Con Washington a la cabeza, una larga lista de países de la región rechazaron el nombramiento del régimen de Nicolás Maduro en el organismo. Mike Pompeo la definió como una elección “verdaderamente trágica”

El régimen chavista logró este jueves un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU al imponerse a Costa Rica en las elecciones celebradas en la Asamblea General de Naciones Unidas. Sin embargo, a medida que pasaron las horas, las reacciones internacionales comenzaron a hacerse oír, con las quejas de Washington a la cabeza.

“China y Rusia votaron por Nicolás Maduro en el Consejo de DDHH de la ONU. Farsa. Por eso necesitamos una Comisión del Departamento de Estado en Derechos Inalienables. Maduro está destruyendo intencionalmente los derechos humanos de todos los venezolanos”, escribió el secretario de Estado, Mike Pompeo al conocerse la noticia, junto a un comunicado titulado “La ilegítima elección del régimen de Maduro al Consejo de DDHH de la ONU”.

En el comunicado de prensa, Pompeo se refiere al informe sobre las violaciones a los Derechos Humanos elaborado por Michelle Bachellet en julio pasado, y asegura que la elección del jueves refleja los “esfuerzos de Maduro por bloquear cualquier límite a su control represivo”. Además, califica la decisión de “verdaderamente trágica”.

Brasil, que también fue elegido para formar parte de la misma comisión, con Venezuela, anunció que luchará para impedir Caracas como miembro del Consejo pueda legitimar de alguna forma la “dictadura” del presidente Nicolás Maduro. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil atribuyó dicha elección en un comunicado a las deficiencias del sistema multilateral.

En la nota, en la que destacó su “importante” y “justa” victoria al ser reelegido como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Cancillería brasileña dijo que “infelizmente” la Venezuela “del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro” fue elegida para la segunda silla en el organismo reservada para los países latinoamericanos.

El Gobierno argentino de Mauricio Macri, a través de la Cancillería, también repudió la elección de Venezuela para el período 2020-2022, y lamentó que “no se haya cumplido con el compromiso de la Resolución 60/251 de la Asamblea General que promueve la elección para el Consejo de países que respetan y aplican normas estrictas en la promoción y protección de los derechos humanos”.

El Gobierno colombiano aseguró este jueves que la elección de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es una “afrenta” porque el régimen de Nicolás Maduro no tiene la autoridad moral para hacer parte de ese organismo.

“Consideramos que la elección de Venezuela representa una afrenta directa al Consejo y deja en entredicho la legitimidad de este, toda vez que el régimen de Maduro no tiene ni los requisitos ni la autoridad moral para formar parte del Consejo”, dijo la Cancillería colombiana en un comunicado.

Colombia también deploró que la Asamblea General no haya tenido en cuenta las “graves denuncias contenidas en los informes de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, de julio y septiembre de este año”.

En ellos, según el Gobierno de Iván Duque, “se evidencia que la dictadura de Maduro ha cometido crímenes como tortura, ejecuciones extrajudiciales, entre otros, lo cual derivó en el establecimiento de una Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos para que se investiguen las violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela”.

Chile se sumó, por su parte, a los rechazos a la decisión y lamentó este jueves la elección de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la calificó como una “burla” del presidente Nicolás Maduro.

“No puede ser que un Gobierno que viola los derechos humanos (…) sea elegido para un cargo de esa naturaleza”, dijo en una declaración el canciller chileno, Teodoro Ribera, quien consideró que el régimen de Maduro no “merece” ni tiene las “aptitudes necesarias” para ejercer el cargo en esa instancia de la ONU.

“Hoy es un día triste para el pueblo venezolano y para quienes creemos y confiamos en un sistema internacional orientado a garantizar y promover la defensa de los derechos humanos”, manifestó el jefe de la diplomacia chilena.

El gobierno de Maduro, rechazado por más de 50 países que reconocen como mandatario interino al jefe parlamentario, Juan Guaidó, ha sido señalado de graves violaciones de derechos humanos.

El informe Bachelet reportó en julio más de 6.900 muertes por “resistencia a la autoridad” en el último año y medio, muchas de las cuales pueden constituir ejecuciones extrajudiciales. Pero Maduro acusó a Bachelet de “mentir”.

El Consejo de Derechos Humanos se creó en 2006 para sustituir a la Comisión de Derechos Humanos, suprimida tras 60 años de trabajos por la crisis de legitimidad en la que había caído por decisiones vistas como parciales, politizadas y desequilibradas.

Infobae

«Las fuerzas armadas de Venezuela están en condiciones de invadir Colombia ante un eventual ataque y solo tardarían 11 segundos en llegar a Bogotá con sus aviones de combate», afirmó un vocero del gobierno chavista del presidente Nicolás Maduro.

“En 11 segundos, un (avión) Sukhoi (Su-30) está en Bogotá”, aseguró Pedro Carreño, quien fue ministro del Interior en el gobierno de Hugo Chávez y actualmente es miembro de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) integrada solo por chavistas y autodeclarada plenipotenciaria.

Venezuela tiene al menos 20 unidades operativas del cazabombardero Sukhoi Su-30, de fabricación rusa y de características similares a las del F-15E Strike Eagle estadounidense, según la agencia de noticias EFE.

“Ante una agresión militar que se cierne desde Colombia, primero clavaremos nosotros esta bandera en Bogotá”, dijo el dirigente durante una entrevista con la televisora Globovisión.

Carreño, que hizo esa afirmación mientras agitaba una bandera venezolana, agregó que las hipotéticas “fuerzas invasoras” no lograrían entrar en ciudades como Maracaibo, San Antonio o San Cristóbal, todas en el oeste de Venezuela y cercanas a Colombia.

El constituyente sostuvo que un eventual conflicto bélico tendría como teatro de operaciones al territorio colombiano y advirtió que las fuerzas armadas venezolanas conocen las coordenadas de las principales instalaciones del país vecino, tales como puentes, embalses y refinerías.

“Tenemos las coordenadas del palacio de narquiño (en referencia irónica a la Casa de Nariño, sede del gobierno colombiano); del barrio El Nogal, donde vive la oligarquía; del embalse El Quimbo; de la refinería de Barrancabermeja, que es la más grande de Colombia”, enumeró.

“¿O es que los colombianos creen que nosotros somos pendejos y nos vamos a dejar invadir?”, preguntó a continuación.

Por otra parte, Carreño rechazó un reciente artículo de la revista colombiana Semana, que reportó presuntos nexos entre el gobierno de Maduro y grupos irregulares con el objeto de desestabilizar a Colombia.

El semanario publicó documentos que señalan que unos 1.500 combatientes de la guerrilla colombiana son de origen venezolano.

“¿Qué vamos a hacer nosotros con 1.500 combatientes si tenemos a Colombia, que está montándose en una agresión, una escalada militar?”, dijo Carreño y agregó: “Tenemos dos millones de milicianos que se entrenan todos los días abiertamente en los centros de adiestramiento de nuestro país, que tienen su fusil”.

El vocero aseguró que Venezuela tiene al menos 12.000 francotiradores armados con fusiles Dragunov, que, en su opinión, “son infalibles”.

“Un cartucho es un enemigo abatido; es decir, si cada miliciano cada 12 horas echa un tirito, son 24.000 invasores que vamos a abatir en un día; vivo no va a salir quien ose pisar con su bota extranjera la patria de (Simón) Bolívar”, dijo Carreño.

Bolívar es considerado libertador tanto de Venezuela como de Colombia.

Colombia y el régimen chavista de Venezuela atraviesan un nuevo pico de tensión diplomática desde que Maduro anunciara la semana pasada que desplegará un sistema de misiles antiaéreos en la frontera y ordenaran ejercicios militares que comenzaron hoy.

El presidente de Colombia, Iván Duque, respondió que se trató de “bravuconadas” de Maduro y reiteró que el líder chavista protege a los cabecillas de la organización guerrillera Ejército de Liberación Nacional (ELN) y Iván Márquez, Jesús Santrich y otros jefes de las disueltas FARC que abandonaron el proceso de paz colombiano y retomaron las armas.

Las relaciones entre ambos países están rotas desde febrero pasado. Colombia es uno de los 56 países que desconocen el mandato iniciado en enero pasado por Maduro, por entender que surgió de elecciones irregulares, y reconocen como jefe del Estado venezolano a Juan Guaidó, nombrado presidente interino por el parlamento.

telam

Según el organismo del gobierno de Donald Trump, un avión venezolano siguió de forma agresiva a una de sus naves sobre el Mar Caribe.

El Comando Sur de Estados Unidos denunció hoy que un avión venezolano de fabricación rusa «siguió de forma agresiva» a uno de sus naves que sobrevolaban el espacio aéreo internacional sobre el Mar Caribe.

«Venezuela SU-30 Flanker (el tipo de avión) siguió de forma agresiva a la aeronave estadounidense EP-3 a una distancia insegura el 19 de julio, poniendo el peligro la tripulación y la aeronave», denunció el Comando Sur en su cuenta de Twitter.

El avión estadounidense «estaba realizando una misión reconocida y aprobada en espacio aéreo internacional sobre el mar Caribe», agregó el Comando Sur.

El gobierno estadounidense es el aliado más importante que tiene el líder de la oposición y presidente interino proclamado por la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y en los últimos meses ha impuesto un amplio espectro de sanciones económicas, comerciales y políticas al gobierno de Nicolás Maduro y a sectores estratégicos para el oficialismo venezolano.

Telam