Pese a la devaluación que se registró tras la corrida cambiaria de abril y junio, turistas y excursionistas gastaron $ 21.024 milllones durante las vacaciones de invierno en todo el país, con un aumento del gasto directo del 31,2% respecto a 2017, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

De esta manera, destacó que catorce millones de personas viajaron por la Argentina durante este periodo y que el turismo creció 2,2% respecto a un año atrás.

“Con una estadía media de 4,4 días, y un gasto diario de 810 pesos por persona, los visitantes realizaron un gasto directo de $17.825 millones”, destacó CAME.

Asimismo, remarcó que unos 9,1 millones de personas se trasladaron a ciudades vecinas a pasar el día. En ese sentido, agregó que con un desembolso promedio de $ 350 por excursionista, dejaron $3.199,6 millones en las vacaciones.

“Esto se debe al efecto de mayor cantidad de visitantes y días de alojamiento, a pesar que el gasto promedio diario por persona fue sólo un 15,7% superior al 2017”, señaló en el informe.

En tanto, detalló que la mitad de los turistas que viajaron en julio lo hicieron por ocio o recreación. El resto para visitar familiares, amigos, recorrer alguna feria, asistir a algún espectáculo o participar de competencias deportivas, “especialmente carreras de autos, torneos de fútbol, rugby, golf, o maratones”.

Según una encuesta realizada por CAME entre 450 comercios minoristas pymes, las ventas para las vacaciones de invierno igualmente se mantuvieron por debajo del año pasado, aunque eso es parte de la tendencia general del consumo. A precios constantes, el gasto total creció 1,6% aunque posiblemente con más incidencia de servicios que de bienes de negocios minoristas.

“Con un clima bien variado, las vacaciones de julio finalizaron con un balance positivo, mostrando el crecimiento continuo que tiene el turismo, independientemente de la coyuntura económica”, subrayó la entidad.

Los polos turísticos que recibieron la mayor cantidad de viajeros fueron CABA, Córdoba, Mendoza, Salta, Puerto Iguazú en Misiones, Entre Ríos, y Bariloche en Río Negro.

Por grandes zonas, la región más concurrida fue el Noroeste con el 17,6% de los arribos, seguida por la zona Centro con 17% (destacándose especialmente Córdoba), Provincia de Buenos Aires con 15,2%, y la zona del Litoral con 14% (fundamentalmente entre Misiones y Entre Ríos).

“En estas vacaciones se observó un turista medido en sus consumos pero que igual gastó sobre todo en servicios e incrementó su estadía frente a la temporada pasada. Las provincias prepararon opciones para todos los bolsillos y muchas promociones. Abundaron los visitantes que buscaron precios y evaluaron la calidad del servicio antes de elegir”, concluyó en informe.

Los gastos durante por el feriado del “Día de la Independencia” alcanzaron los $ 2.800 millones en todo el país, según registró el Ministerio de Turismo de la Nación.

“Tuvo un movimiento turístico moderado, teniendo en cuenta que los principales distritos comenzarán la semana que viene el receso invernal, que se espera con muy buenas expectativas. Se estiman que casi de 5 millones de turistas viajen por el país”, subrayaron desde CAME.

La entidad empresaria recordó que las vacaciones de invierno comenzaron el 2 de julio en algunas provincias, mientras que en otras se inician este 9 de julio. Según datos oficiales, se calculó que por este fin de semana largo viajaron 1 millón de personas.

“Muchas familias se quedarán seguramente algunos días más, aprovechando que ya arrancaron las vacaciones en Chubut, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe y Tucumán”, destacó la cámara pyme.

“Con lluvias y tormentas en buena parte del país, el fin de semana largo del 9 de julio se empalmó con el inicio de las vacaciones de invierno en muchas provincias. Nuevamente, tanto el fin de semana como las vacaciones están mostrando la buena predisposición de las familias a viajar, a pesar de las dificultades económicas”, resaltó en un comunicado.

Sin embargo, el dato más interesante para CAME es el un boom de excursionistas que se espera para el receso invernal. Según las estimaciones en base a encuestas y consultas, al menos nueve millones de personas se trasladarán a ciudades vecinas a pasar el día y disfrutar de las múltiples propuestas y eventos especiales.

Los polos turísticos que recibirán la mayor cantidad de viajeros serán la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Salta, Puerto Iguazú (Misiones), Entre Ríos y Bariloche (Río Negro). Por grandes zonas, la región más concurrida será el Noroeste, con el 18,3% de los arribos; seguida por la zona Centro, con 17% (destacándose, especialmente, Córdoba), provincia de Buenos Aires, con 15% y la zona del Litoral, con 14,5% (fundamentalmente, entre Misiones y Entre Ríos).

A partir del 15 de agosto todas las compañías aéreas podrán vender pasajes sin restricción de precio mínimo. Será para los pasajes ida y vuelta que se compren con 30 días de antelación. La medida era reclamada por los nuevos jugadores del sector aerocomercial, quienes ahora podrán ofrecer pasajes más baratos.

El Ministerio de Transporte eliminará las regulaciones que establecen las tarifas mínimas y la medida comenzará a regir a partir del 15 de agosto próximo para los tickets que se adquieren con al menos 30 días de anticipación y sólo será válida para vuelos de cabotaje porque los internacionales no tienen restricciones de precios. Si bien aún resta que la decisión se haga efectiva a través de una resolución, desde Transporte anticiparon que “ya está todo listo” y se oficializará en los próximos días.

Con esta flexibilización de las tarifas, la cartera que conduce Guillermo Dietrich apunta a darle mayor competitividad al sector ya que con la eliminación de los llamados pisos tarifarios, las compañías aéreas ahora podrán vender pasajes sin ninguna restricción de precio mínimo.

A priori, esta nueva reglamentación favorecerá a las low cost, empresas que en el mundo desarrollan agresivas políticas tarifarias para ganar una cuota del mercado dominado por las compañías tradicionales.