El trabajo del Ministerio Público Fiscal a través de la UIF en Delitos Contra la Propiedad del Centro Judicial Concepción, a cargo de Enrique Rojas, permitió atrapar a dos sujetos acusados de cometer un violento robo contra un menor.
Una cámara de seguridad capturó el momento del violento robo contra el adolescente de 13 años, quien circulaba en una bicicleta cuando fue interceptado por dos sujetos que se movilizaban a bordo de una motocicleta. El acompañante descendió rápidamente, apuntó al menor con un arma de fuego, lo golpeó arrojándolo al piso hasta despojarlo del rodado, que finalmente cargaron en la moto y huyeron.
El martes, durante una serie de allanamientos coordinados por el auxiliar de fiscal Roberto Vicic y la prosecreraria Paula Bellomio, en el barrio San Expedito de Concepción, fueron detenidos Nahuel Velázquez y Brian «Pichicho» Soria, ambos de 19 años. La medida fue avalada por el juez Guillermo Acosta.

Audiencia

Ayer miércoles se realizó la audiencia de control de aprehensión y requerimiento de prisión preventiva, en este caso por el delito de robo agravado, estableciéndose un plazo de dos meses para la misma hasta que se complete la etapa penal preparatoria y se requiera la elevación a juicio o se solicite una prórroga de la medida restrictiva de la libertad para terminar con la instrucción de la causa.

Secuestros

Las fuentes judiciales indicaron que en el marco de la investigación fueron secuestradas la moto en la que se habrían movilizado los asaltantes. También se incluyó una remera similar a la que lleva puesta uno de los sospechosos en el momento del delito, según se observa en las cámaras.

Un sujeto de 36 años, acusado de abusar de un menor de edad, fue sometido a un juicio abreviado en el Centro Judicial Concepción en el que recibió una condena de 10 años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

Por parte del Ministerio Público Fiscal intervino la Unidad Fiscal de Investigación y Enjuiciamiento de Violencia de Género, Intrafamiliar y Abuso Sexual, a cargo de Fabián Assad. El juez Juan Fernando Saracho Daza resolvió, además, que el imputado permanezca alojado en la Unidad Penitenciaria III.

El caso

El pasado viernes 26 de julio, cerca de las 15.30 horas, la víctima se presentó en el domicilio de su abuelo, en la ciudad de Concepción. Como su familiar dormía, el menor se dirigió hasta el fondo de la propiedad para recoger algunas hojas.

Cuando el menor regresó al domicilio, se encontró con el imputado, quien bajo amenazas lo obligó a subir a la parte alta de la propiedad. A esos fines lo amedrentó, advirtiéndole que si no lo hacía “algo malo le va a pasar a tu abuelo”. Una vez allí, lo forzó a mantener relaciones sexuales, mediante el uso de la fuerza.

Evidencias

Entre los elementos de prueba valorados por el juez interviniente, se encuentran la declaración de la víctima y de su abuelo, quien corroboró el contexto y cómo sucedieron los hechos. También se tuvieron en cuenta las muestras químicas y exámenes médicos.

Referencia foto: Fiscal Fabián Assad, titular de la Unidad Fiscal de Investigación y Enjuiciamiento de Violencia de Género, Intrafamiliar y Abuso Sexual del Centro Judicial Concepción.

En la jornada del domingo se realizó una audiencia de control de aprehensión y de formalización de cargos contra Hugo Antonio Pereyra, de 47 años, acusado de asesinar a su ex pareja Mercedes del Carmen Brandán (41) y de herir gravemente a otras tres mujeres, una de ellas menores de edad, en hechos ocurridos en la noche del viernes pasado en un domicilio de La Tipa, en Los Sarmiento, al sur de la provincia.

La acusación del fiscal Edgardo Sánchez, titular de la Unidad Fiscal de Investigación y Enjuiciamiento de Delitos contra la Integridad Física, Juveniles y Asuntos Complejos del Centro Judicial Concepción, fue por el delito de homicidio agravado por la relación de pareja en concurso real con el delito de tentativa de homicidio criminis causae en contra de las otras tres victimas: Adela Solórzano, Mirta Graciela Brandán y una adolescente de 17 años (madre, hermana y sobrina de la mujer asesinada, respectivamente).

Las mujeres salieron en defensa de la víctima fatal y Pereyra intentó asesinarlas con la intención de no dejar testigos (criminis causae). Todas resultaron gravemente lesionadas con machetazos en la cabeza. Solorzano esta internada en grave estado.

Los plazos
El fiscal solicitó una prisión preventiva por un plazo de cuatro meses hasta completar la investigación penal preparatoria y elevar la causa a juicio oral, en consonancia con la dinámica del Nuevo Código Procesal Penal que ya rige en la jurisdicción del Centro Judicial de Concepción.
Las fuentes judiciales indicaron que el juez Fernando Saracho consideró que la aprehensión fue legítima y dio por dictada la apertura de la investigación penal preparatoria.

Un machete
El arma utilizada por el imputado es un machete con una hoja de unos 60 centímetros de largo aproximadamente. Fue encontrado en un rastrillaje. El testigo de actuación fue el propio delegado comunal de Los Sarmiento, que colaboró con el rastrillaje que hizo la Fiscalía con la policía.

El caso
El hecho ocurrió cerca de las 21:00 horas del viernes. Alrededor de las 0.30, se inicia el rastrillaje en el paraje de Alto La Tipa, una zona semi rural, hacia el cerro. Esas tareas fueron coordinadas por María Emilia López Delgado, prosecretaria de la UFI interviniente.
La funcionaria judicial además, supervisó el levantamiento de muestras con el personal policial. Tras el hecho, el fiscal dispuso un rastrillaje. En un camino vecinal, los investigadores judiciales y policiales observaron manchas de sangre al ingresar al monte escucharon quejidos y al acercarse, encontraron al sospechoso. Tenía heridas que de acuerdo al médico podrían haber sido auto infringidas.
Por ese motivo lo llevaron al hospital de Aguilares, donde estuvo hasta el sábado a la tarde, cuando le dan el alta y lo trasladan a la comisaría. El domingo fue presentado en la audiencia como aprehendido.
«A esta persona se le dieron cuatro meses de prisión preventiva y la fiscalía hizo reserva de ampliar ese plazo porque las tres víctimas están internadas y no sabemos su evolución ni la gravedad que tendrán las lesiones. Si evolucionaran favorablemente es posible que en cuatro meses se haga el juicio, pero va a depender de que las victimas se recuperen rápido y puedan declarar en fiscalia y posteriormente en el juicio», señaló el fiscal. Respecto al acusado, el MPF sostuvo que existe peligro de fuga, ya que el mismo escapó tras consumar el brutal ataque y posteriormente tiró el arma homicida en el monte, intentado ocultar la evidencia. Pereyra fue alojado en la Unidad Penal 3 de Concepción.

El trabajo conjunto entre el Ministerio Público Fiscal y la Policía permitió detener a uno de los presuntos autores de un robo agravado ocurrido en la noche del 10 de noviembre pasado en Famaillá. Como saldo de las tareas investigativas, se logró además recuperar el vehículo que había sido sustraído a la víctima. La Fiscalía I del Centro Judicial Monteros, a cargo de Mónica García de Targa, lleva adelante la investigación.

El caso

El 10 de noviembre pasado, por la noche, Víctor Hugo Paredes llegó a bordo de su auto hasta un centro de estética ubicado en Lavalle al 400 de Famaillá, para buscar a su esposa. En esas circunstancias, fue abordado por dos sujetos que empuñando armas de fuego lo despojaron del vehículo, en el que se dieron a la fuga a toda velocidad.
En el marco de la investigación fueron aprehendidos el jefe de la comisaría zonal y un auxiliar, ya que no habrían presentado las actuaciones del caso en sede judicial.

Días después, el vehículo sustraído fue encontrado sobre la ruta 38. Personal del ECIF (Equipo Científico de Investigaciones Fiscales) del Ministerio Público Fiscal realizó las pericias sobre el mismo, logrando recolectar importantes elementos de prueba.

La pesquisa

Continuando con las averiguaciones en torno al hecho, se logró recuperar las imágenes de cámaras de seguridad. Además, se realizaron tareas de inteligencia que permitieron determinar la identidad de uno de los supuestos autores del atraco.
A partir de esa información, se realizaron este fin de semana tres allanamientos que permitieron atrapar a uno de los sospechosos. Se trata de un sujeto apodado “Picolé”, en una propiedad del barrio Alberdi Sur de San Miguel de Tucumán. Otras medidas similares se realizaron en Villa Amalia.

El Ministerio Público Fiscal informó que las medidas se realizaron durante la madrugada de este martes en el marco de una investigación realizada por la Unidad de Decisión Temprana (UDT), subrogada por Pedro Gallo, por casos de motoarrebatos.
Los investigadores manifestaron que la pesquisa se puso en marcha a partir de numerosas denuncias por diversos casos de robos agravados, sucedidos en esa jurisdicción, donde operaria una banda integrada por personas domiciliadas en la zona sur.
Los allanamientos se llevaron a cabo en diferentes puntos del sur de la capital. El auxiliar fiscal Rafael López Gómez, coordinó las medidas realizadas. Para concretar esas tareas, los investigadores del MPF contaron con el apoyo del personal de la Comisaría 2ª, a cargo de esa jurisdicción.

Las tareas
Como saldo del trabajo judicial y policial, se incautaron numerosos electrodomésticos nuevos, en razón de que estas personas no pudieron demostrar su procedencia. También se secuestraron motocicletas y un auto que carecían de su documentación. En tanto, el hallazgo de drogas motivó la intervención a la justicia federal. Según trascendió, se investigará si estos bienes fueron adquiridos con dinero proveniente del delito o si fueron obtenidos a partir de otras modalidades delictivas.
Las fuentes judiciales indicaron que a partir de los resultados de los allanamientos, no se descartan nuevas medidas para lograr la detención de los miembros de la célula delictiva.

Un procedimiento sin precedentes para la región, con más de 40 allanamientos en diferentes puntos de la provincia, se está llevando a cabo en varios puntos de la provincia para desbaratar lo que sería una banda de estafadores.

Camiones, camionetas, utilitarios, autos y cuatriciclos fueron recuperados del delito a partir del trabajo conjunto entre el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio de Seguridad. Además, se logró capturar al presunto líder de la organización y llevar a cabo otras diez detenciones, entre ellas dos abogados. Se cree que la banda habría estafado con la compra y venta de vehículos a decenas de víctimas de todo el país. Se incautaron numerosas armas de fuego y municiones.

Las fuentes judiciales del Ministerio Público Fiscal manifestaron que la investigación comenzó a partir de una serie de denuncias recibidas por la Fiscalía en Delitos Complejos, a cargo de Mariana Rivadeneira, por estafas con vehículos. Luego de cuatro meses de investigación, el juez Facundo Maggio (II) ordenó los allanamientos a pedido de la fiscal Rivadeneira.

Personal de Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del MPF y de diferentes unidades de la Policía, llevó adelante el operativo conjunto que comenzó alrededor de las 3.30 horas y prosiguió durante el día de hoy.

Como saldo parcial de las tareas desplegadas, ya que se los procedimientos se encuentran en curso, se confirmó que se realizaron hasta el momento once detenciones y se procedió al secuestro de veintisiete armas de fuego (entre escopetas, pistolones, revólveres, pistolas), alrededor de 100 municiones, computadoras, celulares, joyas y dinero en efectivo (aproximadamente $ 500.000 y U$S 18.000).

“Desde el mes de mayo que el ECIF toma a cargo esta investigación, por pedido de la doctora Mariana Rivadeneira, en virtud que había muchas personas damnificadas por estafas con la compra y venta de vehículos”, indicó Eugenio Agüero Gamboa, coordinador general del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales del MPF.

“Estamos hablando de unas 60 víctimas”, agregó Agüero Gamboa, quien destacó que las tareas comprendieron cruces de información y un trabajo en forma coordinada con la División de Delitos Telemáticos de la Policía de Tucumán.

Modalidad

Según trascendió, muchas personas damnificadas con las estafas por la compra de vehículos residen en las provincias de Salta, San Luis, Corrientes, Chaco, Santa Fe y Buenos Aires, quienes eran engañadas con una publicaciones a través de diferentes redes sociales en las que los estafadores ofrecían a la venta un vehículo a un precio inferior al real y con facilidades de financiación. También recibían otros vehículos y dinero a cambio de los mismos.

El Ministerio Público Fiscal tomó intervención en un hecho de sangre registrado en una finca ubicada en el kilómetro 306, de la ruta 9, en Los Nogales, donde Ramón Antonio Herrera, de 38 años, que se desempeñaba como rondin, fue asesinado.

La Fiscalía Especializada en Homicidios I, a cargo de Adriana Giannoni, que trabaja en el caso, encomendó al prosecretario Marcelo Sallas a supervisar las diferentes tareas investigativas. Paralelamente, se convocó al ECIF (Equipo Científico de Investigaciones Fiscales) a fin de realizar el abordaje del lugar. Personal de la Brigada Norte y de la División Homicidios de la Policía actuaron en el caso.

El cuerpo fue hallado luego de que sus familiares denunciaran que no había regresado a su domicilio.
De acuerdo a las primeras observaciones se detectó que Herrera presentaba impactos de armas de fuego.

Las fuentes investigativas señalaron además que el fallecimiento de Herrera se habría producido tras ser abordado por delincuentes que lo ultimaron para despojarlo de su motocicleta. El vehículo fue ubicado en la Villa Obrera de Tafí Viejo, a través del GPS.

El mismo sistema de monitoreo permitió determinar que el rodado estuvo en el lugar donde fue hallada la víctima, quien utilizaba el mismo para recorrer la propiedad que custodiaba. Uno de los presuntos homicidas fue aprendido posteriormente.

El hecho de sangre se registró este miércoles, cerca de las 20.30, en inmediaciones de las calles Congreso e Inca Garcilazo. De acuerdo a información proporcionada por el Ministerio Público Fiscal (MPF), la víctima mortal fue identificada como Luciano Moreno, de 17 años. Las fuentes judiciales informaron que junto a otro sujeto habrían asaltado a una pareja de hermanos. En esas circunstancias se habría registrado un forcejeo entre una de las víctimas del robo y Moreno, quien resultó mortalmente herido. Su cómplice fue aprehendido.

Según las fuentes consultadas, el fallecido presentaba múltiples heridas en el rostro y el tórax. Esas lesiones serían compatibles con perdigones.

El caso es investigado por la Fiscalía Especializada en Homicidios I, a cargo de Adriana Giannoni. Por parte de la unidad judicial interviniente, se presentaron en el lugar de los hechos para supervisar las diferentes tareas los funcionarios Ramón Soria, Sofía Medina y Silvia Morales.

Paralelamente, se solicitó la intervención del ECIF (Equipo Científico de Investigaciones Fiscales), que procedió al abordaje de la escena con sus Divisiones Criminalística, Laboratorio y Médico Forense.

Por parte de la Policía intervino la División Homicidios a cargo de los comisarios Cristian Peralta y Diego Bernachi.

El hecho

De acuerdo a los testimonios recolectados, Moreno junto a su primo abordaron con fines de robo a dos hermanos de apellido Lazarte. En esas circunstancias, los asaltantes exhibieron una tumbera (arma de fuego de fabricación casera) y una pistola calibre 357.

De esta manera, los ladrones se apoderaron de los celulares de los hermanos. En ese momento, se produjo un forcejeo entre el joven Lazarte y Moreno, quien sufrió impactos de arma de fuego en el marco de esa disputa. El herido escapó corriendo, pero se desplomó a pocas cuadras. Su primo, en tanto, fue aprehendido por el 911. Tenía en su poder dos armas de fuego y el teléfono celular de uno de los hermanos asaltados.

Fuentes del caso señalaron que en la escena se realizó un relevamiento de cámaras de seguridad, se recabaron testimonios, se procedió al levantamiento de diferentes muestras de sangre y se recolectó parte de un cartucho.

En el marco de una serie de allanamientos registrados en San Cayetano, esta mañana fue detenido el segundo sospechosos de haber participado del robo a los dueños de un supermercado y centro de pago de la ciudad de Juan Bautista Alberdi, ocurrido el martes pasado.
Las fuentes judiciales consultadas indicaron que sería la persona que habría conducido la motocicleta que abordó a las víctimas junto a un cómplice, encañonándolas para despojarlas de una mochila con un millón de pesos, que estaba destinado a ser depositado en una entidad bancaria de esa ciudad del sur. El caso fue investigado por la UIF en Delitos Contra la Propiedad del Centro Judicial Concepción. El fiscal Jorge Echayde y los auxiliares de fiscal Roberto Vicic y Rodrigo Bilbao coordinaron las diferentes tareas en el marco de la pesquisa.

Las tareas

Según explicaron desde ámbitos judiciales el presunto motochorro intentó darse a la fuga en una motocicleta al advertir la presencia policial. Tras una persecución fue interceptado a la altura de avenida Colón al 1.000.
Según trascendió, se movilizaba en un rodado tipo enduro comprado hace cinco días. Ante las sospechas de que la moto habría sido adquirida con el botín del atraco, se procedió a su secuestro.
Por el caso había sido detenido el viernes pasado un policía que cumplía funciones como custodio en el banco al que se dirigían las víctimas a depositar la importante suma de dinero. En su domicilio se halló dinero y un arma de fuego, además de prendas de vestir. En tanto, en un allanamiento en un taller, fue incautada una motocicleta.

La decisión del ministro fiscal, Edmundo Jiménez, de hacer entrega de bienes recuperados del delitos a la policía de la provincia y a distintas entidades de bien público, se mantiene firme.

El concepto central de estas medidas se direcciona a devolverle a la ciudadanía lo que le fuera arrebatado por la delincuencia.
Es dable recordar que en todos los casos, se trata de bienes que no fueron reclamados en tiempo y forma, y que por la característica del delito del que provienen, existe escasa probabilidad que esto ocurra.

En los próximos días esta prevista la entrega de computadoras, que pasarán a resolver carencias existentes en la Brigada de Investigaciones.

Sobre el particular, el comisario principal, Daniel Robles, director de la Unidad de Investigación Capital, comentó que “los elementos tecnológicos son de mucha utilidad para el desempeño normal de las funciones”.

Las computadoras fueron recuperadas del delito y serás puestas a disposición de las fuerzas policiales en beneficio de la sociedad. “Estarán destinadas a una de las oficinas más importante dentro de la Brigada de Investigaciones, con muchos recursos humanos”, sostuvo Robles quien informó que cuenta con una totalidad de 12 agentes. “Con estos materiales trataríamos de cubrir nuestras necesidades y optimizar el trabajo diario”, expuso el comisario.