El candidato a vicepresidente por el oficialismo se refirió a las últimas cifras de pobreza y se mostró crítico respecto del sistema de asistencia social.

El candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, se refirió al incremento del índice de pobreza que este lunes dio a conocer el Indec y sostuvo que es una “realidad estructural” relacionada con una de las “falencias del sistema”.

De acuerdo al Instituto de Estadística y Censos, la pobreza en la Argentina aumentó 8,1 puntos en un año y alcanzó el 35,4% en el primer semestre de 2019.

En este sentido, al reflexionar sobre los motivos que llevaron al país a este complejo momento, el dirigente se mostró muy crítico del sistema de asistencia social y se refirió al trabajo extranjero en la Argentina.

“Si uno analiza el último presupuesto presentado por Hernán Lacunza, las cifras son inviables. El plan de ayuda a los sectores más vulnerables ¿puede ser para toda la vida? Yo creo que no. Puede ser para un año”, señaló.

Y se preguntó: “Cómo puede ser que gente que viene del extranjero, los 400.000 venezolanos, estén todos trabajando. Acá hay algo que no suena bien”.

Además, Pichetto aseguró que al momento de aceptar acompañar a Mauricio Macri en la fórmula presidencial estaba al tanto de los niveles de pobreza en el país y señaló: “Yo tenía números no alentadores cuando decidí acompañar a Macri”.

El 35,4% que informó el organismo estadístico implica un incremento de 8,1 puntos respecto a la medición de ese mismo período de 2018.

Además, de acuerdo a los datos del Indec, la indigencia, afecta al 7,7% de los habitantes del país. El muestreo del Indec abarca 31 conglomerados urbanos de todo el país, lo que representa cerca del 62% de la población total. Así, el organismo estadístico difundió que uno 10 millones de personas son pobres y 2,1 millones son indigentes.

En ese sentido, Pichetto sostuvo que el gobierno “debió haber informado desde el primer día qué estado tenía y qué medidas debía tomar”, y coincidió con el Presidente en que el resultado de las PASO y la derrota frente a Alberto Fernández incidió en la escalada del dólar y la turbulencia económica.

“En abril, mayo estuve en Nueva York. El dólar estaba a $45 y venía todo ordenado. Después de las PASO, hubo incertidumbre de los inversionistas”, señaló, aunque remarcó que el Gobierno debió haber advertido el desencanto social: “Antes de las primarias se tuvo que haber detectado el malestar de la clase media”.

Radio Mitre

El comicio provincial consagró al intendente de la ciudad, el radical Rodolfo Suárez, que será el próximo gobernador en reemplazo de Alfredo Cornejo, tras ganarle por más de 17 puntos de diferencia a la coalición Elegí Mendoza, que postulaba a la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti.

Con el 75% de las mesas escrutadas, el radicalismo obtenía el 50,76 % de los votos, mientras que el peronismo, representado en Elegí Mendoza, llegaba al 34,36 %.

En tercer lugar se ubicada Protectora, con el 8,24 % y cuarto y último el Frente de Izquierda, con 3,23 %.

Uno de los pilares de la elección fue la gran participación del electorado, que alcanzó el 80 % del padrón, superando en tres puntos a las Primarias de junio.

Pero el principal argumento del amplio triunfo tuvo que ver con la separación de las elecciones provinciales de las nacionales.

De hecho, el resultado supera los números que Suárez obtuvo en las PASO cuando llegó al 42,9 % de los sufragios.

En ese aspecto, se dio en Mendoza (donde no existe la reelección de gobernador) la tendencia que viene reiterándose en el resto de las provincias que ya adelantaron sus comicios: los votantes deciden una cosa a nivel local y otra a nivel nacional.

En las primarias nacionales de agosto, los candidatos Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, del Frente de Todos, fueron los más votados en la provincia, alcanzando el 40,48 % de los votos (cinco puntos más que Fernández Sagasti en junio).

La fórmula de Juntos por el Cambio, compuesta por el presidente Mauricio Macri y el senador nacional Miguel Angel Pichetto, arañó el 37 %.

Curiosamente, para diputados nacionales el peronismo obtuvo una ventaja de sólo el 0,8 % sobre los postulantes de «Cambia Mendoza», como se llamó Juntos por el Cambio en la categoría de legisladores.

Telam

El gobernador Juan Manzur justificó el uso del avión sanitario de la provincia para el traslado de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y del diputado Fernando Espinoza, quienes el 11 de septiembre viajaron a la capital tucumana para participar de un acto encabezado por el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández.

«Lo que hay que entender es que (los aviones oficiales) son herramientas de trabajo y que uno las utiliza en el marco de la prioridades que hay en el accionar del Gobierno de la Provincia», argumentó el mandatario tucumano, quien hoy volvió a la actividad oficial tras un viaje a los Estados Unidos y una posterior visita a Mendoza, donde ayer se reunió con Fernández y otros gobernadores peronistas.

La absurda explicación de Manzur por el uso del avión sanitario de Tucumán00:48
En diálogo con la prensa, Manzur fue consultado sobre las críticas y denuncias realizadas por la oposición por el uso del avión sanitario con fines políticos. «Siempre la gente habla, pero hay algunas cuestiones que hay que precisar. Hay que entender que, en los tiempos actuales, estas herramientas de trabajo sirven para poder cumplir con los objetivos de la Provincia», insistió Manzur.

Magario y Espinoza llegaron a Tucumán el 11 de septiembre, a las 15, provenientes del aeropuerto de San Fernando (Buenos Aires), junto con otras dos personas, en el avión sanitario de la provincia, un Cessna Citation Bravo matrícula LV-BEU, para participar de los actos de campaña del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Desde el Gobierno provincial confirmaron que la aeronave oficial fue utilizada para el viaje de los dirigentes bonaerenses. Explicaron que el avión estaba en Buenos Aires por mantenimiento y que Manzur ordenó que a su regreso a Tucumán traslade a Magario y Espinoza, quienes no habrían conseguido asiento en vuelos comerciales para asistir al mitín peronista.

Sin embargo, el propio registro oficial de vuelos del gobierno provincial indica que la aeronave oficial partió a las 10.05 desde Tucumán con destino al aeropuerto de San Fernando, en Buenos Aires, para recoger a Magario y a Espinoza, quienes aterrizaron en esta provincia a las 15.

El registro también confirma que el avión sanitario partió nuevamente a Buenos Aires a las 23.30 del miércoles con cuatro personas a bordo y que regresó a Tucumán, ya sin pasajeros, a la madrugada del jueves.

La senadora nacional Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio), denunció que el costo del operativo de traslado de Magario y Espinoza para participar de los actos de campaña que encabezó el compañero de fórmula de Cristina Kirchner rondó los US$ 24000 (a razón de US$ 6000 por cada tramo entre Tucumán y Buenos Aires).

También generó indignación en las redes sociales el asado organizado por el Manzur para agasajar a Fernández en su visita del 11 de septiembre, donde más de 5000 comensales degustaron 2000 kilos de vacío, 1000 kilos de chorizos y 10 mil empanadas, además de ensaladas y postre.

La semana pasada, los legisladores provinciales José María Canelada y Eudoro Aráoz, ambos de la UCR, presentaron una denuncia penal por el presunto delito de «peculado» contra Manzur, Magario y Espinoza a raíz del uso del avión oficial con fines partidarios.

«La impunidad con la que manejan el dinero de todos los tucumanos como si fuera propio constituye un delito, y nosotros no podemos mirar al costado. Que el avión sanitario se haya destinado como un taxi aéreo para que vengan dos personas a participar de actos electorales, sin importar que sean funcionarios en otras provincias como el caso de Magario, hace que se esté incurriendo en una de las conductas establecidas en el Código Penal. Simple y sencillo como eso», explicó Canelada.

La Nación

Luego de la no habilitación por inconvenientes con la documentación (según el municipio de Tafí Viejo) y de la visita del presidente Mauricio Macri, el jardín de infantes construido con parte del dinero incautado a Antonini Wilson, quedó habilitado este jueves.

Según publicó en su cuenta de Twitter el intendente Javier Noguera, los papeles requeridos fueron presentados correctamente.

El presidente visitó un centro infantil hecho con dinero decomisado a Antonini Wilson en la localidad de Tafí Viejo.

El presidente Mauricio Macri sostuvo este miércoles, en Tucumán, que la inauguración de un espacio de primera infancia construido con plata decomisada al empresario venezolano Guido Antonini Wilson, quien quiso ingresarla ilegalmente al país en 2007, es «el símbolo para que logremos que el dinero de los argentinos vaya a los argentinos».

Macri encabezó junto a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y su socia política, la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió -a quien llamó «querida Lilita»- la puesta en marcha en Tafí Viejo del Espacio de Primera Infancia (EPI) «Estrellita de la Nueva Esperanza».

El mandatario nacional, recibido por docentes y padres con la consigna «Sí se puede», sostuvo que «este espacio le cambia la vida a muchas familias» y precisó que hay 205 chicos inscriptos para asistir al lugar que aún no funciona porque falta la habilitación municipal.

«El intendente (Javier Noguera, del PJ) está un poco remolón para habilitarlo, pero vamos a pedirle todos juntos que lo habilite», reprochó.

Noguera se encuentra en Estados Unidos acompañando en una gira al gobernador Juan Manzur. El intendente replicó por Twitter que «una vez más aclaramos: la habilitación municipal no es un acto discrecional del intendente, es un acto administrativo que debe formalizarse».

En tanto, Macri dijo que «aquí se respira futuro; se respira esperanza», y resaltó: «Este espacio le cambia la vida a muchas familias porque podrán dejar a sus hijos sabiendo que serán cuidados como en sus casa y eso les permitirá a los padres y madres poder estudiar o trabajar para construir un futuro mejor para todos».

Si bien recalcó que el lugar es especial porque se hizo con dinero recuperado de la corrupción, aclaró que «desde 2016 venimos construyendo lugares como este».

Esta inauguración es el «símbolo para que logremos que el dinero de los argentinos vaya a los argentinos, y esto tiene que ver con una batalla que mi querida ‘Lilita’ (por Elisa Carrió) ha dado durante tantos años, que es la lucha contra la corrupción», completó.

Macri ponderó que el centro fuera construido «con el dinero de las valijas de Antonini Wilson, en 2007», cuando el empresario venezolano quiso ingresar casi 800.000 dólares ilegalmente al país, en medio de la campaña electoral para la primera presidencia de Cristina Kirchner.

Telam

Mauricio Macri viajará este miércoles a Tucumán para supervisar obras de renovación de las vías del tren Belgrano Cargas, que volverá a operar tras 27 años de inactividad y cuya inversión estimada para la región es de unos 55 millones de dólares.

El presidente Mauricio Macri viajará a Tucumán para supervisar obras de renovación de las vías del tren Belgrano Cargas, que volverá a operar tras 27 años de inactividad y cuya inversión estimada para la región es de unos 55 millones de dólares, y visitar un jardín de infantes construido con fondos incautados al empresario venezolano Guido Antonini Wilson.

Macri tiene previsto arribar a la provincia en horas de la tarde y se dirigirá en helicóptero hacia la comuna 7 de Abril, en la zona sureste de la provincia, casi en el límite con Santiago del Estero, donde recorrerá las obras que permitirán la recuperación de casi 60 kilómetros de vías en la provincia.

Luego el mandatario presidencial se trasladará hacia Tafí Viejo para visitar el jardín de infantes construido con fondos recuperados de la corrupción.

El predio se construyó con parte del dinero que el venezolano Antonini Wilson intentó ingresar ilegalmente a la Argentina en 2007, durante la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

Una de las fundadoras de Cambiemos visitará nuestra provincia para presentar su publicación

Este miércoles 18 de septiembre, la diputada nacional, referente de la Coalición Cívica – ARI, y cofundadora de Cambiemos, Elisa ‘Lilita’ Carrió presentará su último libro, «Vida» en la provincia de Tucumán. La cita será a las 19 hs. en el Hotel Carlos V de San Miguel de Tucumán.

«El libro tiene la historia de cómo se hizo el golpe del 2001», explicó Carrió durante la presentación de su flamante publicación editorial en la provincia de Corrientes. «Cuando asumió (Eduardo) Duhalde no hubo más muertos: los pusieron a los muertos. Y no estoy defendiendo a (Fernando) De La Rúa porque yo era opositora. Pusieron a los muertos», arremetió según consigna Perfil.

Sobre la derrota de Juntos por el Cambio en las PASO, analizó que «a veces Dios nos advierte para que bajemos los niveles de soberbia», e instó a la administración de Mauricio Macri a que «baje los impuestos de una vez por todas, para que no sean las clases medias las que tengan que pagar los platos rotos de los especuladores financieros y los piqueteros ricos».

«Si hoy estamos mal es porque nos robaron durante años», disparó, y alertó que «en las próximas elecciones se juega la libertad». «En octubre gana la República, gana la lucha», se entusiasmó la diputada que fundó Cambiemos en 2015 junto a los líderes del PRO, Mauricio Macri, y de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz.

Carrió llega a Tucumán para apuntalar a la lista local de Juntos por el Cambio rumbo a octubre: en nuestra provincia se disputan cinco bancas en la cámara de Diputados y la lista que encabeza Domingo Amaya se quedaría con sólo un escaño en caso de repetirse los resultados de agosto. La referente de ‘Lilita’ en territorio tucumano, Sandra Manzone, ocupa el cuarto lugar de la nómina.

Fuente: El Tucumano

La UCR de Tucumán presentó este viernes una denuncia penal contra el gobernador, Juan Manzur, por el uso indebido de uno de los dos aviones de la flota de la provincia. El legislador “Toto” Araoz confirmó que presentará una denuncia por “peculado” ante la justicia provincial a más tardar el lunes contra el mandatario provincial.

El miércoles la intendenta de La Matanza y su antecesor y candidato a sucederla, Fernando Espinoza, abordaron el avión Cessna Citation Bravo LV-BEU, una de las dos aeronaves de la gobernación, que además tiene un uso sanitario. Los dos dirigentes de La Matanza participaron de los festejos por los 50 años de la UIA local, donde se destacó la presencia de Alberto Fernández, Sergio Massa y el secretario general de la CGT, Héctor Daer.

Según publicó La Gaceta, el avión oficial de la provincia regresó con destino a San Fernando y horas después, volvió a Tucumán, sin pasajeros.

Las imágenes de la compañera de fórmula de Axel Kicillof al pie del avión no tardaron en viralizarse en las redes sociales. “El kircherismo al máximo: además de gastar $20 millones en un asado para Alberto Fernández en Tucumán, el Gobernador les prestó el avión oficial a Fernando Espinoza y Verónica Magario. Esto ya se hizo antes. Como siempre, se creen dueños del Estado”, escribió el diputado radical José Cano en Twitter.

La senadora radical por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, también cargó contra Manzur. “Es escandaloso; se usó el avión sanitario para traer a la intendenta Magario. Cada tramo -calculamos- vale 6 mil dólares. Y mientras se discutía la emergencia alimentaria se gastaron más de 20 millones de pesos para una recepción partidaria”, sostuvo la también candidata a gobernadora por Cambiemos en las últimas elecciones en alusión al asado para 3 mil personas del que participó Alberto Fernández.

Elías de Pérez además instruyó a uno de sus legisladores, José María Canaleda, para que presente un pedido de informe ante la gobernación para conocer el costo del traslado. “El avión sanitario de la provincia no debe ser utilizado como taxi para acarreo de funcionarios de altas esferas del Frente de Todos”, señala el escrito.

Desde la gobernación explicaron oficialmente que las dos aeronaves son de uso oficial y secundariamente de uso sanitario. Además, adjuntaron la ley 112/2010, que regula el uso de la flota provincial y que en uno de sus artículos establece que el gobernador tiene la potestad de disponer del avión para que viajen funcionarios y autoridades nacionales o provinciales, aunque el motivo del viaje no sea un acto oficial.

Por otra parte, insistieron en que -en caso de necesidad- la provincia contrata aviones sanitarios del sector privado o de otras provincias, como Santiago del Estero. Por otra parte, minimizaron el uso del avión, porque se encontraba en Buenos Aires para una revisión técnica. Por último aprovecharon para tomar distancia de José Alperovich. “El sí utilizaba los aviones para uso familiar y eso quedó en el inconsciente colectivo”, señalaron.

Los Primeros

La Cámara de Diputados aprobó este jueves por amplia mayoría y envió de inmediato al Senado el proyecto consensuado por los bloques opositores para prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2022 la emergencia alimentaria en la Argentina, lo cual implica un aumento en un 50 por ciento de los recursos destinados a este fin, por un monto de 10 mil millones de pesos.

El proyecto, aprobado por 222 votos en general y una abstención de la diputada de la Izquierda Socialista Mónica Scholotthaauer, contó con el respaldo de todos los bloques parlamentarios, incluido el oficialista Cambiemos, en la primera sesión que realiza la cámara baja después de las PASO y luego de 3 meses sin sesionar.

La sesión se extendió por sólo tres horas y se desarrolló sin sobresaltos y con discursos medidos, mientras en las afueras del Congreso los grupos piqueteros se manifestaron para seguir de cerca la discusión del proyecto.

Al abrir la sesión especial, que se inició a las 12.14, con la presencia de 135 diputados, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, aclaró que se acordó con los titulares de los diferentes bloques parlamentarios que el plenario sea «lo más breve posible dada la sensibilidad del tema» y anunció que hablaría «sólo un diputado por bloque, 5 minutos».

El primer orador fue el diputado nacional de Red por Argentina, el ex viceministro de Desarrollo Social del kirchnerismo Daniel Arroyo, quien sostuvo que el proyecto «puede ayudar a ponerle un piso a la caída social» y afirmó que «es evidente que hay emergencia, hay un problema de hambre, mal nutrición y más gente en los comedores: está claro que no es lo mismo comer que no comer. Nadie tiene que encender la mecha».

Desde Cambiemos, el diputado nacional de la Coalición Cívica, Héctor «Toty» Flores, fundamentó el respaldo del oficialismo y dijo que si bien «no coincidimos con la magnitud de la situación que estamos viviendo, hemos decidido acompañar el proyecto porque es necesario para la gente que está sufriendo».

«Tenemos que desandar un camino desde 2015 cuando decían que Cambiemos venia a sacar todos los planes sociales y sin embargo este gobierno ha incrementado la asignación que llega hoy a 9 millones», aseguró Flores, fundador de la cooperativa bonaerense La Juanita.

Por su parte, el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso, uno de los principales impulsores del proyecto de consenso, explicó que «estamos dando una respuesta institucional a un problema acuciante y estamos planteando la emergencia porque hay un montón de gente que está teniendo problemas para almorzar y cenar».

Telam

La Cámara de Diputados tratará mañana la iniciativa presentada por los bloques opositores en una sesión especial que se extendería durante toda la tarde

En un intento por poner fin a un arduo debate que podría generar mayores complicaciones en la campaña electoral, el Gobierno y la oposición acordaron aprobar mañana, en una sesión «corta y sin agresiones», el proyecto de ley de los bloques de diputados opositores que contempla un aumento del 50% de los programas de ayuda social en el contexto de la emergencia alimentaria y que en la práctica implicaría la inyección de fondos de entre $8.000 y $10.000 millones.

Después de una reunión reservada entre el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, el titular del Interbloque de Cambiemos Mario Negri y el jefe de la bancada del Frente para la Victoria Agustín Rossi, el oficialismo y la oposicón acordaron que mañana habrá una sesión especial para aprobar el proyecto de emergencia alimentaria sin crear nuevos gastos para el Estado. En cambio, la medida se encuadrará en una reasignación de partidas.

Se tratará así de un proyecto que contempla el aumento del 50% del monto destinado a los planes sociales alimentarios. Es decir, se contabilizaron de esta manera los $12.000 millones que originalmente estaban en el presupuesto 2019 para planes alimentarios más los $6.000 millones que se inyectaron tras la devaluación que hubo después de las PASO. Esto suma unos $18.000 millones, con lo cual el aumento del 50% sería de entre $8.000 y $10.000 millones.

«Hay un acuerdo de caballeros para evitar que haya incertidumbre y que se generen mecanismos de ayuda social inmediatos», explicó a Infobae un funcionario del Gobierno que estuvo siguiendo de cerca la reunión reservada entre Rossi, Negri y Monzó. Tanto el jefe de Gabinete Marcos Peña como el ministro de Hacienda Hernán Lacunza fueron informados de manera permanente por Negri y Monzó sobre las negociaciones parlamentarias con el peronismo.

En el breve informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso al que tuvo acceso Infobae sobre el impacto del proyecto de ley de emergencia alimentaria se detalló: «En cuanto a la forma en que se atenderá el financiamiento de la medida si bien en el el artículo 4 no queda especificado de acuerdo con la lectura del artículo 6 se faculta al Poder Ejecutivo Nacional las decisiones administrativas conducentes a un abordaje efectivo de la emergencia alimentaria y nutricional estableciendo como límite que las reestructuraciones presupuestarias no podrán realizarse con la reducción de los créditos correspondientes a la finalidad servicios sociales».

En el informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso se observa que si el incremento se calcula sobre los créditos vigentes al 31 de agosto de los programas alimentarios, el costo del aumento ascendería a unos $10.489 millones. Pero si el incremento se calcula sobre los saldos de créditos no ejecutados al 31 de agosto, el costo ascendería a unos $4.061 millones. No está claro aún qué monto se tomará, pero de las charlas que Rossi mantuvo con Negri y Monzó se deslizó que podría darse un aumento de entre $8.000 y $10.000 millones.

No osbtante, quedó claro que no habrá nuevos gastos sino reasignación de partidas que deberán definir el jefe de Gabinete y Lacunza. Esta decisión prevé también dar una señal de austeridad hacia afuera tendiendo en cuenta que el FMI reclama que no haya un aumento del gasto público para desembolsar los USD 5.400 millones que aún restan del crédito lanzado el año pasado.

A la vez, entre la oposición y el oficialismo primó la cautela en medio de la campaña. «No podemos poner en tensión a la sociedad por una disputa electoral entre políticos», dijo a Infobae un destacado diputado de Cambiemos al entender el riesgo que implica generar un show mediático en estos momentos con un tema tan sensible como es el de la emergencia alimentaria.

Si bien el tema ya se acordó entre el Gobierno, los jefes de la Cámara baja y la oposición, esta tarde se iba a someter el tema a un debate en el interbloque de Cambiemos. Pero está claro que imperaba la orden del presidente Mauricio Macri de «estar disponibles» para ampliar la emergencia alimentaria.

Infobae