La provincia paralizada, incluida la policía, por la final entre Boca y River fue el clima ideal para que los maleantes ingresaran al local de Grido de Avenida América y Pasaje Tagle para llevarse la recaudación.

La agobiante jornada ayudó, la gente encerrada en sus casas o en las piscinas hizo que unos pocos vecinos circularan por la zona. Algunos decidieron entrar a comprar un helado en el local y se llevaron un susto cuando aproximadamente a las 18 de este domingo ingresaron dos maleantes con pasamontañas en la cara y a punta de pistola fueron directamente a la caja registradora.

Testigos aseguraron haber visto que portaban una masa de gran tamaño y buscaban la caja fuerte, pero desistieron y salieron rápidamente a la fuga.

La cajera, embarazada, pidió a sus familiares que la busquen. Los otros empleados no se podían comunicar con los dueños y por supuesto, tampoco atendían en el 911.

Claro, era la superfinal histórica, la que nadie se quiere perder. El partido estaba 2 a 2 y Boca atacaba con más ganas que futbol y afuera de la heladería una niña lloraba asustada por lo que había pasado.

30 minutos después llegó la policía al lugar, hicieron las preguntas correspondientes y se fueron. En la tele comentaban el partido y comenzó la expectativa para la revancha que no sé cuándo será pero le recomendaría a la heladería que, ese día, no habrá sus puertas.

Secuestraron a la hija de la sobrina de Gabriel García Márquez, el reconocido escritor colombiano y ganador del Premio Nobel de Literatura, el pasado 23 de agosto. Los secuestradores piden una recompensa de 5 millones de dólares.

Melisa Martínez García es la nieta del hermano del autor, Jaime García Márquez. Hubo sólo dos llamados por parte de los secuestradores, quienes pidieron gran cantidad de dinero para liberarla. Ni bien se conoció la noticia, las autoridades ofrecieron hasta 16 mil dólares por información sobre la joven.

Melisa es diseñadora gráfica fue secuestrada mientras se trasladaba en su auto cerca de la ciudad caribeña de Santa Marta, donde vive, según informó la agencia DPA.

La mujer, de 33 años, regresaba ese día a su casa desde el municipio de Zona Bananera, donde administra una finca productora de banano que pertenece a su familia. Según informó el portal colombiano El Espectador, su vehículo fue encontrado muy cerca del lugar y desde ese momento no se supo nada de su paradero.

El Ministro Público Fiscal Edmundo Jiménez, quien hace unas semanas visitó el sur de la provincia y se reunió con fiscales y policías para dar instrucciones para luchar contra la inseguridad, admitió que desde el Ministerio Fiscal existe un plan en tal sentido. Al tiempo que convocó a la ciudadanía del sur de la provincia a realizar aportes con datos e informaciones para que los fiscales actúen en consecuencia.

“El Ministerio Público tiene un plan para procurar seguridad a estas ciudades. Nuestra función está en el medio de los jueces y de la policía. Nuestra tarea es hacer las investigaciones junto con la policía y llevar los resultados a los jueces para que tomen sus decisiones. El plan consiste en que la acción del Ministerio Público se coordine con ambos protagonistas y es lo que hicimos en estas semanas donde trabajamos juntos para una mayor celeridad y una mayor eficacia en el cumplimiento de nuestras funciones. Ya tuvimos resultados con estos allanamientos en el sur, con detenciones y procedimientos que van avanzando más rápidamente”, precisó.

A su vez, el Jefe de los Fiscales se mostró preocupado por los índices que se registran. “Nos alarman los números que tenemos sobre la seguridad en las ciudades del sur de la provincia. La Fiscalía nos informó que de 246 hechos delictivos, cometidos durante dos meses, solamente en 7 tienen identificados a los autores”, expuso.

Edmundo Jiménez pidió la colaboración de toda la comunidad. “Nuestro objetivo es buscar un mejor nivel de seguridad y para lograr eso hay que centrarse en la tarea que el delincuente esté preso. Queremos pedirle a la ciudadanía que nos ayude con información porque nos guía y facilita nuestro trabajo”, afirmó.

Allanamientos en Concepción por el robo de motos

Tras una serie de allanamientos llevados a cabo por personal de la comisaría de Concepción, de la División Criminalística, GOC y DI.GE.DRO.P. del Sur, Dirección de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos, bajo la supervisión del Jefe Regional del Sur, comisario mayor Félix Concha, se secuestraron motos, un automóvil e importante cantidad de dinero en efectivo, motopartes, armas y municiones. “Se enmarca en una investigación por robos y hurtos de motovehículos. Es una situación que genera mucho malestar y mucha sensación de inseguridad en la población de la ciudad de Concepción. Se han solicitado 12 allanamientos, que se llevaron a cabo el día viernes con autorización del juez de turno Guillermo Acosta, donde se han logrado secuestros importantes (tres motocicletas, un vehículo automotor, documentación de numerosos vehículos, gran cantidad de dinero, armas de fuego, piezas de motovehículos y otros elementos) que están sometidos a investigación para determinar su procedencia”, comentó el fiscal de Instrucción de la IV Nominación del Centro Judicial de Concepción, Edgardo Sánchez. “Tenemos una visión clara y una directiva del Ministerio Público Fiscal muy precisa de trabajar para dar seguridad y en función de eso la Fiscalía está llevando a cabo las investigaciones y está trabajando al mismo tiempo con la Regional Sur. Coordinamos actuaciones de tipo preventivo para evitar la comisión de nuevos hechos delictivos y cuando se cometan tratar de averiguar rápidamente quienes son las personas que han efectuado el hecho para proceder como corresponde”, agregó.

Finalmente, el Jefe de la Unidad Regional Sur de la Policía de Tucumán dijo: “hemos recibido precisas instrucciones del fiscal Sánchez como también del Ministro Jiménez, quienes nos han dado la pauta de trabajo. A través de la investigación, que ha realizado el personal de la Regional Sur, llevamos secuestrados más de 25 mil cartuchos, armas de fuego, drogas, vehículos y autopartes. Los allanamientos se están realizando en todo el sur de la provincia”.
Esta es la tercera muerte que se registra en el marco de este enfrentamiento. El jueves 10 de octubre, Omar Bazán fue ultimado por un integrante de Los Santo. Los Araña comenzaron a cumplir su plan de venganza tres días después: hirieron a Fabio Amaya, de 20 años de un tiro en la cabeza. Según los datos de la Fiscalía de Homicidias, la víctima falleció días después.

El enfrentamiento se habría producido en Emilio Castelar y Castelli. Imagen tomada de Google.

Tenía 21 años de edad y estaría involucrado con el conocido clan Los Araña. Dos sujetos que circulaban en una moto, que serían de Los Santos, le dispararon en Emilio Castellar y Castelli. Ahora esperan represalias.

Todos lo esperaban, los vecinos habían advertido esta situación varias veces pero no pudieron evitarlo y esta madrugada el enfrentamiento entre clanes terminó con otra víctima fatal, y el terror se adueñó del barrio.

Patricio Nieva circulando por Emilio Castelar y Castelli cuando fue sorprendido por dos jóvenes que circulaban en moto. Los atacantes, sin mediar palabras, lo interceptaron y lo hirieron mortalmente. Luego huyeron del lugar.

El joven ingresó esta madrugada, alrededor de las 3:30, al Caps San Rafael ya sin vida, con dos disparos de arma de fuego. Su familia lo había trasladado al centro asistencial y realizaron desmanes cuando se enteraron que nada se podía hacer, por lo que tuvieron que solicitar apoyo al 911 para contener la situación.

Los Primeros

Un grupo de gendarmes abordó un colectivo de la línea 22, en Córdoba, y comenzó a pedir los DNI de los pasajeros y a revisar sus bolsos y carteras por lo que el Ministerio de Seguridad debió salir a explicar la validez legal de la actuación de los agentes.

“Exhiba los elementos, por favor. Vaya sacando los elementos afuera”, dijo uno de los gendarmes a los pasajeros, que comenzaron a mostrar sus identificaciones y bolsos.

Una de las mujeres a bordo grabó la situación ya que consideró inapropiado el procedimiento, aunque de todos modos accedió a los pedidos de los agentes. La pasajera les consultó en qué se basaban para su procedimiento y un gendarme contestó: “Ley 19.349″.

Efectivamente, se trata de la Ley de Gendarmería Nacional, que en su artículo 2 señala: “Es misión de Gendarmería Nacional satisfacer las necesidades inherentes al servicio de policía que le compete al Comando en Jefe del Ejército, en la zona de seguridad de fronteras y demás lugares que se determinen al efecto”.

El artículo 3 de esa normativa enumera las funciones de la Gendarmería nacional, entre las que se detalla que esa fuerza actúa como “policía de prevención y represión del contrabando, migraciones clandestinas e infracciones sanitarias”.

Los efectivos también explicaron a los cordobeses que su tarea se enmarcaba en un refuerzo de la seguridad en esa provincia: “Estamos en operativo. Somos una fuerza de seguridad nacional que ejercemos nuestra función en cualquier parte del país. Hoy estamos en un operativo de seguridad en Córdoba. Requisa de personas, vehículos”, dijo uno de los agentes ante la pregunta de la pasajera que grababa el video que luego se hizo viral.

De hecho, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich anunció días atrás que Córdoba sumó “300 efectivos de Gendarmería para seguir trabajando codo a codo con la policía local”.

Tras la difusión del video, el jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, explicó en Radio Mitre Córdoba que “los gendarmes tienen la facultad para pedir documentos. Lo que hacen es una tarea preventiva. Esto da mucho resultado”, y resaltó que mediante este tipo de operativos han logrado “muchas detenciones de prófugos”.

En ese sentido, el secretario de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, indicó en Cadena 3 que “dentro de las facultades que la ley prevé, Gendarmería y la Policía están haciendo esos controles en las rutas, a los pasajeros en el transporte público”. Y argumentó que la colaboración, en este caso de los pasajeros de un colectivo, es “en favor de un bien superior que es la seguridad pública”.

Una ola de robos en casas y comercios de la ciudad Jardín complican aún más la situación de seguridad y a esto hay que agregarle el asesinato de Valentín Villegas.

Un vecino denuncio en LV7 que “le habían robado todas las máquinas para cortar césped y logró recupéralas. “Ahora recibo amenazas por parte de la familia de los ladrones”, señaló.

Otro vecino, denunció en un programa televisivo que hace más de un año pidieron audiencia en Casa de Gobierno para solicitar más efectivos para la ciudad.

Todavía esperan respuestas a los pedidos de audiencias que renovaron hace 60 días al ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, al ministro de Seguridad, Claudio Maley y al jefe de la Policía de Tucumán José Díaz.

La disposición de la cantidad de efectivos no guarda proporción con la población de Yerba Buena, pero claro, no es problema de las fuerzas de seguridad sino de quien diseña las políticas de seguridad.

Una emotiva despedida por parte de Vale Palacios a quien Valentin Villegas intento defender y perdió la vida.

“No fueron dos hombres, tampoco tres, no recibió ‘tres puñaladas’, no le dieron al corazón, fue una sola. No se llevaron el celular, ni el mío. Se llevaron su vida. Él se fue cumpliendo lo que me dijo siempre desde que me conoció: ‘vos sos mi hermanita, y voy a protegerte siempre que estemos juntos'”, lo despidió en Facebook la chica que fue testigo del homicidio.

En un mensaje conmovedor, añadió: “Lo hizo, él fue un héroe, mi héroe, mi valiente. Yo jamás, jamás voy a perdonarme lo que te hicieron, amigo mío. Sus últimas palabras fueron ‘salí corriendo’, pensar que antes de eso estaba abrazándome y diciendo que me protegería, lo hizo, y quiero que todo el mundo lo sepa, Valentín José Villegas se fue como un héroe, aunque muchos hubiésemos preferido que siga con nosotros”.

Mientras tanto, unas 100 personas se movilizaron este lunes hasta la casa del Gobernador Juan Manzur para pedir seguridad.

La movilización fue realizada a través de las redes sociales. El punto de encuentro fue la comisaría de calle San Martín, donde llegaron familiares, amigos y allegados del adolescente que se convirtió en una nueva víctima de la inseguridad que padece la provincia.

A pesar de la lluvia, un centenar de personas se hicieron presentes para participar de la marcha que llegó hasta la casa del gobernador Juan Manzur. Allí los vecinos reclamaron que se tomen medidas urgentes para terminar con los hechos delictivos que ocurren a diario.

Por otra parte, legisladores de la oposición pidieron la renuncia del Ministro de Seguridad, Claudio Maley.

En una nota dirigida el Gobernador de la provincia y que lleva la firma de los legisladores José María Canelada y Adela Terraf, piden la renuncia del ministro Maley

“A comienzos de este mes hubo 10 homicidios. Vimos un tiroteo entre clanes, a plena luz del día y en medio de la calle. Ayer mataron a un chico por un celular. Manzur no hace nada, no reacciona” denunció Canelada.

FUENTE:Diarios

Valentin Villegas de 15 años, recibió una puñalada. El caso conmocionó a los vecinos de Yerba Buena, es el primer homicidio en situación de robo que se produce en varios años.
Cerca de las 20 de este domingo, el adolescente caminaba junto a Milagros Palacios por calle San Martín de sur a norte. Al llegar a la esquina de Jujuy, fueron interceptados por un hombre que se trasladaba en una motocicleta.

El sospechoso, que cruzó de carril, fue de manera directa hacia la adolescente. Valentín, siempre según la investigación, se interpuso para evitar que le quitaran el celular y le dijo a su amiga que corriera mientras trataba de agarrar al “motochorro”

Los vecinos de la zona, por los gritos de la menor, salieron a la calle a ver qué estaba sucediendo. Al descubrir al menor, llamaron a una ambulancia que lo llevó hasta el centro asistencial Ramón Carrillo, donde llegó sin vida.

La Gaceta

El plazo es hasta el 18 de octubre y el trámite es telefónico.

Millones de usuarios de celulares prepagos empezarán a ver bloqueada su línea telefónica si antes del 18 de octubre no registran el número a su nombre. Así lo informó este miércoles el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), en una presentación que realizó junto al Ministerio de Seguridad y la Ciudad de Buenos Aires.

Es por una norma que rige desde el 2016 y busca blanquear las líneas prepagas anónimas que suelen usarse para el delito. La resolución afecta a las 30 millones de líneas prepagas que hay en el país. De las cuales, el 60% están registradas y el 40%, unos 12 millones de números, no.

El trámite para registrarse puede hacerse desde cualquier lugar, directamente con el teléfono, antes del 18 de octubre. La operación se hace una única vez y es sencilla. Sólo hay que marcar *234# (en el caso de los clientes Nextel, el número es *228), responder una serie de preguntas y dejar anotados nombre y número de documento. De esta forma, los usuarios podrán conservar el número de su celular en caso de robo, o en caso de cambiar de compañía.

Actualmente, el cliente que carga crédito, al no estar registrado no tiene posibilidad de recuperar su número telefónico si pierde o le roban el aparato. Sin esa motivación, ni se molesta en bloquear su línea. Simplemente compra otro equipo, con otro número.

Este trámite se hace llamando al *910, donde el damnificado hace la denuncia pertinente, la cual queda registrada, y luego de la cual podrá conservar su número para usarlo en un aparato nuevo.

Y hasta se abre la posibilidad de recuperar el aparato, ya que en los cotidianos operativos de seguridad en locales de venta irregulares que secuestran dispositivos denunciados, ahora se podrá identificar a sus legítimos dueños fácilmente.

Para tener más información, se puede consultar la página web o el Centro de Atención al Cliente de cada compañía celular, o en la página web del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Encontraron su cuerpo tirado en Francisco de Aguirre y Castro Barros. La víctima tenía dinero entre su ropa, por lo que se descarta la hipótesis de un crimen para robarle.

Llegaron hasta el frente del CAPS San Rafael a bordo de una moto y cargando a un adolescente. Lo abandonaron en la entrada de ese centro asistencia, ubicado en Sargento Cabral al 2.400. Dijeron que lo habían encontrado tirado en Francisco de Aguirre y Castro Barros. Luego se fueron.

La víctima, Juan Antonio Costilla, de 17 años, presentaba un tiro a la altura del corazón. Fuentes médicas indicaron que tenía heridas en las manos y que estaba bañado en sangre.

Por ahora no están claras las causas en las que se produjo el crimen. Personal de Homicidios, el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), la Policía Científica y Criminalística y Medicina Legal realizaron las pericias de rigor y averiguaciones en la zona del supuesto hallazgo. Por el momento, no pudieron identificar a las personas que llevaron a Costilla al CAPS.

La víctima tenía dinero entre su ropa, por lo que se descarta la hipótesis de un crimen para robarle.

En principio, la hipótesis de un crimen en ocasión de robo estaría descartada, ya que entre las ropas del adolescente encontraron $ 3.800. Tampoco habría sido despojado de otras pertenencias, señalaron las fuentes policiales.

Se ordenó desde la Fiscalía de Homicidios, de Adriana Gianonni, que las prendas de vestir de la víctima sean examinadas por el personal de Laboratorio y que se practique una autopsia sobre el cuerpo en la Morgue Judicial.

Fuente La Gaceta