Describieron al diario Infobae las reuniones previas y dieron los nombres de los funcionarios que participaron. Además confirmaron que el 30 de abril no era la fecha elegida y dieron su versión sobre por qué se adelantó la revuelta que desnudó el descontento de las Fuerzas Armadas con el régimen de Nicolás Maduro.

Me piden que no publique sus nombres. Ellos son dos de los oficiales que participaron en la acción de respaldo militar del 30 de abril a la que Juan Guaidó llamó «Operación Libertad». Sostienen que en la mesa de negociaciones que llevó a ese día estaban Maikel Moreno (TSJ), el general en Jefe Vladimir Padrino López, el Mayor General Iván Hernández Dala (Dgcim y Casa Militar) y el general de División Manuel Cristopher Figuera (Sebin).

Aseguran que en vista de que la negociación salió de lo que estaba establecido, se separan de ella Maikel Moreno y Padrino López. «Y es ahí donde el grupo, a quien nos tocaba iniciar el movimiento, decidimos adelantarnos e irnos hasta el sitio (autopista a la altura de la Base Aérea La Carlota) porque iban a tomar acciones contra la persona que estaba dirigiendo la negociación que era el general Cristopher».

Nuestra misión era manifestarnos e iniciar la fase final de la Operación Libertad
«Éramos parte –dicen- de toda la negociación que había, de los eventos que se prepararon en los días previos. Nuestra misión era manifestarnos e iniciar la fase final de la Operación Libertad que iba a generar el pronunciamiento de Maikel Moreno (presidente del Tribunal Supremo de Justicia) y del apoyo militar del Ministro de la Defensa (Vladimir Padrino López). Como no se suscitó, de todas las unidades militares que estaban dispuestas para ese día, algunas no se presentaron y los comandos del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) que llegaron al sitio con nosotros, al ver que no hubo pronunciamiento alguno, se retiraron del lugar».

Cuando los consulto sobre qué pruebas hay que eso que están diciendo sea cierto, responden que «tenemos una documentación fotográfica donde los comandos del Sebin estaban con sus brazaletes azules, antes de retirarse», al no llegar sus jefes al lugar.

Explican que dentro de los acuerdos que se hicieron para llevar a cabo la Operación Libertad hubo la obligación de liberar a los presos políticos que estaban en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). «Esa responsabilidad la tenía el jefe de Investigaciones, Coronel Hannover Guerrero. Y en el caso del SEBIN la tenía el comisario Ángel Flores, quien se comprometió a liberar a los presos del Helicoide, además de darle cumplimiento al decreto de indulto presidencial a favor de Leopoldo López, firmado por el presidente Guaidó. También quedó firmado el indulto al comandante Igber Marín Chaparro, al mayor Suárez Ramos, al diputado Juan Requesens y a muchos más».

Insisto en preguntarles qué demuestra que Hernández Dala, Padrino López, Maikel Moreno, Hannover y Flores estuviesen realmente comprometidos con la Operación. Responden que las pruebas están en manos del general Cristopher y que él las enseñará en el momento apropiado. «Fíjese algo, dentro de los agentes que manejaba Hannover hubo funcionarios que cuando fueron contactados por nuestro grupo, le pasaron la novedad y Hannover no hizo nada. Es decir, él nos demostró que sabía de este movimiento. Algunos de los oficiales tienen los mensajes de texto que los sacaremos a la luz pública en su momento».

Hablan de varios funcionarios involucrados que aún no son públicos y destacan que estaba comprometido con ellos el jefe de la Policía Nacional, el general Carlos Pérez Ampueda, quien fue destituido el mismo día y que igual sucedió con el comandante Bastardo, de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

Les argumento en qué momento Padrino López, que es un oficial bastante curtido militarmente hablando, pudiera someterse a un proceso de conversación que lleve adelante el general Cristopher. «Nadie quiere perder su status quo. Usted, que es conocedora de la materia militar, sabe que en el Alto Mando se juegan muchos intereses, mientras que nosotros nos vamos más por la vía del patriotismo y del cambio profundo en Venezuela por una mejor calidad de vida».

Recuerdan que difícilmente un general da un Golpe, que quienes lo hacen son los comandantes. Les insisto: ¿por qué el general Cristopher nunca llegó a Altamira?

«Quizá porque él sabía que no iba a cumplirse lo tratado en la mesa de negociación y que al no pronunciarse Padrino ni Maikel Moreno, a él lo iban a detener. La Operación era para el 1 de mayo y el general Cristopher da la orden que la adelantemos para el 30 de abril, pero luego no se presentó».

En cuanto a en qué momento el Jefe del SEBIN se involucró en la Operación, destacan que fue cuando él descubre que hay otros funcionarios en la negociación. «Cristopher y otros personeros del alto gobierno se reunieron con Leopoldo López y con el presidente Guaidó. También algunos comandantes».

Aseguran que el día antes, es decir el 29 de abril, Cristopher les dio línea de qué hacer al día siguiente. «Hicimos un pacto de caballeros, hicimos un trato por Venezuela sin ningún tipo de interés personal, ni de aspiraciones personales o cargos».

Destacan la crisis del país ante la falta de medicinas, de alimentos «porque para comandar a las tropas hay que buscar una caja de comida, para que paguen el pasaje, porque sus familiares están mal, la tropa llora cuando son entrevistados. La inclemencia que vive el pueblo de a pie, es lo mismo que se vive en los comandos».

«Hay subalternos que no tienen botas militares y el sueldo que ganan no alcanza para cubrir esa necesidad, entonces es como una doble moral exigirle a la tropa sin tener cómo cumplir. En estos momentos la tropa está trabajando por una caja de comida». Aseguran que el 30A la tropa salió alegre, motivada y moralizada por la Operación Libertad.

«Ninguno de esos muchachos fueron engañados. Lo que sucedió es que como vieron que la Operación no se terminó dando como estaba planificada, se asustaron y cuando empezaron a ser llamados de los comandos fueron manipulados. Les ofrecieron que si declaraban en contra de sus superiores, no los iban a meter presos, pero aun cuando lo hicieron igual los detuvieron, los torturaron y los maltrataron porque cayeron en su juego».

Informan que en la Dgcim están varios detenidos y están siendo torturados para tratar de buscar a los comandantes involucrados. «Nuestro acto no fue aislado. No se asaltó ninguna unidad militar. Lo único que hicimos fue cumplir la solicitud del comandante en Jefe de la Fuerza Armada, como reconocemos a Juan Guaidó».

Ninguno de esos muchachos fueron engañados. Lo que sucedió es que se asustaron
El caso Cavim

Fueron enfáticos en asegurar que el Mayor de la Aviación, Andry Federico Carrizalez, quien junto a cinco subalternos pretendió tomar el parque de armas de CAVIM, no estaba comprometido directamente sino que fue una acción espontánea de su parte.

«Nosotros sabíamos que cuando nos pronunciáramos en La Carlota, iba a prender una llama e imaginamos que el Mayor, ante el fragor del combate, tomó la decisión de hacer algo por el pueblo», dicen los dos oficiales de la Operación 30A.

Destacan la política del terror y que por ello «muy pocos tratan de luchar contra ese miedo. Imaginamos que ante la acción nuestra, ese Mayor decidió actuar y fue vilmente atacado por otros efectivos militares en el sitio».

En la Fuerza Armada se abrió una brecha y de verdad se inició el principio del fin de la usurpación
Están convencidos que lejos de desmoralizarse y disminuirse «en la Fuerza Armada surgió una esperanza, se abrió una brecha y de verdad se inició el principio del fin de la usurpación».

Destacan que lo ocurrido el 30 de abril no significa más que la continuidad de la Operación Libertad. «El Movimiento está en pleno desarrollo. Sirvió para ser un eslabón con todas las unidades que están en proceso de perder el miedo».

Soldados en las afueras de la base aérea de La Carlota en Caracas, Venezuela, el martes 30 de abril de 2019. (AP Photo/Ariana Cubillos)
Soldados en las afueras de la base aérea de La Carlota en Caracas, Venezuela, el martes 30 de abril de 2019. (AP Photo/Ariana Cubillos)
Explican que los presos no pudieron ser liberados porque «el jefe de Investigaciones del Sebin no cumplió y el de la Dgcim, tampoco. La política del terror influyó y la gente no quiso avanzar».

Confiesan que mientras estaban en las inmediaciones de La Carlota el 30A, recibieron llamadas de funcionarios del Gobierno y gente que los conocían preguntándoles por qué hacían eso y que dónde habían dejado el legado de Hugo Chávez. «Les respondimos que por menos de lo que está ocurriendo hoy en día, Chávez dio un Golpe de Estado».

Por menos de lo que está ocurriendo hoy en día, Chávez dio un Golpe de Estado
Sobre cuántos militares estaban comprometidos, sacan la cuenta de un destacamento con 200 hombres, además de unas unidades militares que no se plegaron, además unos 120 comandos del Sebin, así como unas unidades que no llegaron porque estaban en espera del desarrollo de los acontecimientos, además de las unidades policiales. «Este movimiento generó una brecha. El militar venezolano tiene que alzar la voz y perderle el miedo a los corruptos, para avanzar y recuperar el país».

Les pregunto qué los impulso a ellos a dar ese paso del 30A, a riesgo de perder su carrera, la amenaza contra ellos y sus familias, de correr el riesgo de perder la libertad e incluso la vida. Responden que «había una negociación de alto nivel que garantizaba un alto porcentaje de que la operación iba a ser exitosa y se garantizaba una negociación en paz».

Sebastiana Barraez para Infobae

Ante la sublevación militar que respalda al presidente interino, Juan Guaidó, y la consecuente respuesta del presidente Maduro, el Metro de Caracas suspendió por seguridad el servicio mientras las calles se llenan de manifestantes y crece la tensión.

El Metro de Caracas anunció que suspendió su servicio hasta nuevo aviso por razones de
seguridad, en atención a la sublevación militar que respalda al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, quien reclama la salida del gobierno de Nicolás Maduro.

«Atención: se le informa a nuestros usuarios que por razones de seguridad el sistema del Metro de Caracas en sus tres líneas no presta servicio comercial hasta nuevo aviso», informó el transporte a traves de su cuenta de twiteer.

Esta decisión del Metro se toma a las pocas horas de que Guaidó llamara a la población y a los militares a tomar las calles para reclamar la salida de Maduro.

Las palabras de Guaidó
El presidente interino de Venezuela habló a los ciudadanos que se reunieron en torno a la base aérea La Carlota y los convocó a mantener «esta lucha por la libertad».
Munido de un megáfono, el líder opositor, franqueado por Leopoldo López, también arengó a los miembros de las Fuerzas Armadas «a seguir luchando por la Patria, desde este lado», mientras en las inmediaciones de la base militar sube la tensión con conatos de enfrentamientos con fuerzas chavistas.

Subido a un vehículo, vistiendo saco y camisa sin corbata, el dirigente opositor aseguró a los manifestantes que «los 24 estados de Venezuela han asumido el cambio», que no tiene «retorno»,aseguró.

Maduro llamó a movilizar

Maduro afirmó que tiene la lealtad de los militares y llama a una movilización, dice que le manifestaron su lealtad y llamó a una movilización popular «para asegurar la victoria de la paz».

«¡Nervios de Acero! He conversado con los Comandantes de todas las REDI y ZODI del País, quienes me han manifestado su total lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la Paz. «¡Venceremos!», dijo el mandatario a travésde su cuenta de Twitter.

Telam

Un nuevo corte del suministro afectó gran parte del territorio venezolano,incluyendo zonas de Caracas, donde se interrumpió el servicio del subterráneo, tres semanas después de otro corte que dejó sin luz a casi todo el país.

El diputado opositor Carlos Valero dijo en su cuenta de Twitter que además de Caracas, otros 14 de los 23 estados de Venezuela sufrieron el nuevo corte, aunque no dio más detalles.

Este nuevo corte ocurre después de la falla masiva que sufrió Venezuela el pasado día 7 y que mantuvo al país prácticamente en la oscuridad hasta que el gobierno del presidente Nicolás Maduro pudo controlarlo, cinco días después.

El gobierno dijo entonces que un sabotaje a la sala de control de la central hidroeléctrica de Guri, la principal del país y que aporta energía a cerca de 70 % del territorio, fue la causa del fallo.

Maduro responsabilizó entonces directamente a Estados Unidos y a la oposición venezolana del «sabotaje», armando, además, que había habido ataques»electromagnéticos» contra el sistema eléctrico.

La oposición venezolana ha responsabilizado al gobierno de Maduro de los fallos en el sistema,asegurando que la ineptitud y la mala gestión de los millonarios recursos destinados al sector eléctrico fueron las reales causas del masivo corte.

La Alta Comisionada de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, denunció que las fuerzas de seguridad venezolanas, respaldadas por milicias progubernamentales, han reprimido la disidencia pacífica con uso excesivo de la fuerza, muertes y torturas que han sido documentadas por su oficina.

«Estoy muy preocupada por el debilitamiento de la democracia, especialmente por la continua criminalización de las protestas pacíficas», aseguró la chilena. Y agregó: «En el contexto de la última ola de protestas en todo el país contra el Gobierno, en los primeros dos meses de este año, mi oficina documentó numerosas violaciones a los derechos humanos y abusos por parte de las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales -los ‘colectivos armados’- incluyendo el uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas, amenazas e intimidaciones».

En la comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, la ex presidente de Chile citó denuncias de que la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional (FAES) había ejecutado a 37 personas en enero en Caracas en redadas ilegales en casas de zonas pobres que apoyaban a la oposición.

Bachelet, además, pidió al régimen de Venezuela que garantice a los expertos de su oficina que actualmente están en ese país el acceso a los lugares y personas que elijan, sin represalias contra los entrevistados.

«Un equipo técnico de mi oficina se encuentra actualmente en el país y considero que esta es una primera medida positiva», destacó Bachelet en una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, donde señaló que «es esencial que el equipo tenga acceso total y sin restricciones».

También pidió que no haya represalias «contra ninguna persona que se haya entrevistado o haya tratado de entrevistarse con ellos», sin dar detalles sobre las personas con las que su equipo está contactando.

La misión técnica está en Venezuela para estudiar una posible visita de Bachelet, ya que el Gobierno de Maduro le ha extendido una invitación, pero el organismo de Naciones Unidas quiere asegurarse de que tendrá libre acceso a opositores y disidentes.

En su intervención, Bachelet analizó las situación de los derechos humanos en Venezuela durante el último año, período en el que según la ex presidente chilena continúa habiendo una grave crisis que «constituye, además, un inquietante factor de desestabilización regional».

«Desde junio de 2018, el ejercicio de los derechos sociales y económicos ha seguido deteriorándose continuamente», subrayó Bachelet, quien destacó que las autoridades venezolanas «se han negado a reconocer las dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos, alimentación y servicios básicos».

Añadió que su oficina continúa investigando las denuncias de ejecuciones extrajudiciales, con al menos 205 muertes atribuidas a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en 2017 y otras 37 sólo en las protestas del pasado enero, coincidiendo con la juramentación del líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

«La mayoría de estas muertes se han producido según un patrón similar, ocurren durante allanamientos ilegales de domicilio realizados por las FAES, y posteriormente estos órganos notifican el fallecimiento como resultado de una confrontación armada», explicó Bachelet.

«También me inquieta el aumento de las restricciones a la libertad de expresión y de prensa en Venezuela», subrayó la alta comisionada, quien denunció que la «ley contra el odio» aprobada por el régimen en noviembre de 2017 se ha usado arbitrariamente contra periodistas, dirigentes de la oposición y disidentes.

En lo social, Bachelet dijo que los recientes apagones en Venezuela «simbolizan los problemas de infraestructura que afronta el país», donde un millón de niños han dejado de ir a la escuela por problemas económicos de familias y escuelas o por la simple falta de docentes, muchos de los cuales han emigrado a otros países.

«La polarización está agravando una situación ya de por sí crítica», concluyó la alta comisionada, quien destacó que «es preciso que se alcance un acuerdo para una solución política».

En su discurso también señaló que las sanciones de Washington a Caracas, que afectan entre otros aspectos la venta de crudo venezolano a EEUU, «pueden contribuir a agravar la situación económica».

La visita de la Comisión enviada por Michel Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha ido dejando una estela de decepción y frustración entre militares detenidos y sus familiares.

El 14 de marzo la Comisión se presentó a la Cárcel de Ramo Verde. Fueron trasladados por funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro por los mejores sitios, prepararon un escenario para que se observara a varias personas jugando en la cancha, los llevaron por la lavandería y todo pintado y arreglado.

A los militares de la Operación David (así se llama a quienes participaron en el asalto al Fuerte Paramacay el 6 de agosto 2017), del Grupo del piloto del CICPC Óscar Pérez y a todos aquellos señalados de conspirar e imputados por delitos como Traición a la Patria, Instigación a la Rebelión y Contra el Decoro Militar, les fue ordenado por los custodios de la cárcel subir a las celdas, pero la mayoría se negó y así lograron visualizar a la Comisión de la ONU.

En tanto, en la Dirección General de Contrainteligencia Militar están los militares detenidos por sospechas de conspiración e imputados por Instigación a la Rebelión, Traición a la Patria y/o contra el decoro militar.

Hace semanas empezaron un acelerado proceso de remodelación, preparándose para la visita de Bachelet con la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Infobae

Se suspendieron las clases y la jornada laboral después de que la capital y otras ciudades amanecieran sin energía eléctrica por un problema que afectó el jueves a la principal central hidroeléctrica del país.

El gobierno de Nicolás Maduro suspendió este viernes las clases y la jornada laboral en Venezuela después de que la capital y otras ciudades amanecieran sin energía eléctrica por un problema que afectó el jueves a la principal central hidroeléctrica del país.

Gran parte de Venezuela no tenía luz desde el jueves por la tarde, en un extenso apagón que afectó el servicio de telefonía y el servicio del subte.

El presidente Maduro «ha suspendido las clases y jornadas laborales el día de hoy, en aras de facilitar los trabajos y esfuerzos para la recuperación del servicio eléctrico en el país, víctima de la guerra eléctrica imperial!», escribió la vicepresidenta Delcy Rodríguez en su cuenta de Twitter.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, denunció que se trató de un «acto de sabotaje» con intención criminal de «aquellos que persisten en sus deseos de dañar al pueblo venezolano».

Los cortes de energía eléctrica se han vuelto frecuentes en un país que enfrenta cinco años de recesión con hiperinflación y deterioro en la calidad de los servicios públicos.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, se refirió al incidente con un sarcástico tuit: «No hay comida. No hay medicinas. Ahora no hay electricidad. Lo próximo, no habrá Maduro».

“Los analistas internacionales vemos con preocupación lo que pueda pasar en esa zona”, dijo a LV7 Jesica Petrino, analista internacional y periodista.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este jueves el cierre de la frontera terrestre con Brasil y advirtió que evalúa tomar idéntica medida con relación a los pasos limítrofes que comunican a su país con Colombia.

«He decidido en el sur de Venezuela, a partir de las 20 horas (19 de Argentina), que queda cerrada total y hasta nuevo aviso la frontera terrestre con Brasil», anunció Maduro durante una videoconferencia con el alto mando militar desde el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb), informaron los medios de prensa locales.

La drástica medida del gobernante venezolano se conoció en medio de la puja política desatada en torno a la ayuda humanitaria que pretenden hacer ingresar a Venezuela los países que apoyan a Juan Guaidó, quien se autoproclamó como presidente del país el 23 de enero pasado por encargo de la Asamblea nacional (AN, Parlamento), dominada por la oposición.

Esa ayuda fue almacenada en centros de acopio situados en la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta, en el estado brasileño de Roraima y en la isla caribeña de Curazao, bajo dominio del Reino de los Países Bajos.

«Estoy evaluando un cierre total de la frontera con Colombia. Hombre prevenido vale por dos, pueblo prevenido vale por dos», dijo Maduro tras anunciar la decisión de bloquear los pasos con Brasil.

Maduro rechaza la ayuda humanitaria, mayormente medicinas y alimentos, enviada por Estados Unidos y otros países que reconocen a Guaidó como presidente y, en cambio, anunció la llegada de unas 300 toneladas de ayuda procedentes de Rusia, que mantiene con firmeza su apoyo al chavismo.

El lunes pasado, se había anunciado el cierre de las comunicaciones por aire, mar y tierra con las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire.

«Las provocaciones continúan con la supuesta y falsa ayuda humanitaria. Ya lo he dicho en varias oportunidades, es una campaña de un cinismo sin límites, cínica, farisea, hipócrita. Qué ayuda humanitaria van a ser cuatro góndolas de comida podrida que le sobraban al Ejército de Estados Unidos, que ha provocado incluso heridos y hasta fallecidos en Cúcuta», afirmó Maduro.

Precisamente en Cucucta, este sábado se realizara un festival de música para recaudar ayuda humanitaria y participaran Diego Torres, Carlos Vives y Juanes entre otros.

Petrino indicó que la decisión de Juan Guadios de convocar a la gente a la frontera puede traer aparejados problemas “más aun si al festival concurre Iván Duque, presidente de Colombia”.

La Conferencia Mundial de la Crisis Humanitaria en Venezuela, realizada este jueves en la sede de la OEA, inició con un duro video que resaltó la necesidad de la ayuda internacional para paliar la situación que viven sus ciudadanos, una asistencia que a su vez pone presión sobre el régimen de Nicolás Maduro.

Tras los agradecimientos iniciales y antes de presentar a los oradores David Smolansky, coordinador del Grupo de Trabajo para los Migrantes y Refugiados de la OEA, indicó: «Vamos a comenzar con un video de lo que es la situación en Venezuela».

Imágenes que retratan el sufrimiento de los venezolanos ante la crisis económica y social fueron combinadas con datos que repasan cómo se llegó a la situación y los efectos de la misma. «Tierra de oportunidades que fue durante años punta de lanza del desarrollo de América Latina, hoy vive la peor crisis humanitaria de sus 200 años de historia republicana», contrastó la proyección.

«Quienes hoy usurpan el poder despilfarraron y saquearon al país durante 20 años dejando una huella de crisis y miseria», denunció la oposición, afirmando que para «doblegar» el hambre y dolor al que es sometido el pueblo, «el mundo no puede ser indiferente».

Unas 60 delegaciones internacionales, representantes del sector privado y decenas de ONG y miembros de la sociedad civil fueron convocadas al evento y seguían con atención las imágenes.

El diario italiano Corriere della Sera publicó un extracto de la misiva que el Sumo Pontífice le envió al mandatario venezolano. Se dirigió al jefe de Estado como «Excelentísimo señor» y no como presidente. El líder de la Iglesia Católica subrayó «la necesidad de evitar cualquier forma de derramamiento de sangre»

El papa Francisco recordó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que ya en el pasado «lo que se acordó en las reuniones no fue seguido por acciones concretas», según la carta de respuesta a la petición de mediación por parte del mandatario y que publica este miércoles solo en una mínima parte el diario Corriere della Sera.

El periódico milanés publicó una parte de la carta en la que se lee que está dirigida al «Excelentísimo señor», y no presidente, Nicolás Maduro Moros, y lleva la fecha del 7 de febrero de 2019.

Según el artículo, Francisco recuerda los repetidos intentos solicitados por Maduro y realizados por la Santa Sede en los últimos años para «tratar de encontrar una salida a la crisis venezolana».

Lo que se había acordado en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para implementar los acuerdos.»Desafortunadamente, todos fueron interrumpidos porque lo que se había acordado en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para implementar los acuerdos», escribe el pontífice, según Corriere della Sera.

El papa argentino continúa diciendo que esa serie de solicitudes que ya en el pasado se consideraron «indispensables para que el diálogo se desarrolle de manera fructífera y efectiva» y «otras que se han agregado como resultado de la evolución de la situación» son más necesarias que nunca.

Lo dijo al volver de Emiratos Árabes, donde terminó una visita histórica. También admitió por primera vez que hubo curas que abusaron de monjas.

El papa Francisco aseguró este martes que una posible mediación suya en Venezuela debe ser a partir de un pedido de ambos sectores, tanto del Gobierno oficial como del que encabeza Juan Guaidó. Lo dijo en su vuelo de regreso desde Emiratos Arabes, y luego de que trascendiera la carta que le envió Nicolás Maduro días atrás.

«Las condiciones iniciales son que las dos partes pidan» una mediación, declaró a la prensa Jorge Bergoglio, y confirmó que recibió una carta de Maduro pero que todavía no la ha leído.

«Leeré la carta de Maduro y veré qué se puede hacer, pero las condiciones preliminares son que ambas partes lo soliciten. Siempre estamos disponibles», remarcó Francisco.

Clarín

El Parlamento Europeo se convirtió este jueves en la primera institución europea en reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, aumentando la presión sobre los países del bloque a los que insta a imitarlo.

La Eurocámara «reconoce a Juan Guaidó como presidente interino legítimo de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con la Constitución venezolana», reza la resolución aprobada por 439 votos a favor, 104 en contra y 88 abstenciones.