Triaca ocupaba actualmente la Secretaría de Trabajo, luego de que esa cartera fuera degradada como ministerio tras el furioso fin de semana de principio de septiembre que terminó con una drástica reducción del Gabinete nacional.

Trabajo quedó luego de ese cambio bajo la órbita del Ministerio de la Producción, en manos de Dante Sica, quien desde que asumió gana cada vez más poder y peso dentro de la estructura de decisión del Gobierno.

La dimisión de Triaca será oficializada mañana a través de una conferencia de prensa que brindará junto al ministro de Producción con quien ya inició una suerte de “transición” en el área laboral: sin embargo, la renuncia se hará efectiva a comienzos de diciembre.

La salida del ex diputado nacional, que había quedado golpeado por el escándalo que se generó por haber ubicado a una empleada suya en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), se da luego de que la Justicia empezara a investigar una denuncia por presunto desvío de fondos durante la intervención de la Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina (Upsra).

Asimismo, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina (Sutcapra), Leandro Nazarre, había presentado el pasado martes una denuncia contra Triaca por la presunta comisión de los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El último fin de semana Sica había descartado los fuertes rumores de renuncia que estuvieron a la orden del día tanto en los pasillos de la Casa Rosada como en los distintos gremios: “Jorge por ahora sigue siendo el secretario de Trabajo. Eso significa que no tenemos pensado ningún cambio en el corto plazo”, sostuvo el funcionario nacional.

En declaraciones radiales, el titular de la cartera productiva había reconocido que “a partir de una denuncia que se está tratando siempre se generan este tipo de rumores”. “Pero hasta ahora no hay ningún cambio”, había insistido Sica.