el candidato del Frente de Todos se preguntó “¿qué pasó con los parques eólicos, cómo fue que su hermano blanqueó dinero cuando la ley lo prohibía?, son dudas que tenemos los argentinos que hablan de su conducta”.

Cuando llegó el bloque dedicado al desarrollo social, Alberto Fernández criticó al Presidente por el aumento de la pobreza.“Cuando terminé su mandato, la argentina va a tener 40% de pobres. El presidente llegó para llegar al punto de la pobreza cero, y mintió, es lo único que supo hacer, la pobreza la multiplicó, pero lo más grave es cómo multiplicó el hambre. Vamos a ocuparnos de que el hambre se termine y también vamos a ocuparnos de cuidar el medio ambiente. Vamos a crear un Ministerio de Vivienda”, explicó.

“Es indignante escucharlos hablar de pobreza, no les creo nada, gobernaron los últimos 24 años y la única idea brillante que tuvieron fue ocultarla. Ellos siempre han usado a los pobres y siempre han hecho clientelismo. 35 años gobernando La Matanza y no hicieron ni una obra”, disparó Macri, en referencia a los gobiernos peronistas.

Lavagna, en tanto, explicó que los últimos dos gobiernos “confundieron desarrollo social con reparto de planes” e insistió en que es posible generar 2 millones de puestos de trabajo en los próximos cuatro años.“Corremos el riesgo de acostumbrarnos a la pobreza, no hay memoria de que había un país distinto”, señaló. Espert, a su vez, consideró que «para la lucha contra la pobreza se necesitan profundas reformas pro mercado”.

A minutos del cierre del debate, Macri dio por sentado que llegará a una segunda vuelta, envalentonado por su desempeño en el debate y luego de la multitudinaria marcha que encabezó ayer sobre la 9 de Julio. “Aguantar la agresividad kirchnerismo es duro, pero aguantar que digan que ellos son los que saben es imposible. Lo peor de todo es que voy a estar dentro de tres semanas escuchando lo mismo. Espero haberme ganado el cielo de por vida”, señaló.

El cierre de los candidatos

José Luis Gómez Centurión: “Quiero ser el presidente que rescate al país del fracaso del último gobierno. Quiero un país con orden, con cultura del trabajo, con respeto a la autoridad”

Mauricio Macri: “En las últimas semanas el kirchnerismo volvió a ponerse agresivo y es por lo que están haciendo ustedes. Cientos de miles de argentinos marchando con alegría y en paz”

Nicolás Del Caño: “Macri se va en poco tiempo, se quedan la crisis, el FMI y los gobernador del Frente de Todos, que fueron cómplices”.

Roberto Lavagna: “Proponemos un acuerdo de mínima, que nadie que tome el poder crea que toma el poder todo y para siempre; que el diálogo, aún defectuoso como este, sea un componente permanente, y que el crecimiento y la creación del empleo sea tomado como un dato de mínima y de acuerdo básico entre todas las fuerzas políticas. Viva la patria».

José Luis Espert: “Mis competidores han demostrado que son parte del problema. Presidente, ahora grita por todos lados que “Sí, se puede” pero durante cuatro años no pudo o no quiso. Fernández, si llega hacer lo que dice que va a hacer va a generar una crisis que va a dejar chiquitita a la de Macri. Cuidados los chantas y chorros, vamos a ser su peor enemigo. El futuro de Argentina es liberal y ya comenzó”.

Alberto Fernández: “Vamos a ponernos de pie, que en la grieta se queden ellos, vamos a abrazarnos todos porque la Argentina puede crecer, nos merecemos el país que todos soñamos”.

Al final, y de la misma forma que ocurrió en el primer debate presidencial, Fernández y Macri cruzaron un frío saludo.

Infobae

El Presidente encabezó un multitudinario acto de la marcha «Sí, se puede» en el Obelisco porteño y pidió «decirles a los que están enojados o que estén dudando que los necesitamos, no yo como persona, sino todos los argentinos».

El presidente Mauricio Macri llamó hoy a «dar vuelta la elección» de las PASO en los comicios del próximo 27 de octubre en un multitudinario acto de la marcha «Sí, se puede» en el Obelisco porteño, que se replicó en ciudades del interior y del exterior, y pidió «no volver al pasado».

«Juntos tenemos futuro y vamos a dar vuelta la elección», afirmó Macri acompañado en el escenario por su esposa, Juliana Awada, y el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto.

El presidente, quien busca su reelección, sostuvo que «el domingo 27 es la elección real», y manifestó que «no es cualquier elección, porque define nuestro presente y futuro en muchos años».

En ese sentido, pidió «salir a convencer a los que todavía están dudando», y «decirles a los que están enojados o que estén dudando que los necesitamos, no yo como persona, sino todos los argentinos», porque «se define la Argentina en la que queremos vivir».

«Tiene que ser la elección de mayor asistencia desde 1983, por eso, todos a votar!», expresó en el acto donde también estuvieron la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Macri, quien pidió enfáticamente «fiscalizar» los comicios, destacó ante manifestantes que ocuparon varias cuadras de la avenida 9 de Julio: «demostramos que podemos tener políticas asistenciales sin clientelismo», y que «se puede gobernar mostrando el futuro que podemos construir».

«Se viene una etapa de crecimiento, de mejor trabajo y de alivio para los argentinos», prometió desde el escenario montado en la avenida 9 de Julio y Lavalle.

Asimismo, afirmó que «somos una mayoría que muchas veces miramos en silencio, a veces hasta con miedo, creyendo que la política era algo que había que mirar de lejos, que mejor no meterse porque nunca iba a cambiar».

«Y sin darnos cuenta fuimos regalando espacios, dejando el país en manos de unos pocos que se creyeron dueños del Estado y de lo público, que fueron por todo y hasta por nuestra libertad», advirtió ante los manifestantes que cantaban consignas como «justicia» y «sí, se puede».

En ese sentido, destacó que «por suerte fuimos despertando, juntándonos, alzando la voz y diciendo basta», y dijo que «así se van formando las revoluciones, con pequeñas rebeliones de gente que se va juntando. Esta es la rebeldía de la gente en paz y no queremos violencia, pero no estamos dispuestos a dejarnos llevar por encima una y otra vez».

«Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro. No nos vamos a quedar callados por más que pensemos distinto. Ya lo vivimos muchas veces, con deditos, con atril, con canchereadas, con soberbia», manifestó.

Y expresó que «no aceptamos que quienes destruyeron el país ahora nos digan con el dedo en alto que ellos son los que saben».

«Vamos a seguir teniendo desafíos que enfrentar, pero no lo vamos a resolver volviendo a los mismos del pasado», afirmó y pidió que «no caigamos en espejismos, en las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron con las mismas frustraciones de siempre, con los abusos que no queremos más, los privilegios defendidos con mentiras y patotas, no caigamos otra vez».

El presidente, que fue el único orador en el acto donde la mayoría de los manifestantes concurrieron con banderas argentinas, saludó al comenzar su discurso a «los compañeros venezolanos que nos acompañan, que defienden los valores que en su país perdieron».

La marcha en el Obelisco se replicó en ciudades del interior del país como Tucumán, Mendoza, San Luis y Bahía Blanca, entre otros puntos, mientras que en el exterior se hizo en Madrid, París, Londres, Roma, Sidney, Toronto y Melbourne, ciudad de México, Miami y Los Angeles, Montevideo y Río de Janeiro.

Los actos por la marcha «Sí, se puede» comenzaron el 28 de septiembre en Barrancas, barrio porteño de Belgrano, con la propuesta de extender la movilización a 30 ciudades del país y finalizará el 24 de octubre en Córdoba.

Telam

El jefe de Estado lanzó una batería de promesas para un eventual segundo mandato.

En medio de la campaña electoral, el presidente, Mauricio Macri, anunció una batería de promesas. Los anuncios comprenden un paquete de obras que el jefe de Estado dice que pondrá en marcha en un eventual segundo mandato.

Macri utilizó su cuenta de Twitter para dar a conocer los proyectos que quieren concretar en caso de ser reelecto. El primero de esos anuncios tiene que ver con Tucumán y Salta. En este caso, se refirió a que ampliará la ruta nacional 38 para que no sea más una ruta peligrosa; tal como sucede con la ruta 68 en Salta.

«No habrá más rutas de alto tránsito de doble mano -aseguró Macri-. Vamos a finalizar 1.600 kilómetros de autopistas que están en marcha y vamos a empezar otros 500 kilómetros, como la Ruta 38 en Tucumán y la Ruta 68 en Salta», precisó.

Dijo que habrá más autopistas, metrobuses, trenes y aviones. “Para viajar más seguros, crecer e impulsar el turismo necesitamos infraestructura de calidad –resaltó Macri-. También vamos a hacer que transportar la producción sea más fácil y económico, para potenciar las economías regionales”, agregó.

El candidato a presidente y la postulante a la vicepresidencia del Frente de Todos, Cristina Kirchner, encabezaron el acto por el Día de la Lealtad peronista en el Parque Recreativo Don Tomás de Santa Rosa, La Pampa.

El peronismo reunificó a sus distintos sectores en un acto encabezado en La Pampa por los integrantes de la fórmula presidencial del Frente de Todos (FdT), Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, bajo la convocatoria de la celebración del Día de la Lealtad justicialista.

Hasta Santa Rosa, la capital provincial, se trasladaron gobernadores, sindicalistas, legisladores y referentes partidarios para demarcar el contraste de la actualidad del peronismo respecto de años anteriores: esta vez no hubo actos dispersos por distintos puntos del país sino una sola cumbre, a una semana y media de las elecciones generales.

El encuentro también sirvió para que los miembros del binomio de candidatos se mostraran juntos por tercera vez, después de los actos que habían hecho en la ciudad bonaerense de Merlo, unos días días después del anuncio de la fórmula, y el cierre de campaña para las PASO en Rosario.

En su discurso, Fernández reiteró que el presidente Mauricio Macri «se ha cansado de decir mentiras, llegó mintiendo y sigue mintiendo», y trató al mandatario de «desvergonzado» por sostener, durante el debate presidencial del último domingo, que «se endeudó para pagar deuda del gobierno anterior».

Tras afirmar que el peronismo busca «darle al pueblo una opción», el postulante expresó que «lo que necesitamos es que la Argentina deje de caerse, que es lo que pasa cada vez que estos llegan al poder», en referencia al oficialismo.

«Nos dicen que la Argentina tiene un problema cíclico, que nosotros somos las piedras, pero ellos son las piedras. Cuando llegan al poder destruyen todo lo construido», insistió.

El ex jefe de Gabinete vaticinó que si el peronismo llega al poder «vamos a construir una Argentina que nos incluya a todos, no para unos pocos, para que la gente encuentre trabajo, se desarrolle y sea feliz».

En otro tramo volvió a acusar al gobierno de Macri, cuando dijo que para la actual administración nacional «donde hay una necesidad hay un negocio, y hacen negocios para sus amigos quitándole derechos a la gente y no les da vergüenza pagar los intereses que les pagan a los bancos».

Por su parte, Cristina Fernández planteó que «esta unidad que hemos logrado no nos tiene que hacer creer que todo está ganado», por lo que pidió «tener la claridad de saber que es una tarea dura la que va a venir, porque han vuelto a empobrecer a los argentinos».

Cristina Fernández: «Esta unidad no nos tiene que hacer creer que todo está ganado»

Tras pedir que el «neoliberalismo» no se implemente «nunca más» en el país, la ex mandataria definió a la administración de Macri como «la tercera experiencia neoliberal que sufre la Argentina», después de la última dictadura militar (1976-1983) y los dos mandatos de Carlos Menem en los 90.

Cristina Fernández se presentó en el escenario ataviada con un poncho tejido a mano por una artesana local, que fue un presente que le hizo el gobernador Carlos Verna, con quien la ex mandataria intercambió anécdotas sobre desencuentros de años anteriores.

Antes, Verna había hablado como anfitrión, para preguntarse «¿Cómo pasamos a un país neoliberal con un gobierno para pocos?», por lo que dejó un mensaje al peronismo: «Hemos tenido responsabilizad en esto, hay que pelearse menos y estar más juntos».

En otro tramo, el mandatario provincial sostuvo que «con Cristina y Alberto se consolidó el proyecto, el modelo y la perspectiva de un futuro. El 27 -aseguró- vamos a repetir el resultado: trabajaremos y llevaremos al peronismo al lugar en el que siempre debió estar», dijo sobre la victoria en agosto.

Del acto, realizado en el parque Laguna Don Tomás participaron los gobernadores Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Hugo Passalacqua (Misiones), Sergio Uñac (San Juan), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Casas (La Rioja), Mariano Arcioni (Chubut), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis), además del vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González.

También fueron parte del encuentro el mandatario electo de La Pampa, Sergio Ziliotto; el candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof; los diputados Eduardo «Wado» De Pedro, Cristina Álvarez Rodríguez y Daniel Scioli; los senadores Anabel Fernández Sagasti y Carlos Caserio, y el presidente del PJ, José Luis Gioja.

El 17 de octubre del año pasado, el peronismo había hecho, por lo menos, tres actos distintos en el país: en Tucumán, Manzur encabezó la cumbre de la por entonces llamada «Alternativa Federal», con la presencia, inclusive, de Miguel Pichetto -hoy compañero de fórmula de Macri-, mientras Gioja hizo lo propio en Corrientes y Máximo Kirchner congregó a los intendentes en el Conurbano.

En esta oportunidad fue el propio Fernández el encargado de recordar que, antes de este acuerdo de unidad, el PJ hacía «tres, cuatro actos» en el país durante cada Día de la Lealtad. Lo mismo había sido planteado por Verna.

Telam

El candidato a presidente del Frente de Todos recibió a Luisa Brumana, con quien dialogó sobre el «alarmante aumento de la pobreza» en la Argentina y de una consecuente malnutrición infantil.

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, recibió hoy a la representante de Unicef Argentina, Luisa Brumana, con quien dialogó sobre el «alarmante aumento de la pobreza» en la Argentina y de una consecuente malnutrición infantil, en especial en chicos de hasta 3 años.

Durante el encuentro, a horas de que se conmemore el «Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza», Fernández resaltó la importancia que tendrá la convocatoria «Contra el Hambre» para atacar esta grave problemática que hay en la Argentina y que fue alertada en el último informe de Unicef Argentina.

Según detallaron a Télam portavoces del encuentro, «los representantes de Unicef coincidieron con el diagnóstico y con el compromiso que asumieron los candidatos del FdT para darle prioridad a la niñez».

Telam

El Presidente se refirió a la devaluación posterior a las PASO y volvió a apuntar contra el kirchnerismo. “Traer los problemas del pasado no nos va a ayudar”, aseguró

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, aseguró este miércoles, después de su visita a la provincia de Córdoba, que si el 11 de agosto hubiese ganado las PASO, el dólar no habría aumentado bruscamente al otro día, como terminó sucediendo.

“Si la elección la ganábamos nosotros, el dólar seguía a $45. A ese precio estaba perfecto. Era un dólar competitivo”, afirmó en diálogo con un programa de radio televisado que sale en simultáneo por la 97.1 y canal 7, y que conduce el ex integrante de Videomatch Ricardo “Lanchita” Bissio.

Macri aseguró que “las exportaciones estaban creciendo hace mucho tiempo” y que la devaluación posterior a las PASO se dio “porque al mundo lo asusta que los argentinos queramos volver atrás”. “Traer los problemas del pasado no nos va a ayudar”, indicó.

El Presidente dijo que durante su gestión mejoraron “la base para la Argentina que viene” y advirtió que “con un buen consenso después de la elección y un buen presupuesto, la Argentina arranca”. Luego, agregó. “Ya tenemos un país más moderno”.

Durante otro tramo de la entrevista el jefe de Estado apuntó contra el candidato a presidente del Frente de Todos. “Alberto Fernández había dicho que el gobierno de Cristina Kirchner había destruido la economía. Ahora dice otra cosa. No se pone de acuerdo”, sostuvo.

En esa misma línea, siguió: “Es difícil saber de cuál de todos los Fernández estamos hablando. Si del que decía que Cristina aisló la Argentina, la dejó sin reservas, la empobreció y destruyó la economía, o el que dice que no estuvo tan mal y que fui yo el que destruyó la economía”.

“Yo asumo, en el peor de los casos, que no pude resolver los problemas que heredamos en los tiempos que pensé”, reconoció Macri, para luego justificar la falta de acompañamiento en las elecciones primarias. “Los que nos votaron en el 2015 y el 2017 y no lo hicieron ahora, tienen derecho a tener bronca”, afirmó.

Luego, también hizo referencia a lo que ocurrió en el debate presidencial y le respondió a Alberto Fernández, quien había asegurado que los fondos que había mandado el FMI se lo llevaron los amigos del Presidente. “Decir que la plata del Fondo fue para que se la lleven mis amigos fue una acusación al aire de alguien que fue al debate con la intención de agredir desde el minuto 0 y de no hablar de lo que ellos van a hacer”, indicó.

Por último, utilizó una metáfora deportiva para explicarle a la sociedad los motivos por los que lo tienen que votar. “Tanto en el deporte como en la ciudad de Buenos Aires las cosas fueron de menor a mayor. Cuando empecé en Boca mi amigo Ramón Díaz me ganó 5 campeonatos seguidos. Nosotros después ganamos 17”, afirmó.

Infobae

El candidato a diputado nacional por Juntos por el Cambio, Domingo Amaya, consideró este martes en la ciudad de Bella Vista que el gobierno de Mauricio Macri “es el gobierno más federal de la historia” y destacó las obras realizadas en la provincia.

“Hay obras magnificas de agua potable para que los niños dejen de enfermarse y las hizo el gobierno nacional pero esto era obligación de la provincia. Tuvimos que asistir a los pueblos porque la provincia no estuvo presente”, dijo y resaltó además el caso de los 27 jardines de infantes que construyó la nación y que en la mayoría de los casos todavía no funcionan.

El candidato señaló que “estamos trabajando para que el 27 de octubre haya una transformación de la Argentina. No es solamente una elección, es el futuro de nuestros hijos y nietos”.
Destacó la lucha que está llevando el gobierno nacional contra el narcotráfico al señalar que la Ministra Bullrich acciona contra los narcos por una decisión política del presidente. “De eso se trata la política”, resaltó.

Fue en el marco de la campaña junto a Rogelio Frigerio y Domingo Amaya. El candidato a Vicepresidente de Mauricio Macri, Miguel Angel Pichetto, tomó la palabra y se dirigió a la concurrencia. “Es un orgullo venir a encontrarme con la historia del peronismo, aquí nacieron dos hombres que fueron gobernadores de Tucumán, Amado Juri y Fernando Riera”, dijo.

El Senador resaltó que se enfrentan a “visiones económicas que atrasan y vuelven los mismos, vuelve el dedo acusador que estigmatiza y no ayuda a la democracia, sabemos que hay temas económicos preocupantes pero el ajuste se ha terminado”

Agregó que “el camino es el trabajo, de la pobreza vamos a salir con el trabajo, no con los planes. Los planes son por un tiempo, es el trabajo el que nos va a permitir recuperar la argentina productiva para que se recupere la dignidad”.