Los empleados están suspendidos debido a la clausura de las destilerías. Desde este lunes cortan la ruta 38, a la altura del Río Gastona (traza nueva) y de León Rougés (traza vieja).

Trabajadores de los ingenios Corona y Santa Rosa cortan la ruta 38 (traza nueva y vieja) en señal de protesta ante la decisión de autoridades de la Secretaría de Energía de la Nación de clausurar las destilerías de ambas fábricas.

Los obreros están sin poder ingresar a las plantas y aún no lograron cobrar sus últimos haberes.

Los empresarios aducen que la suspensión laboral y el atraso del pago obedecen a los problemas que les trajo la decisión de la Secretaría de Energía de la Nación, que decidió clausurar ambas destilerías a causa de anomalías que habrían detectado en una auditoría practicada.