Anoche hubo tres sismos en 52 minutos. Primero en Panamá, luego en Ecuador y después otro en Chile.

Panamá, Ecuador y Chile están ubicados en el llamado Cinturón de Fuego: las costas del Pacífico son propensas a sismos. Además, los movimientos y choques de las placas de Rivera, del Pacífico, Cocos, Nazca, del Caribe y Sudamericana causan constante actividad sísmica.

Un sismo de magnitud 5,6 sacudió este jueves Panamá, según reportes del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El foco sísmico estuvo localizado a 10 km de profundidad y el epicentro estuvo ubicado a 2,3 kilómetros al noroeste de Boca de Cupé, Panamá y a 96,6 kilómetros al oeste de Turbo, Colombia. El Sistema de Protección Civil de Panamá confirma que no hay daños hasta el momento.

Minutos después se registró un sismo de magnitud 6,2 en Ecuador, según USGS. El foco sísmico estuvo localizado a 93 km de profundidad y el epicentro estuvo ubicado a 16,6 kilómetros al sur-suroeste de Alausí, y a 62,6 kilómetros al norte de Cuenca.

Según reportes del Instituto Geofísico de Ecuador, la magnitud fue 6,65. El sismo se registró en Chimborazo y se sintió en Quito, Ambato y Guayaquil, según reportes. También se sintió en Perú.

Luego el sismo de magnitud 5,8 fue en el centro de Chile, según USGS. La misma magnitud registró la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI). El sismo de mediana intensidad sacudió las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso.

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile, SHOA, indica que las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile.

El Tribuno

Al menos 82 personas murieron y cientos resultaron heridas en el sismo de magnitud 7 que sacudió la isla indonesia de Lombok (sur), anunció este lunes el portavoz de la agencia nacional de gestión de catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho.

El temblor, que también dañó miles de edificios, provocó pánico entre turistas y habitantes locales y pudo sentirse asimismo en la vecina isla de Bali.

También se reportaron muertos en Mataram, la principal ciudad de la isla, y en distritos de Lombok Este, Lombok Central y Lombok Sur.

Rum especificó que la mayoría de los fallecimientos se registró debido a la caída de escombros.

Sólo se produjeron pequeñas crecidas en la costa de hasta 13 centímetros minutos después del sismo registrado a las 19:46 (11:46 GMT).

Las autoridades pidieron a los habitantes de la isla que permanezcan alejados de las áreas costeras y cauces de los ríos, dijo el portavoz de la agencia nacional de gestión de desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

El sismo, que se sintió también en la vecina isla de Bali, situada al oeste de Lombok, y en el este de la provincia de Java Oriental, tuvo su epicentro a 18 kilómetros al noreste del distrito de Lombok Norte a una profundidad de 15 kilómetros en la ladera norte del monte Rinjani.

En ese mismo monte cientos de montañistas, muchos extranjeros, quedaron atrapados hace una semana tras otro sismo de magnitud 6,4 que acabó con la vida de 16 personas, dejó más de 350 heridos y bloqueó las rutas de descenso.

“Aún seguimos reuniéndonos en la oscuridad sin electricidad. Todos están fuera de sus casas, en el campo”, contó Najmul Akhyar, que preside el distrito de Lombok Norte, poco después del terremoto.

Un portavoz de la agencia de gestión de desastres informó de daños en edificios en Lombok y Bali, incluyendo una tienda de Denpasar, donde se encuentra el aeropuerto de Bali. Medios locales hablaron también de daños en el aeropuerto, pero que no afectaron las operaciones.

Un total de 21 réplicas se registraron tras el temblor inicial, incluyendo una de magnitud 5,6.

Indonesia alberga en estos momentos dos conferencias ministeriales con Australia sobre seguridad regional y contraterrorismo en las islas de Bali y Lombok. Una reunión sobre antiterrorismo prevista para el lunes fue cancelada.

Indonesia se encuentra sobre el Anillo de Fuego del Pacífico, la zona geológica más activa del mundo, donde son frecuentes erupciones volcánicas.