Con lo justo llegó Juan Martín del Potro al debut en el Masters 1000 de Shanghai. Después de ya casi una semana de luchar contra un estado gripal que lo había perjudicado en la final en Beijing, y de haber estado en duda para esta nueva presentación en la gira asiática, se impuso al francés Richard Gasquet por un ajustado 7-5 y 7-6 (7) y avanzó a los octavos de final.

Pese a que su participación estuvo en duda hasta último momento, ya que este martes había cancelado casi todos sus compromisos, Del Potro finalmente salió a la cancha, aunque con las fuerzas visiblemente disminuidas, y terminó casi sin fuerzas para festejar.

Cabe recordar que Del Potro había llegado a este torneo luego de jugar la final del ATP 500 de Beijing, donde, complicado por su estado gripal cayó ante el georgiano Nikoloz Basilashvili por un doble 6-4.

Comenzó mejor el francés, quien consiguió un quiebre de entrada y se puso 2-0 en el primer set. Pero Del Potro se recuperó, mostró algunas de las virtudes habituales de su juego y logró llevarse el primer parcial.

En el segundo set el malestar del tandilense fue aún más evidente, aunque logró resistir con su saque y llevó la definición al tie break. Ya en el desempate, Gasquet desperdició tres break points y finalmente todo quedó en manos de Del Potro.

El próximo rival de Juan Martín será el croata Borna Coric, quien viene de ganarle al estadounidense Bradley Klahn por 6-4 y 6-2. El historial entre Del Potro y el joven europeo de 22 años y actual 19º del ranking registra apenas un enfrentamiento previo entre ambos: fue hace apenas unas semanas, cuando por los octavos de final del US Open el tandilense se impuso por un categórico 6-4, 6-3 y 6-1.

La programación en la cancha central había comenzado con un buen triunfo del alemán Alexander Zverev, quien se sacó de encima un debut difícil ante el georgiano Basilashvili, el mismo que días atrás le había ganado a Del Potro en Beijing. El 4º preclasificado se impuso por 7-5 y 6-4, y será el próximo rival del australiano Alex de Minaur.

Y para más tarde se espera la presentación del máximo favorito: Roger Federer enfrentará, cerca de las 9 (hora argentina), al ruso Daniil Medvedev, quien viene de ser campeón en el ATP 500 de Tokio. Una derrota del suizo dejaría a Del Potro a una victoria de superarlo en el ranking.

Fuente: EFE

Venció a Nadal por abandono y buscará repetir el título del 2009.El tandilense se impuso por 7-6, 6-2 y retiro. El español no pudo terminar el encuentro por una molestia en su rodilla derecha. “La Torre” irá por su segunda consagración en Flushing Meadows ante el ganador del duelo entre Novak Djokovic y Kei Nishikori

Juan Martín del Potro (3°) es finalista del US Open por segunda vez en su carrera. Tras el abandono del español Rafael Nadal (1°), el tandilense se clasificó al partido decisivo del último Grand Slam del año.
El domingo buscará repetir la consagración de que alcanzó en la temporada 2009.
“La Torre” se quedó con el triunfo en la primera semifinal, que se disputó en el estadio Arthur Ashe, por 7-6 (3), 6-2 y retiro en una hora y 59 minutos de juego.

Del Potro chocará el domingo ante el ganador del duelo que protagonizarán más tarde el serbio Novak Djokovic (6 del mundo) y el japonés Kei Nishikori (19°).

El set comenzó con un quiebre por lado. Ninguno lograba imponer su juego y el desarrollo era parejo. La derecha de Del Potro solo lastimaba de manera aislada, su saque no estaba fino y se sucedían los errores de ambos lados. En el noveno juego, Nadal cedió su saque y el argentino se dispuso a sacar para cerrar el parcial. Dispuso de dos set points y no pudo capitalizarlos. Así, se fueron a un tie break en el que “La Torre” sacó una diferencia de 7-3 para tomar la delantera en el marcador.

La lesión del número uno del mundo enmarcó el segundo parcial. Nadal no estuvo a la altura físicamente y Del Potro afianzó su juego. En la mente del tandilense no pesó el condicionamiento de su rival. “La Torre” logró dos quiebres y se llevó la manga por 6-2.

En el descanso, el español -campeón defensor del certamen- llamó al médico y decidió abandonar. La molestia en su rodilla era realmente intensa y lo obligó a tener que retirarse de un partido clave.
Así, Del Potro llegó a la final de su torneo favorito, del que ganó en el 2009 al vencer en la final al suizo Roger Federer.

La Federación internacional de Tenis (ITF) aprobó la radical reforma de la Copa Davis, que comenzará a jugar bajo el nuevo formato a partir de 2019. El plan se asienta sobre dos pilares: condensar la competición para aligerar el calendario y poner el cebo a los jugadores con ganancias que se disparan.

Se pone el punto final a los cuatro largos fines de semana repartidos durante el calendario, en casa o en el extranjero. Tampoco se volverán a jugar partidos al mejor de cinco sets, sino de tres. Y por último se eliminan los enfrentamientos a cinco puntos (encuentros), reemplazados por duelos de dos partidos individuales y uno de dobles, que se disputarán en una sola jornada.

Desde 2019 se celebrará una fase final de una semana reuniendo a dieciocho equipos, al término de la temporada, en un terreno neutro. Los cuatro semifinalistas de la edición precedente estarán automáticamente clasificados. A ellos se sumarían dos países invitados, y doce que saldrán de una primera fase disputada siguiendo el modelo histórico local/visitante reducido a dos días.

Esta ronda de clasificación -cuatro partidos individuales y uno de dobles al mejor de tres sets- no figuraba en la primera versión desvelada por la ITF al inicio del año. Pero, ante la protesta que generó, la instancia modificó su proyecto.

Más allá del formato, los ingresos de la competición se disparan. La colaboración con el grupo inversor Kosmos, presidido por el futbolista Gerard Piqué, alcanza los 25 años y en torno a los 2.500 millones de euros. Garantiza 17 millones de euros cada año a los jugadores participantes y todavía más, 19 millones de euros destinados a las federaciones para el desarrollo del tenis.

Juan Martín del Potro-Gilles Simon, Wimbledon: el tandilense le ganó al francés y mañana jugará con Rafael Nadal en cuartos de final

Le costó 70 minutos y cinco match points, pero finalmente Juan Martín del Potro consumó su triunfo ante el francés Gilles Simon por 7-6 (7-1), 7-6 (7-5), 5-7 y 7-6 (7-5) en los octavos de final de Wimbledon. Mañana, el tandilense tendrá un desafío mayúsculo: el español Rafael Nadal, N°1 del mundo y 2° preclasificado.

Tras la suspensión del lunes, Del Potro debió completar su encuentro frente al galo en la jornada de este martes. En un set con altibajos y cuatro quiebres, el argentino se llevó el pleito en el tiebreak del cuarto parcial. En el arranque de la jornada estaba dos sets arriba, pero Simon venía de ganar el último parcial, pleno de confianza.

Ahora, Del Potro ya perfila su encuentro con Nadal, quien viene de derrotar al checo Jiri Vesely por 6-3, 6-3 y 6-4. El número uno del mundo aún no cedió sets en el torneo y se volvió a clasificar entre los ocho mejores del campeonato después de siete años. Será una reedición del encuentro que protagonizaron en las semifinales de Roland Garros hace un mes, etapa en la que el español se impuso por 6-4, 6-1 y 6-2.

La Torre de Tandil tiene un historial de 10-5 en contra con Nadal. En Wimbledon se enfrentaron solamente en 2011, por los octavos de final, con una derrota en cuatro sets. El otro partido que jugaron en césped fue en Queens (2007), también con victoria para el español.